Más

Christopher Barquero

Recibir actualizaciones de Christopher Barquero
 

7 razones por las cuales dejar el pasado atrás y perdonar

Publicado: 03/09/2013 10:43

Perdonar
Getty

Hace unos días leía que "el perdón es algo curioso; calienta el corazón y enfría la picadura". "El perdón no nos viene fácil a la mayoría de nosotros y que cada vez que alguien nos lastima, quedamos con un sentimiento de herida, ira y venganza. Nos es muy difícil pasar por alto la herida que alguien nos ha infligido. Pero el perdón no es olvido, es simplemente soltar la herida. No es algo que damos a otros sino a nosotros mismos", decía el texto que leí.

Y es que perdonar es básico para poder disfrutar de una vida más plena, es entender que nosotros somos quienes dejamos que las situaciones o personas nos afecten, es analizar las razones por las cuales reaccionamos de determinado modo o bien nos compartamos groseros, soberbios, irritados con todas las demás personas en nuestro camino. Perdonar a los demás es básico, pero créame, perdonarnos a nosotros mismos nos ayuda a soltar, a viajar más livianos para que podamos seguir adelante en el camino adecuado y con menos obstáculos hacia nuestras metas, objetivos, proyectos de vida y laborales. Sin dejar de lado lo más importante: que aporta que seamos mejores personas y tengamos una vida más placentera.

En el libro de tareas diarias de Una vida mejor de Joel Osteen, varios capítulos son dedicados al perdón. De todo lo que ahí se menciona he agrupado las ideas principales y me han resultado 7 reflexiones que te comparto para que de una vez por todas te decidas a dejar el pasado atrás y perdonar.

"Cuando se cierra una puerta, hay otra que se abre. Pero muchas veces nos quedamos mirando la puerta cerrada durante tanto tiempo que no vemos la que se abre delante de nosotros", Alexander Graham Bell.
A todos nos suceden cosas quizás nada agradables o que no estaban en nuestros planes y todos podemos echarle la culpa de cómo nos sentimos a los demás o a las circunstancias. Quizás las razones que tengas sobre porqué te están sucediendo esas cosas son válidas y todo lo que estás experimentando no es precisamente lo que desearías haber vivido. De pronto se trata de una enfermedad, un negocio frustrado, una relación que terminó, la traición de un amigo, una baja en tus ingresos y demás. La cosa es que si deseas salir adelante no puedes estar concentrándote solamente en esas situaciones que desde ya forman parte de tu pasado, debes dejarlas de lado, liberarte de los "por qué a mí" y la mentalidad de víctima y cambiar de canal, así como lo haces cuando te encuentras algo en la televisión que no te agrada, simplemente tomas el control remoto y cambias de canal. Cámbiate a lo positivo, a dejar de quejarte y a concentrarte en dar lo mejor y entender qué es lo que debes hacer para salir adelante. Recuerda que como aprendiste en otras columnas, los pensamientos y las palabras definen nuestro futura y nuestra realidad. Así de simple, ¡tú decides!

"Quien no puede perdonar a otros, rompe el puente por el que él mismo puede pasar", Corrie Ten Boom.
Para dejar el pasado tendrás que avanzar. A veces hemos elegido tanto el temor en nuestras vidas que se vuelve nuestra zona de confort y la felicidad nos asusta. A veces, pasamos tantos días, semanas, meses o años concentramos en lo que nos pasa que no vemos la salida hacia lo que realmente podemos lograr. La idea es usar lo que te pasa como un puente hacia mejores situaciones, siempre y cuando te esfuerces en ver la manera correcta de salir del pasado. Si te tiran piedras úsalas para hacer una montaña y pasar al otro lado, no te concentres en esquivarlas. Si realmente deseas salir adelante, estar mejor y lograr lo que deseas, debes quitarte el traje de autocompasión, dejar las excusas y de culpar a los demás por lo que te ha sucedido. Nadie más que usted es el arquitecto y constructor de su propia vida y en sus manos tiene la solución: empiece a perdonarse por haber elegido que lo que los demás hayan dicho o hecho le haya afectado y perdone también a esas personas que la vida le ha puesto en el camino. Tómese el tiempo ahora mismo de hacer una lista, de analizar de quienes necesita perdón y a quienes necesita perdonar. Hágalo, ¡es por su bien!

"Cuando perdonamos no estamos cambiando el pasado, pero sí el futuro", Bernard Meltzer.
Cuando usted perdona no le hace un favor a la otra persona, todo el beneficio lo atrae hacia usted. Albergando odio, ira, resentimientos, rencor, dolor y enojo hacia los demás, solo le traerá depresión, frustración y mucho bloqueo en su vida. La desgracia y tristeza se apoderan de usted y estos sentimientos hasta pueden llegar a somatizarse, manifestarse como enfermedades, tal y como lo comenté en una columna anterior. Recuerde que cargar todo eso, no solo afecta su vida, sino que además todas las relaciones de trabajo, familiares, sociales, amigos con quien usted convive. Siempre conviene escarbarle, buscar, con ayuda de un profesional para llegar a la raíz de esos sentimientos, porque te aseguro que una gran cantidad de veces nuestras reacciones vienen de situaciones que debemos sanar por hechos que nos marcaron en la niñez, en la adolescencia, una etapa adulta o más reciente. Cuando sanas esas heridas, eres libre para vivir el presente, dejando totalmente el pasado atrás. Esto puede tomar tiempo pero es lo más conveniente que alguien puede hacer en su vida para gozar de plenitud.

"No permitiré que nadie reduzca o degrade mi alma haciendo que lo odie", Booker T. Washington.
En ocasiones, estamos tan aferrados a que nuestra idea es la única que nos conviene. Incluso algunos podrían cambiar el Padre Nuestro y rezar algo más o menos así: "hágase tu voluntad en el Cielo como en la Tierra, pero recuerda que tienes que darme tal casa, tal pareja, tal carro, tal empleo". Es decir, condicionamos a la vida, no somos flexibles, no estamos dispuestos a cambiar de rumbo, a empezar a escuchar a la vida y decidirnos ir por el rumbo que nos corresponde. ¿Qué situaciones cree que podrían estar mejor en su vida si tuviera un cambio de rumbo en ese aspecto? ¿Qué situaciones debe sanar, debe perdonar para soltar, avanzar en la vida? Si usted no perdona, la congoja y problemas no desaparecerán de su vida. Le repito: ¡usted decide!

"Abandonar equivale a rendirse, abandonarlo todo en manos de Dios es creer", A. W. Tozer.
Todo en la vida tiene su momento y su lugar. Ni antes ni después. Si usted cree que debe tomar la justicia en sus manos sobre lo que los demás han hecho y dicho y cómo le ha afectado en su vida, esta equivocado. Como ya vimos en otra columna también, no debes pagar con la misma moneda. Ocúpese en sanar cada raíz que evoca dolor, sufrimientos, tristeza y angustia en su vida. Confíe en que todo estará bien, si usted actúa bien, el bien será lo que la vida le devuelva. Vibre en positivo, en amor. En vez de concentrarse en lo que pasó y lo que no ha pasado, agradezca las experiencias que la vida le ha concedido y avance en positivo, recuerde que el amor y la fe, mueven montañas.

"No permitas que aquello que no puedes hacer interfiera con aquello que sí puede hacer", John Wooden.
Lo que está hecho, hecho está, afortunadamente tienes todo un camino por delante. Evita ser como la gran mayoría de personas que se concentra en lo que pasó, en lo que los ha detenido, apartándose del camino a donde iban y se la pasan días lamentándose por lo que sucedió, en vez de quitarse el polvo de la caída y salir adelante. Repóngase de todo lo que la vida le ha presentado, no se detenga demasiado tiempo en el pasado y canalice toda la energía en salir adelante en no castigarse por lo que le ha pasado. No pierda las oportunidades que la vida tiene para usted, por vivir en el pasado. Si nos concentramos en lo que podemos hacer, lo logramos. Camine hacia delante. Como dice Cristina Saralegui, "pa' trás, ni pa' tomar impulso".

Así que en tus manos está, tú decides si vives en tu pasado o empiezas a perdonar para recibir todo lo que la vida tiene para ti ¡aquí y ahora!

Y recuerda: ¡Sonríe, agradece y abraza tu vida!

Sobre todo: ¡a despertar a la vida, gente! Para VIVIR.

TAMBIÉN VE:

 

Seguir a Christopher Barquero en Twitter: www.twitter.com/@ChrisBarquero

SIGUE VOCES