Más

Cesar Leo Marcus

Recibir actualizaciones de Cesar Leo Marcus
 

¡Ser o no ser!, esa es la cuestión

Publicado: 11/05/2012 07:15

¡Ser o no ser!, esa es la cuestión. ¿Qué es más digno para el alma noble, sufrir la porfía del rigor o rebelarse contra las desdichas?, ¿sufrir sin reaccionar o tomar las armas contra el mar de adversidades, oponiéndose a ellas?, ¿soportar los latigazos del injusto opresor, el desprecio del orgulloso, el dolor del desamor, la tardanza de la ley, la insolencia del poder, o luchar contra ellos hasta agotar sus fuerzas?...
Fragmentos de Hamlet de William Shakespeare (1564-1616)

En este fragmento de Hamlet, vemos la diferencia entre ser víctima o luchador, Ser resignado o exitoso... Entonces la pregunta principal es: ¿qué desea ser?, ¿una víctima resignada o un luchador exitoso?. La respuesta es obvia.

¿Dónde está el error?
El error es que se ha creado dentro suyo una división, le han inculcado el ideal de "cómo debería ser", olvidando quién realmente es, le obsesiona el ideal futuro, olvidando la realidad presente, si sus ojos están mirando al futuro lejano, no pueden mirar hacia dentro, la mente está ocupada pensando "qué hacer, cómo hacerlo, cómo llegar a ser", cuando en realidad no puedes ser diferente de lo que eres. Repite tu verdad "sólo puedo ser yo mismo", tu mente se concentrara en el "aquí y ahora", verás quien eres, desaparecerá la división y serás uno.

Sé uno contigo mismo
Por ejemplo, si en algún momento te sientes triste, no importa el motivo, pero estás triste, la "sociedad" te dirá: "está mal, no deberías estar triste, tienes que estar contento", pero tu verdad en ese momento es la tristeza, "no deberías estar así, tienes que estar contento, ¡sonríe! ¿qué van a pensar de ti?", el problema es que finges, disimulas, logras sonreír, pero entonces te divides, porque has reprimido la verdad, te has vuelto falso, hasta eres incapaz de conocerte, ¿cómo te vas a conocer si no te aceptas?, ¿qué hay que hacer entonces?. Cuando estés triste acepta la tristeza: eso eres tú en ese momento, en ese instante, vive tu tristeza con total autenticidad, llora si hace falta, pero deja que la tristeza fluya por ti, y "milagrosamente" desaparecerá, así como llegó se ira, en cambio si finges y disimulas, como quieren "los demás", la tristeza se hará crónica y nunca te abandonara. En realidad, no es la tristeza la que te causa dolor, el dolor es creer que estar triste está mal, y esto se convierte en un problema creando ansiedad psicológica. Es la interpretación, no el hecho, el hecho siempre es liberador, no se trata de tener un motivo, en este momento estás así, en este momento ésta es tu verdad, en el siguiente instante tal vez estés enfadado, acéptalo, y luego podrías sentirte de otra manera, acéptalo también.

Como ser una víctima resignada
La mayoría de las personas viven reprimidas y la represión es vivir la vida que no les corresponde, haciendo cosas que nunca han querido hacer, siendo las personas que no son en realidad, fingiendo y disimulando, como quieren "los demás", viviendo en un largo y lento suicidio. Las personas reprimidas se perjudica a sí mismas transformándose en víctimas, y en cierto modo son peligrosas, ya que no pueden amarse a sí mismos, ni a los demás. La sociedad moderna ha hecho una gran jugada, ha enfrentado a todo el mundo consigo mismo, así que tú estás luchando contigo continuamente y no te queda energía para hacer otra cosa. ¿No has podido comprobar que te ocurre esto?, estás continuamente luchando, no sabes quién eres, no sabes dónde vas, no sabes qué haces aquí, ni siquiera sabes por qué estás aquí. Te ha confundido de verdad, porque ha desarrollado una gran destreza para condicionar a las personas y todo el mundo está condicionado.

Salir de la cárcel interna
El tema es como romper las cadenas, como liberarnos. La cárcel se llama condicionamiento, y comienza en el momento en que el ser humano nace, desde su primer aliento, es inevitable. Los padres le condicionan, los niños con los que juega le condicionan, los vecinos, la escuela, la iglesia y el estado le condicionan, no existe condicionamiento consciente, pero inconscientemente el niño va acumulándolo cada vez más, recordemos que el niño aprende imitando y este forma de vida es una situación habitual en el mundo, todo el mundo está condicionado, en otras palabras, todo el mundo esta preso. Y para salir de prisión primero debemos romper las cadenas del pasado, (no es como quitarse la ropa.... es como quitarse la piel), sabiendo que el mayor miedo a renunciar al condicionamiento es el miedo a descubrir su verdadero pasado, su verdadera mente, su verdadero ego, es mirar quien eres en realidad, es mirarse descarnadamente en el espejo, seguramente no le gustara lo que vea, pero el espejo no miente, y debe aprender a amar lo que ve en el, así como es.

Como ser un luchador exitoso
La expresión es vida, la cárcel es parálisis, la represión es muerte. Vive una vida de expresión, de creatividad, de alegría, vive como tú deseas vivir, vive de la forma que Dios ha querido que vivas, vive de forma natural, sin miedos, hazle caso a tus instintos, hazle caso a tu cuerpo, a tu corazón, a tu inteligencia, confía en ti mismo, ve a donde quiera llevarte tu espontaneidad, fluyendo espontáneamente con tu vida natural, un día te encontrarás a las puertas de lo divino y comprenderás que no habrás perdido nada, por el contrario, has ganado todo.

Hasta la próxima

 
SIGUE VOCES