Más

Cesar Leo Marcus

Recibir actualizaciones de Cesar Leo Marcus
 

Estamos perdiendo la Guerra del Miedo...

Publicado: 14/09/2012 09:28

chris stevens

Todavía repican en mi cabeza las palabras del entonces Presidente de los Estados Unidos luego del ataque a las Torres Gemelas y el asesinato de mas de tres mil ciudadanos americanos:

"Este será otro tipo de conflicto contra otro tipo de enemigo, es un conflicto sin campos de batalla ni cabezas de playa... sabemos que la victoria contra el terrorismo no se logrará en una sola batalla, sino en una serie de acciones decisivas contra organizaciones de terroristas, y contra los que les dan asilo y los apoyan... tenemos mucho que hacer, y les pido al pueblo estadounidense paciencia, ya que el conflicto no será corto, les pido resolución, ya que el conflicto no será fácil, les pido fuerza porque el camino a la victoria podrá ser largo... no atacaron edificios, atacaron lo mejor que hay en nuestro país, el valor a la libertad y el valor a las convicciones, eso es lo que somos y eso es lo que nuestros enemigos odian, y es por eso los iremos a buscar donde se encuentren", Presidente George W. Bush, 15 de setiembre de 2001.

torres gemelas

Y esas palabras están vivas aún hoy, cuando veo las imágenes del Embajador de los Estados Unidos asesinado vilmente en Libia, y la quema de la bandera de los Estados Unidos en su embajada en Egipto. Recuerdo aquellas palabras, porque me preocupan las palabras del actual Presidente de los Estados Unidos:

"Trabajaremos en conjunto con el gobierno libio para poner ante la justicia a los asesinos que atacaron a nuestros diplomáticos"
, dijo Barak Obama, es decir que en lugar de exigir respuestas, de exigir justicia, de exigir castigo, solicitamos al gobierno de Libia, que fue quien permitió el asesinato del Embajador Chris Stevens que investigue el crimen, probablemente en unos días aparezca el cadáver de un "homeless" al que culparan del asesinato y de esa forma cerraran el caso.

O vamos o vienen...
Una cosa muy distinta es "Los iremos a buscar donde se encuentren" a "Trabajaremos en conjunto", pero nada es nuevo, recuerdo en durante la presidencia de Bill Clinton los hechos fueron muy parecidos, por ejemplo, en noviembre de 1995, seis estadounidenses mueren cuando un carro-bomba estalla en los cuarteles militares de Estados Unidos en Riyadh, Arabia Saudita, entonces el Presidente Clinton envió "una enérgica carta de protesta", a los pocos meses, en junio de 1996, diecinueve estadounidenses mueren cuando un camión-bomba explota en el complejo Khobar Towers en Darhan, de Arabia Saudita, y el Presidente Clinton envía otra "una enérgica carta de protesta", en agosto de 1998, cuando doscientas veinticuatro personas murieron al explotar dos carros-bombas fuera de las embajadas norteamericanas en Nairobi, Kenya, y Dar el Salaam, Tanzania, y el Presidente Clinton envió "otras enérgicas cartas de protesta", en octubre del 2000, cuando diecisiete marinos estadounidenses mueren en el puerto de Adén, en Yemen y ¿adivinen que pasó?, el Presidente Clinton envió "una enérgica carta de protesta". Estos son ejemplos, pero hay mas datos que no dejan dudas de los errores en política exterior cometidos por la administración Clinton, y que llevaron al terrorismo islámico a planificar impunemente la destrucción de las Torres Gemelas, asesinando a mas de tres mil residentes americanos.

Mi Dios o tu Dios...
En el siglo XX vivimos tres guerras mundiales, las dos conocidas y la tercera que se caracterizo por desarrollarse en forma de guerrillas, en Vietnam, Corea y Latinoamérica. La cuarta guerra mundial comenzó el 11 de setiembre del 2001, pero la diferencia es que la guerra del siglo XXI, no es por dinero ni el petróleo, no es por las tierras y el poder, no es entre ricos y pobres, la guerra del siglo XXI es por la mente, por el pensamiento, por las creencias, por las libertades... por la forma de vida.
Samuel Huntington el autor de la teoría del "choque de civilizaciones", quien afirmaba ya en 1993 que los principales conflictos mundiales del siglo XXI no serían entre ideologías ni entre estados-nación, sino entre civilizaciones con sistemas de valores distintos. En su libro vaticino un enfrentamiento entre culturas, que nadie tomo en cuenta hasta ahora, pero cuando recorremos la web, y aparecen las imágenes del asesinato del Embajador Chris Stevens, vemos resurgir los temores más sombríos de Huntington.

Recuerdo que el Papa Juan Pablo II expresó en la encíclica Sollicitudo rei sociales

"que aun cuando se aduzca como motivación de las acciones inhumanas cualquier ideología o la creación de una sociedad mejor, los actos del terrorismo nunca serán justificables". Incluso el actual Papa Benedicto XVI en la Universidad Alemana de Ratisbona, en setiembre del 2006, fue mucho más categórico, cuando dijo "...Igualmente deploramos las acciones violentas de protesta ante una ofensa, porque esto no puede faltar al verdadero espíritu de toda religión. La intolerancia física, real o verbal, venga de donde venga, como acción o como reacción, constituye siempre una seria amenaza a la paz".

"No actuar racionalmente se opone a la esencia de Dios, el problemas es que para la doctrina musulmana, por el contrario, Dios es absolutamente trascendente, Su voluntad no está unida a ninguna de nuestras categorías, ni siquiera a la razón"...

Incluso el Papa Benedicto XVI, contempla como un gran peligro la diferencia en la imagen de Dios entre el Cristianismo y el Islam: "Aquí hay una concreta bifurcación en el entendimiento de Dios, que para nosotros constituye hoy un desafío inmediato", dijo.

La libertad o el miedo...
Cada vez que los terroristas asesinos mesiánicos atacan a ciudades del mundo civilizado matando e hiriendo a cientos o miles de personas, que su único pecado es ir a trabajar o estudiar, como usted o yo, siento la misma desesperación, indignación e impotencia. Los ataques en India, Londres, Madrid, New York y las embajadas de estos países en el exterior, tan sólo apuntan a generar pánico y destrucción, y cuyos responsables están bien lejos de aspirar a crear una sociedad mejor.

Esta clase de atentados se dirigen a infundir temor en la opinión pública, creando inseguridad y miedo a los ciudadanos del mundo civilizado. Las naciones del mundo no pueden ni deben sucumbir ante la lógica infernal que proponen las bestias asesinas, que gozan diseminando el terror en el mundo. En su camino de odio los terroristas matan al azar, aun sabiendo que sus víctimas serán personas indefensas, pasajeros de un tren, transeúntes, personas mayores, mujeres embarazadas, niños...

Es ése el ideal -si se lo puede llamar así- espectral, monstruoso, sobre el cual se sustenta la lógica del terrorismo, que se ha convertido en el peor enemigo de la humanidad. No puede haber excusas para no respaldar una lucha frontal contra las organizaciones que promueven y financian el terrorismo en el mundo, las naciones democráticas y comprometidas con la defensa de los derechos humanos deberían unir sus esfuerzos para erradicar estas maquinarias de la muerte, dejando de lado conveniencias políticas o ideológicas coyunturales para enfrentar a quienes atentan contra la vida humana y la paz.

Los terroristas están ganando esta Guerra del Miedo, porque como dice un poema de Antón Chejov: Vinieron por los homosexuales, pero como yo no soy homosexual no me importo. Vinieron por los morenos, pero como yo no soy moreno no me importo. Vinieron por los judíos, pero como yo no soy judío no me importo. Vinieron por los orientales, pero como yo no soy oriental no me importo. Ahora vienen por mí... ahora me importa... pero ya es tarde.

Video relacionado. Documental Bowling For Columbine (Español Latino) :



¿Te gustó este artículo?
Mira qué opinan otros y deja tu comentario aquí

 
SIGUE VOCES