Cesar Leo Marcus

Recibir actualizaciones de Cesar Leo Marcus
 

Escritores nobeles y escritores noveles...

Publicado: 17/01/2013 01:26

En octubre del 2012 un amigo me llamo para comentarme que le habían otorgado el Premio Nobel de Literatura a Guan Moye que escribía con el seudónimo de "Mo Yan", buscando en mi memoria recordé que era un escritor chino, autor de la novela "Sorgo Rojo" que fue adaptada cinematográfica por el director Zhang Yimou. Pero tanto mi amigo y yo reconocimos que nunca habíamos leído nada de él. Nos reímos al recordar que justo un año antes, en octubre del 2011 nos pasó lo mismo con el Premio Nobel de Literatura del 2011, al poeta sueco Tomas Tranströmer. Esto nos hizo reflexionar sobre cuantas personas en el mundo habían leído a estos galardonados escritores, que sin duda merecían el Premio Nobel por su calidad literaria, y cuando investigamos en internet, no nos sorprendió comprobar que ninguno llego a ser best sellers (antes de recibir el premio), en cambio J. R. R. Tolkien, Dan Brown o E. L. James, que no recibieron (ni recibirán) el Premio Nobel por no ser tan profundos ni escriben tan bien, llevan vendidos millones de ejemplares de sus obras sin recibir ningún galardón internacional, "solo una cuantiosa cuenta bancaria".

Cabe aclara para quienes no los recuerdan, que J. R. R. Tolkien fue el autor de la trilogía de "El Señor de los Anillos" y "Hobbit", Dan Brown de "El Código Da Vinci" y Erika Leonard James de "50 Sombras de Grey", los tres títulos que han estado en el top de ventas en los últimos años, transformando a los escritores o sus sucesores (J. R. R. Tolkien falleció en 1972), en multimillonarios.

Algo que contar
Como editor "leo a vuelo de pájaro" tres o más libros por día para conocer el futuro de cada obra, parece mucho pero, cuando digo "leo a vuelo de pájaro" es porque he adquirido la rara habilidad de leer seis o nueve páginas de un libro (dos o tres del principio, dos o tres del medio y dos o tres del final), para saber si el autor va camino al Nobel, a la cuenta bancaria, o a ninguno de los dos. Pero en la editorial que dirijo no importa mi opinión, todas las obras se publican por igual, la razón es que cuando comenzamos a editar sabíamos que no éramos críticos literarios, y no quisimos incurrir en los errores de las editoriales del siglo XX, donde un comité de "expertos" decidía que obras publicarían y cuales quedarían encerradas en los cajones de un escritorio.

Por eso decidimos publicar TODO lo que nos llegara, nobel, novel, excelente, bueno o no tanto. Esta decisión la tomamos al leer las biografías de Pablo Neruda, Vargas Llosa y García Márquez, tres Premios Nobel de Literatura (que sí habíamos leído), donde cuentan que, debieron golpear las puertas de varias editoriales antes de ser publicados por primera vez, y no queremos que a los autores del siglo XXI les ocurra lo mismo. Otros ejemplos notables fueron Emily Dickinson quien fue rechazada porque sus poemas eran "carentes de belleza, sin cualidades poéticas y notorios por sus defectos", o George Orwell cuya obra es referente hoy de la literatura mundial y de obligada lectura en escuelas y universidades, vio rechazada su "Rebelión en la Granja" porque "es imposible vender historias de animales", o Willian Faulkner destinado a ser uno de los autores norteamericanos más influyentes fue rechazado, por el editor con la frase "Dios mío yo no publicaría esto jamás", o el Premio Nobel, Ernest Hemingway porque el editor consideró que "seríamos crueles y extremadamente malvados si nos decidiéramos a publicar su trabajo" y por ultimo Rudyard Kipling el famoso autor de un libro no menos famoso "El libro de la Selva" fue rechazado por el San Francisco Examiner en donde el editor le informaba "lo siento señor Kipling pero usted ni sabe manejar el inglés".

Por todo esto decidimos que nuestro trabajo es apoyar al escritor en su diseño, edición y distribución, porque sabemos que todos tienen algo personal y espiritual que contar, a su modo y forma, y los respetamos por sobre todo... por esa razón no juzgamos o analizamos el contenido de cada obra, ni la forma del autor de expresarla. Dejamos en manos del lector la calificación de cada obra.

Escribís, publicás, ¿Qué ganás?...
Algunos noveles escritores creen que el problema es el estilo literario elegido, ya que de esto dependerá la aceptación del público, pero en realidad no hay un estilo especial, por ejemplo, "El Señor de los Anillos" es un relato de aventuras fantásticas, "El Código Da Vinci" es una novela religiosa-policial y "50 Sombras de Grey" es una trilogía de historias erótico-sexuales, y a esto debemos sumar que los últimos dos Premios Nobel se lo entregaron a un poeta sueco y a un narrador de la realidad china contemporánea. Muchas veces escucho a los noveles escritores preguntar sobre el dinero que ganaran escribiendo libros, y la respuesta es decepcionante, porque la realidad es que recibirán poco o muy poco de regalías por sus obras, por eso aconsejamos a quienes deseen ganar mucho dinero, se dediquen a las finanzas. Para ilustrar este punto, comparemos la literatura con el fútbol, en el mundo hay muchos millones de personas (jóvenes y adultos) que juegan al fútbol, con dedicación y pasión, (algunos muy bien, otros bien y la mayoría hace lo que puede), pero si sumamos los integrantes de todos los equipos profesionales del fútbol del mundo veremos que no llegan a cien mil, es decir que menos de cien mil personas viven del trabajo de futbolista, y si analizamos quienes ganan cifras millonarias al año por su profesión de futbolista, el número no supera las quinientas personas, y si pensamos en los verdaderos crack mundiales del fútbol, la cifra se reduce a menos de cincuenta... exactamente lo mismo ocurre en la literatura... en el último año entre todas las editoriales hemos publicado un millón de nuevos títulos, y tomando en cuenta que en el mundo se vendieron cien millones de ejemplares en el mismo periodo, el promedio seria de cien ejemplares por título, pero no es así, porque solo la trilogía erótico-sexual de Erika Leonard James vendió 31 millones de ejemplares en el 2012, que sumados a los otros best sellers del momento, dejan muy pocos ejemplares vendidos para repartir entre muchos títulos publicados, y al igual que en el futbol, solo unos pocos escritores son millonarios, y muy pocos o poquísimos logran vivir modestamente de su profesión, y la gran mayoría se queda con las manos vacías, incluso quienes han obtenido el Premio Nobel reciben más dinero por sus conferencia y presentaciones que por regalías de su obras.

Por supuesto que nuevos J. R. R. Tolkien, Dan Brown o E. L. James nacen todos los días, cualquiera puede ser, pero nunca lo sabremos hasta que el público los corone y agote sus ejemplares, también nacen todos los días los émulos de Pablo Neruda, Vargas Llosa y García Márquez, que viven como pueden, mientras escriben y publican quince o veinte nuevos títulos cada uno antes que el comité Sueco-Noruego del Nobel se acuerde de ellos.

 
SIGUE VOCES