Carolina Laursen

Recibir actualizaciones de Carolina Laursen
 

¿Aceptarías ser el padre del bebé de tu mejor amiga?

Publicado: 14/02/2013 08:15

padre y mujer embarazada

Les voy a contar algo que me pasó hoy en mi visita anual al ginecólogo y que dejó activado mi cerebro hasta altas horas de la noche... Estoy escribiendo esto a la 1 AM.

Como todos los años visito a mi doctor en asuntos femeninos, y me hago todos los exámenes correspondientes. By the way aprovecho para decirles que no se olviden de hacerlo. Yo sé que es un momento bastante incomodo, pero esos segundos en los que miramos para arriba preguntándonos cómo llegamos a estar en esa posición son fundamentales en nuestra salud por mucho tiempo. En fin...es lo que nos toca. Y la verdad, creo que los hombres la pasan peor en sus controles de asuntos masculinos. Ese tema del dedito no les gusta mucho. ¡Sobretodo a los homofóbicos!

Sigo contando....Después de mi inspección vaginal, mamaria y de conversar largo y tendido con mi médico, que también fue el que trajo al mundo a mis hijas (eso hace que uno sienta que es parte de la familia...es increíble lo que un obstetra puede significar en la vida de una, sobretodo si lo vemos todos los años). Salí a la recepción a firmar unos papeles. Y oh, ahí mi sorpresa cuando veo en la sala de espera una bella muchacha embarazada, tendría unos treinta y tantos largos con una barriga, que en mi experiencia maternal, rondaría los ocho meses. A su derecha, un caballero bien vestido, rubio, muy guapo, de aproximadamente su misma edad y del otro lado...otro muchacho también guapo, extremadamente amanerado al hablar y radiante de felicidad.

No se imaginan la cantidad de hipótesis que vinieron a mi cabeza. Casi la misma cantidad de preguntas sin respuesta y de juicios morales que enseguida borré, porque cuando hay un bebé y tres personas esperándolo....ahi solo hay lugar para el amor.

Les quiero compartir algunas ideas de lo que esas tres personas, que no podía dejar de mirar, me generaron:

Hipótesis I
Son dos hombres que están en pareja y alquilaron un vientre con un óvulo y esperma donados. Estan acompañando a la chica a su control prenatal porque no quieren perderse nada de su futuro hijo.

Hipótesis II
Igual a la anterior solo que uno de ellos donó el esperma. Entonces el bebé sería hijo de ella. (Esta hipótesis esta prácticamente descartada porque me cuesta creer que ella le vaya a dar el bebé).

Hipótesis III
Uno de ellos es íntimo amigo, carne y uña de la chica. El donó el esperma, el cual le implantaron por inseminación artificial. El bebé lo va a criar ella, y ellos van a ser los padres.

Hipótesis IV
Ella es intima amiga de uno de ellos. Hacen un pacto. Si ella antes de los cuarenta no encuentra una pareja (marido, novio, amante, lo que sea) él le promete en una de esas noches de llanto y desconsuelo hablando de la soledad...que 'él le cumpliría el sueno de ser madre'. Cuando llega ese momento él está felizmente enamorado del hombre de su vida, quien debe aceptar esta situación.

Esta es la hipótesis más hermosa. Habla del valor de la amistad. Siendo hombre, gay, ¿le cumplirías a tu amiga el sueño de ser madre sabiendo que su tiempo biológico se termina? Y habla del amor incondicional ¿de acompañar a tu pareja en una decisión tan importante que es anterior al comienzo de la relación?

No sé qué se les ocurrió a ustedes. Hay mil historias para tejer (¡esto es maravilloso para una obra de teatro!) y eso es lo lindo de andar observando por la vida. Imaginar al otro y que el otro imagine con uno. Vaya a saber lo que ellos pensaron de mi. En fin...

No voy a saber la verdadera historia hasta mi próxima visita al doctor ...pero mientras tanto me quedo con esta última que es la más jugosa. Pero sobre todo, me quedo pensando en ese bebé que viene al mundo de una forma diferente . Estoy segura que será amado profundamente por esas tres personas que ansiosamente aguardaban su turno. Y eso no lo imaginé.

TAMBIÉN VE:

Loading Slideshow...
  • <strong>Por Ofelia Perez</strong> Madre soltera, para aprender a crearte un mundo nuevo, es importante que te comprometas, no con otras personas, sino contigo misma. Así ni tú podrás interferir en tu camino hacia una vida feliz. Por eso sigue estos 10 compromisos de la madre soltera que debes tener contigo misma: <strong>1.</strong> Reconozco mis miedos, los enfrento y actúo a pesar de ellos, hasta vencerlos.

  • <strong>2.</strong> Confío en mí y en mi capacidad. Yo soy una mujer valiosa y llena de talentos, capaz de lograr lo que yo deseo.

  • <strong>3.</strong> Me niego a ver la escasez y la pobreza como algo permanente en mi vida.

  • <strong>4.</strong> No toleraré proposiciones deshonestas en mi trabajo y en ninguna situación (ni de conocidos o ex amigos en común) por temor a no alimentar a mis hijos. Tampoco toleraré maltrato de mi ex pareja o el padre de mis hijos, ni accederé a tener intimidad con él como chantaje para que pague manutención. Me respeto a mí misma.

  • <strong>5.</strong> Nunca veré como limosna lo que pertenece a mis hijos por derecho. Estaré dispuesta a defender ese derecho.

  • <strong>6. </strong>Haré planes claros para mi presente y mi futuro. No permitiré que me desvíen de ellos con voces de desaliento ni manipulaciones.

  • <strong>7.</strong> Estaré alerta para que mi soledad, mi desesperación, falta de dinero y ansiedades no me lleven a tomar decisiones precipitadas e incorrectas de pareja. (La primera vez, una se casa solamente por amor. La segunda, hay que agregarle a los criterios de selección lo siguiente: responsabilidad económica, buen trato, respeto, compromiso, colaboración en el hogar y en las metas personales y mutuas, y amor maduro e incondicional).

  • <strong>8.</strong> No confundiré a mis hijos relacionándolos con los hombres a quienes estoy en proceso de conocer. No les permitiré a esos hombres que asuman autoridad sobre mis hijos. (Espera a recuperarte de tu relación anterior antes de involucrarte seriamente con otra pareja. Se recomienda esperar al menos dos años para sanar, evaluar lo anterior para no repetirlo y aclarar lo que quieres para tu vida. Esto no se acostumbra y la mayoría de las mujeres atraen el próximo fracaso).

  • <strong>9.</strong> Controlaré y administraré mi dinero y mis finanzas. Aprenderé a hacerlo y no permitiré que nadie lo haga por mí.

  • 10. No me desquitaré con mis hijos las iras que me causen los demás o su papá. Los disfrutaré formando un equipo con ellos. Cada pequeño triunfo te va a fortalecer para el próximo paso. De los peores momentos, del más profundo dolor y de la decepción saldrá de ti una fuerza arrolladora y decidida a llevarte el mundo por delante. Una madre equilibrada y centrada es lo que necesitan los hijos sin padre.

 

Seguir a Carolina Laursen en Twitter: www.twitter.com/carolaursen

SIGUE VOCES