Más

Carlos Alonso Cruz

Recibir actualizaciones de Carlos Alonso Cruz
 

Pederastia y pérdida de fieles, las crisis que afectaron a Benedicto XVI

Publicado: 12/02/2013 10:10

Cuatro años después de que Benedicto XVI iniciara su Pontificado, tuve la ocasión de entrevistar a Alejandro Espinosa Alcalá, sobrino del extinto Marcial Maciel- otrora fundador de Los Legionarios de Cristo- y quien también fue víctima sexual de Maciel; éste último, destituido del sacerdocio en 2006 por la Santa Sede, que hoy vive una tormenta de 600 años por la renuncia del Papa Benedicto XVI. Se busca un nuevo representante de Dios en la tierra.

Este fue uno de los Pontificados más rápidos y controvertidos de la historia, de sólo siete años, casi de transición. Fue el Papa que no logró revertir la masiva pérdida de fieles. Fue el primer Papa en reconocer "vergüenza y arrepentimiento" de la Iglesia ante casos de pederastia y en afrontar a medias esa coladera tan grande (él mismo enfrenta denuncias en Estados Unidos por presuntos actos de protección a curas pederastas).

Fue el Papa que obligó a la Iglesia a prohibir la admisión de hombres con "tendencias homosexuales". Fue el máximo jerarca que, en su primer viaje a África, se opuso al uso del preservativo para contrarrestar el SIDA, justamente en el continente que más sufre de esta pandemia.

Benedicto XVI se va porque ya no puede liderar una Iglesia de más de mil millones de fieles, que cada día pierde 10 mil seguidores sólo en Latinoamérica, según datos del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam). Benedicto XVI ha renunciado porque se siente cansado y porque dentro del Vaticano no se le mira como a su antecesor Juan Pablo II, que permaneció casi 27 años en el Pontificado, guardando a capa y espada los secretos de la Santa Sede, que van desde los casos de abusos sexuales hasta los opacos manejos en las estructuras financieras de una de las instituciones religiosas más grandes del mundo. Los secretos hasta la tumba.

Benedicto XVI abdicó porque ya no puede enfrentar todo esto a sus 85 años de edad. El primer caso de renuncia de un Papa fue hace casi seis siglos, con Gregorio XII.

Cuando entrevisté a Alejandro Espinosa Alcalá en contexto de la presentación de su libro "El Legionario", aseguró que el Vaticano ya tenía conocimiento de las atrocidades de Marcial Maciel y que éste habría sido favorecido por Juan Pablo II y por Benedicto XVI para que Los Legionarios de Cristo pudieran continuar extendiéndose en el mundo. "Ellos dos fueron sus principales cómplices y sin esa complicidad Marcial Maciel y su secta legionaria jamás hubieran crecido como crecieron".

En aquellos años, Alejandro Espinosa dejó un ejemplar como "documento verídico" ante la Santa Sede, junto con una denuncia contra Maciel. Desde su aparición en 2003 en México "El Legionario" habría sido censurado por el Gobierno mexicano, en ese año a cargo del expresidente Vicente Fox.

Este lunes vimos a un Papa que a sus 85 años de edad mostró un rostro evidentemente más fatigado que el del año 2005, cuando fue electo. Joseph Ratzinger pasará al retiro dejando una estela de dudas y complejidades en su legado.

En los hechos, la renuncia se hará efectiva el 28 de febrero y ya comienzan a sonar los nombres de 'los papables'. Todo queda en espera de la próxima fumata blanca que salga del balcón de la Plaza de San Pedro.

 

Seguir a Carlos Alonso Cruz en Twitter: www.twitter.com/@carlos_alonsom

SIGUE VOCES