Huffpost Voces
Broderick Zerpa Headshot

Los Miami Marlins comienzan otra temporada muy dura

Publicado: Actualizado:
Print Article

miami marlins

Encabezados por su nueva estrella José "El Delfín" Fernández los Marlins arrancaron un nuevo campo de entrenamiento en su campamento de Júpiter que comparten con los campeones de la liga nacional, los Cardenales de San Luis.

Todo arranca de una forma diferente al campamento del 2013, cuando los Marlins, después de desprenderse de gran parte de lo mejor de su talento, arrancaban con montones de cuestionamientos de la prensa y el público de la Cuidad del Sol acerca del futuro de los peces.

Los resultados fueron los que se esperaban, Miami terminó con 100 derrotas y con un promedio de entradas vendidas de 19.584 por partido, el décimo mejor total en los 21 años de la franquicia y la penúltima en las ligas mayores, esto a pesar de que el equipo contó los abonados que compraron en el 2012 abonos por dos y tres temporadas, pero no estaban allí en los partidos.

En el 2014 las cosas parecen que han cambiado para mejorar, un poco, aunque no parece lo suficiente para una fanaticada que ha sido defraudada por los Marlins hasta en tres oportunidades, en las que se ha desmantelado el equipo.

José Fernández es el diamante más brillante de en las pecera miamense, ya no es un advenedizo que llegó como un paliativo a las múltiples lesiones de los brazos de la joven rotación de los Marlins. A pesar de ello, en mi opinión, el novato del año del 2013 no es la piedra angular de un equipo que parece estar ensamblado a la imagen y semejanza de Rafael Furcal, quien tiene que demostrar que está en buenas condiciones físicas y que tiene la disposición de asumir el liderazgo en un clubhouse que el año pasado parecía un cementerio, por lo triste de la temporada y por la falta de alguien con la personalidad suficiente para asumir el rol.

Así y las cosas creo que los Marlins funcionarán como funcione Furcal, pero no es él el único que debe funcionar bien para que todo salga bien. Giancarlo Stanton tiene todo el talento que se puede tener y ahora hay protección suficiente con las llegadas de Saltalamacchia y sobre todo del bate siniestro de Garrett Jones, una de las deficiencias más notables de los peces en 2013.

Claro que Jones es un bate zurdo imponente ante los lanzadores derechos, pero ante los zurdos las cosas cambian radicalmente en 2013 apenas tuvo 21 turnos y conectó para un magro 095 de promedio al bate, sin jonrones, con una sola impulsada y con un impresionante e inusitado número de ponches de 12.

El pitcheo abridor tiene talento, pero debe luchar con el "síndrome del segundo año" y con un receptor que, a pesar de su experiencia, no es considerado como uno de los grandes defensivos del béisbol y tampoco conoce la liga.

El relevo recibió a dos meteóricos con problemas de control, Carlos Marmol y Henry Rodríguez, que en palabras del colega Carlos Guillén, ponen a peligrar la integridad de la pecera que está detrás del home por lo errático de su control.

Adeiny Hechavarría por su parte habla de correr más y de mejorar sus capacidades ofensivas, con más oportunidades de tocar la bola, trabajando en eso y en su bateo al centro del terreno. Eso, tener un tercera con buena defensa y la llegada del veterano Furcal, podrían sacar de adentro del cubano la estrella defensiva que se espera en Miami.

ADEMÁS >>>

Fotos de la Serie Mundial
de
Compartir
Twittear
PUBLICIDAD
Compartir esto
cerrar
Esta imagen