Más

Armando A. Cervantes-Bastidas

Recibir actualizaciones de Armando A. Cervantes-Bastidas
 

Estudiantes hispanos de California piden la palabra

Publicado: 08/05/2012 07:20

"Una de las afirmaciones que el entonces candidato y ahora Presidente Barack Obama hizo en la campaña electoral del 2008, fue reformar el sistema nacional de inmigración.

Sin embargo, él no ha sido fiel a sus promesas.

¿Porqué los candidatos a la presidencia en Estados Unidos engañan a los inmigrantes prometiéndoles legalizar su permanencia en este país?

La respuesta es simple: son puras promesas para ganar votos de los hispanos que ya son residentes y ciudadanos y los familiares de éstos, como primos, nietos, esposos, etc.

Esto ya lo hemos visto en elecciones pasadas.

Ahora el problema a que se enfrentan diariamente los que no tienen documentos legales, son las deportaciones.

Supuestamente hoy en día las autoridades sólo están sacando del país a "lo peor de lo peor" que han cometido delitos peligrosos o se considera una amenaza para la seguridad en los Estados Unidos".

Si Obama realmente quiere el voto hispano, necesita poner más atención en este tema y no nomás hacer promesas en vano".

Éstas no son palabras de un incógnito ciudadano hispano desencantado con una promesa electoral y menos de un ácido y curtido político del partido contrario al Demócrata con ganas de ser elegido o reelegido como representante o senador.

Son los sentimientos que expresan alumnos del Manteca High School, Ciudad de Manteca, Condado de San Joaquín, norte de California, a través de un artículo (entre otros) titulado como "Mentira con Maña" que sale en una página dedicada por completo a la secundaria.

Las 5 preparatorias del Distrito Escolar de Manteca (MUSD, por sus siglas en inglés y a cargo del superintendente, Jason Messer), trabajan en un novedoso proyecto educativo y comunicacional que estableció con el Periódico "Cambalache" que circula en el los condados de San Joaquin, Stanislaus y Sacramento.

Los educandos hispanos del Manteca High School, Sierra High School, East Union High School, Weston Ranch High School y Lathrop High School, escogen, investigan, debaten, preparan y escriben sus propios artículos --apoyados por sus respectivos profesores-- que, posteriormente, son publicados sin ningún tipo de cortapisas y conservando su espíritu, fondo y forma.

Empero, no solamente escriben de la contingencia social, también lo hacen de sus experiencias personales, vivencias en la escuela y el entorno con sus pares, su vida diaria, sus aspiraciones y anhelos para ellos y su comunidad, economía, contexto mundial, sexo en la juventud, migración, presión social, adaptación a otro país y otros tantos temas que como lluvias de ideas caen al momento de seleccionarlas y escribirlas.

"Nuestra economía está terrible.

Actualmente está tan mala como lo fue en la década de 1930. Las primas de seguros son altas, los precios del gas siguen subiendo más y más y, por consecuencia, las cosas de subsistencia diaria también van en alza.

Muchas personas sienten que es el gobierno central quien causa estos problemas, porque gasta tanto dinero en los proyectos militares y nucleares y no en solucionar las verdaderas dificultades que sufre la gente a diario.

¿Por qué no ayudar a todos a invertir en su salud y la educación? Si se lograra eso Estados Unidos, nuestro país, se haría aún más fuerte".

Es la reflexión en otro tema coyuntural titulado "Situación de crisis".

Y no se quedan en la temática local. Se preocupan por lo que pasa a nivel internacional y en particular por la pobreza que atraviesan los niños en África:

"Viendo las noticias diarias, hemos descubierto que en África sub sahariana y diferentes partes del mundo mueren aproximadamente once millones de niños cada año, sin contar a las personas adultas.

Una nutrición adecuada podría hacer sobrevivir la tristeza y angustia en los rostros de estos niños inocentes, pero sobre todo su sobrevivencia.

Es impresionante lo que les pasa. Los niños africanos nacen, pero jamás se sabe que existieron. Nadie los toma en cuenta.

Dios tenga misericordia de todos ellos.

Ojalá que Dios les dé solución.

Pero nosotros que vivimos en América ... ¿qué haríamos al respecto?"

De la misma manera se han pronunciado sobre el Programa Bracero.

"Respecto de su previsión social, el plan era que se les descontara el 10 por ciento de sus sueldos, que iba a parar a una cuenta de banco personal. El monto final sería devuelto cuando regresaran a su lugar de origen al terminar sus contratos.

Pero no fue así. Todos los que sabían de este tema se hicieron los desentendidos y los jornaleros no recibieron sus ahorros. Se presentaron demandas en las cortes de California, pero la situación sigue en nada. Sólo algunos han recibido algunos pesos de su plata.

Esta medida es injusta a todas luces para los braceros, porque lo único que ellos querían era mantener a sus familias. Muchos han fallecido y los que quedan todavía sufren las consecuencias de lo hecho por los que se llevaron el dinero.

Hay que recordar que otras de las ilegalidades que cometieron los patrones y autoridades estadounidenses, fue la discriminación y explotación. Se pagaba salarios muy bajos y aun así les descontaba.

Iniciaban su trabajo apenas aparecía el sol, o antes, hasta la seis de tarde, o más, estando agachados, posición muy complicada para el ser humano en largos períodos. Por si fuera poco, se exponían a intensos rayos solares, temperaturas casi extremas y sin recursos ni apoyo sanitario y de comida de parte de quienes los contrataban.

Todo fueron actos de desigualdad hacia ellos, quienes siempre hicieron (hasta ahora lo hacen) su mejor esfuerzo en difíciles jornadas de campo o en otros rubros donde les toca desempeñarse.

Su gran esfuerzo realizados los años precedentes han contribuyo a fortalecer la economía de Estados Unidos.

Lo que les sucede a los braceros y sus familias no es justo legalmente ni éticamente moral.
Por eso tenemos que cambiar esta injusticia y apoyarlos".

La iniciativa, por innovadora, ha tenido eco en otros medios de información, inclusive, anglos.

En el caso del Periódico "Cambalache", medio de comunicación que sustenta el proyecto, cumple con su labor periodística y social.

 
SIGUE VOCES