Antonio Garcia

Recibir actualizaciones de Antonio Garcia
 

Para superar la Apnea del Sueño: Bajo nivel de sal en la sangre afecta el sueño. Llamado a una (profunda) investigación

Publicado: 27/05/2012 07:00

Un amanecer, hace 15 años, desperté asfixiándome. Días después soñé que me ahogaba y desperté buscando aire. Pronto observé que a veces despertaba sin reflejo respiratorio: tenía que hacer un esfuerzo voluntario para respirar.

El médico diagnosticó Apnea No Obstructiva (NOSA) o Central. "Central" porque es síntoma de una enfermedad incurable que afecta al Sistema Nervioso Central. Remedio: ninguno. Solo una recomendación: conectarse a un CPAP, un equipo que ayuda a respirar mientras duermes.

Luego de estudiar el CPAP consideré que conectarme a uno de ellos cada noche por el resto de mi vida era tan aterrador como estar sufriendo una falla en el Sistema Nervioso Central.

En esos días el padre de una amiga comenzó a padecer Apnea Central y optó por conectarse a un CPAP. Yo decidí no usar CPAP, observar mi enfermedad y registrar sus ataques en busca de alguna correlación entre éstos y aspectos como agotamiento, alimentación, stress.

Pronto observé que el mal comienza a atacar después de algunas horas de sueño y que, una vez que comienza, lo hace con frecuencia creciente hasta llegar a una crisis cada 15 ó 20 minutos. Es claro que tras algunas horas de sueño el organismo está más descansado que al comenzar a dormir. Si fuera un problema "Central" debería atacar cuando se está agotado y no, después de horas de descanso. Además, si fuera Central atacaría a cualquier hora y no respondería a patrones horarios. Mi conclusión: no se trata de un mal Central. Pensé además que si ataca después de algunas horas de sueño tal vez sea que lo hace cuando empieza a faltar algún nutriente.

Comencé a buscar una relación entre mis alimentos y las crisis de Apnea del Sueño, pero no la conseguí. Al menos no todavía, pues pronto por casualidad llegué a la sal. Leyendo sobre la poliquistosis renal, enfermedad que además sufro, supe que también es conocida como "La enfermedad que consume sal ", porque induce a eliminar sal en exceso. Esa misma noche ingerí algo de sal antes de dormirme, lo que inmediatamente dio buenos resultados.

Observé que si ingiero suficiente sal durante el día o si como algo de sal antes de dormir puedo descansar la noche entera sin padecer crisis de Apnea. Por el contrario, si un día como poca sal, esa misma noche dejo de respirar.

Cuando llamé a mi amiga para contarle el descubrimiento, supe que su padre había muerto por la frustración de depender de una máquina que no le servía de nada. Conectarse cada noche al CPAP le hizo perder el deseo de vivir.

Entonces comencé a estudiar acerca del papel del sodio en el organismo. Aprendí que es indispensable: cada célula nerviosa o muscular tiene en su membrana una proteína que permite la entrada de sodio a la célula al tiempo que sale el potasio de ésta. Ese proceso, que depende del sodio, es responsable de la alimentación de la célula y de su capacidad de almacenar energía y de percibir y transmitir señales eléctricas. Por lo tanto un bajo nivel de sodio en la sangre con certeza constituye una condición critica. "Bomba Sodio Potasio" es el nombre que el Dr. Jens Skou, le dio a esta proteína, presente en cada célula nerviosa y muscular del cuerpo humano. La importancia de su descubrimiento, hecho en los años 50, solo fue reconocida en el 2007, cuando recibió el Premio Nobel de Medicina.

Sin suficiente sodio en la sangre, y por lo tanto con escasa eficiencia muscular y deficiente comunicación entre las células, no es de extrañar que no se pueda respirar en forma inconsciente.

La medicina hoy acepta que algunas enfermedades y síntomas son derivados de la falta de sodio en la sangre. Este es el caso del "Estupor", bastante seria, y el "Síndrome de Pierna Inquieta", un tanto más inofensiva. Pero no hay mención alguna a que la falta de sodio puede afectar gravemente el sueño.

La Apnea del Sueño, es una enfermedad inmensamente riesgosa. Puede causar accidentes en el trabajo y poner en peligro la vida de otras personas. Pilotos de Aviones y operadores de trenes y Metro, así como conductores de autos y camiones manejando a alta velocidad en las autopistas, tienden a quedarse dormidos si sufren de Apnea del Sueño. Muchos de ellos probablemente esconden su condición por miedo a perder el trabajo.

Los pacientes de NOSA dejan de respirar cuando son operados o sometidos a exámenes que exigen sedarlos y cuando están en terapia post operatoria, por lo que es necesario que lleven una etiqueta que avise que padecen de este mal. Además debería existir un dispositivo para medir de inmediato el nivel de sodio en la sangre, así como lo hay para medir el de glucosa.

Para dar cuenta de mi experiencia y conclusiones, la mayoría de las cuales no están incluidas en este corto articulo, escribí el libro "Apnea del Sueño, remedio inmediato"
A pesar de que pueden recibir en forma gratuita todo lo que necesitan saber, cada mes algunos pacientes compran mi libro por Kindle o a través del sitio web del editor.

Es necesario evaluar uno de los paradigmas más aceptados -comer sal es malo- y estudiar la conducta de la poderosa y omnipresente industria del CPAP.

Espero que este artículo sirva para que los médicos prueben mi descubrimiento en sus pacientes y den cuenta de los resultados que observen para que los millones de personas que padecen NOSA puedan escapar de su tortura.

Tenemos la responsabilidad de observar cómo se comporta nuestro organismo, de compartir nuestros descubrimientos y de lograr que éstos sean difundidos para contribuir a cambiar los paradigmas y para atenuar la conducta abusiva de quienes gozan de una posición dominante en el mercado de la salud.

 
SIGUE VOCES