Annietere R. Bonnet y Lizza Marie Rivera

Recibir actualizaciones de Annietere R. Bonnet y Lizza Marie Rivera
 

El impacto sicológico de la palabra 'plus'. ¡Una bomba de tiempo!

Publicado: 08/08/2012 16:52

real people talla 6

Como acostumbro día a día, lo primero que hago al abrir los ojos es encender mi tableta electrónica para amanecer informada de las noticias de actualidad. Disfrutando de mi acostumbrado frapé de frutas naturales, durante una búsqueda rápida por un popular sitio de internet, un titular me llama la atención y aunque llevaba bastante prisa no dudé en retrasar mi agenda para encontrarle un sentido a esta nota, que por su titular y sección en la que fue publicada podría pasar como una nota fría y superficial, a mí me llamó la atención por entender que tenía un mensaje de corte sicológico.

No es secreto que en esta sociedad moderna se le da a la imagen un valor monetario y protagónico. Vemos diariamente los desastrosos efectos de la burla (bullying) que van desde depresión severa hasta la muerte, mientras figuras mundialmente conocidas -como la mismísima Madonna- endosan campañas en contra de esta antiquísima práctica de mofa.

Cuando utilizamos la palabra "grande" como cualidad podríamos tomarla como el mayor de los halagos. Grandeza significa ser extraordinario, espectacular o sencillamente sobresaliente pero en el momento que utilizamos ese adjetivo para referirnos a un hombre o una mujer como "estás grande" (plus), puede ser la mayor de las ofensas ya que, según la gente común, la humanidad debe representar una imagen implantada. Pero, ¿implantada por quién?

Volvamos al titular, "Is size 6 the new plus size?" Para los que conocemos el mundo de la moda sabemos que un tamaño 6 u 8 son las tallas más comunes de ropa femenina. Incluso hace varias décadas las modelos de 'high couture' eran requeridas de talla 8. Sin embargo, con la evolución, es sabido que en esta época hasta han muerto modelos en las mismas pasarelas a consecuencias de graves problemas de coerción y alimentarios, como la anorexia.

Esa misma presión que fustiga a las modelos la sufrimos millones de personas reales que nada tenemos que ver con las glamorosas pasarelas. Es preocupante ver cómo la influencia social y cultural de las últimas décadas se ha incrementado al igual que las estadísticas que han ascendido de un 8 por ciento a un 23 por ciento referente a mujeres más pequeñas de la promedio. O sea, una cuarta parte de la población femenina está por debajo de los estándares, esto como resultado de las exigencias de los responsables en seleccionar las imágenes para medios de comunicación y publicitarios.

Cabe destacar que aunque la moda directamente no es el tema que quiero exponer, entiendo sí tiene mucho que ver por estos mensajes que está dando una industria que históricamente sirve como molde social. Hemos llegado a un estado de alarma por pretender una perfección externa para satisfacer a otros, algo que junto a las exigencias estéticas y el dinero necesario para estos caprichos pueden avivar una bomba colectiva.

Volvamos a la entrevista que acompañaba el artículo. "Tienes una cara preciosa y una excelente hoja de vida pero no cualificas para ser protagonista, sin embargo tu imagen es perfecta para caracterizar el rol de la mejor amiga", aseguró la entrevistada, de origen hispano, quien dejo ver cómo la industria la forzó a convertirse en modelo "plus" y abandonar sus metas como actriz por el simple hecho de vestir talla 6. Mejor amiga, ¿esa es sólo la capacidad que tenemos la gente real en la sociedad? ¿Cómo pueden anteponer un físico a credenciales como educación, talento o experiencia? Entonces, si las compañías de talla grande están utilizando chicas de talla 6 para representar a la gente plus, esta millonaria industria está contribuyendo a la discriminación. Efecto que seguro tendrá un impacto sicológico masivo aumentando los índices de depresión y enfermedades mentales causados por mensajes subliminales que catalogan erróneamente a la gente real de carecer de capacidades más allá de una figura basada en fantasías, un buen trabajo gráfico o trucos de luces y sombras.

La sociedad no tiene idea cómo afecta a la persona promedio la palabra "plus". Estas personas en su interior entienden que ese estigma debe ser dado sólo a personas consideradas obesas o visiblemente más grande que el promedio. El daño sicológico es considerable ya que a estas personas les mutila su autoestima porque en su subconsciente ellos mismos han segregado a los "grandes", categoría en la que ahora están incluidos. Asimismo, puedo asegurar que las personas obesas poseen una autoestima superior a las personas promedios ya que éstas últimas, en su mayoría, batallan por no traspasar esa línea fina que ellos mismos han impuesto y que cada vez los empujan hacia una estadística de estigmatizados.

Para aminorar ese impacto y enfrentar la ignorancia con valentía tenemos una receta. Sí, ser grande tiene su fórmula. Inteligencia, seguridad y la capacidad para amar tu cuerpo, responsable y saludablemente, son los principales ingredientes que tenemos que sazonar hábilmente con la gracia y la sensualidad que nos dan esas curvas que nos engrandecen y distinguen de los demás.

Entendamos que somos nosotros los que tenemos el PODER en nuestras manos y quienes debemos de enviar un mensaje de impacto a estas personas llámense patronos, productores, diseñadores, comerciantes, editores, etc. Cuando todos entendamos que lo más hermoso de la silueta humana son las curvas, entonces habremos contribuido a apreciar "la grandeza" del ser humano dejando atrás ese lado oscuro que sólo lleva a inseguridades. ¡Me encanta el calificativo GRANDE o PLUS... porque me hace REAL!
______________________________________________________________
Más sobre Bonnet Media Group y Real People en: www.bonnetmedia.com, www.realpeoplegroup.com
Más sobre Real People Trends en: www.bonnetmedia.com/id46.html
Facebook: www.facebook.com/pages/Real-People-Trends
Twitter: @annietere, @lizzabonnet

TAMBIÉN VE:

Loading Slideshow...
  • La belleza en tu paladar

    <em>Por: Yined Ramirez-Hendrix</em> Hay comidas que te ayudarán a tener una complexión más clara y tersa y que pueden combatir las arrugas. Aquí te presentamos algunos de estos ricos embellecedores.

  • El aceite de oliva combate la resequedad

    La grasa es clave para piel suave y tersa. Las personas con piel reseca y escamosa se beneficiarán de ingerir una cucharada de aceite de oliva a diario. Si poros tapados son un problema, los ácidos grasos en el aceite de oliva puede ayudar a aclararlos al diluir los aceites que estos secretan.

  • El agua ayuda a humectar

    La piel deshidrata luce grisácea y colgante. El agua es ideal para "revivir" la piel apagada y que luzca lozana, lo que hace la apariencia de arrugas menos visibles. Para ver resultados necesitas ingerir agua todos los días, unos nueve vasos de 8 onzas, más si te ejercitas.

  • La avena ayuda a liberar toxinas

    Para mayores beneficios opta por la avena tradicional, no la instantánea. Recibirás una dosis de fibra que ayudará a filtrar toxinas, lo que aumenta las posibilidades de una piel clara. También es rica en vitamina B, que ayuda el crecimiento de las células de la piel.

  • Vegetales verdes atacan el acné

    Vegetales verdes como la espinaca y la col rizada estan llenos de antioxidantes. Además son una gran fuente de hierro. Las mujeres que no ingieren suficiente hierro pueden desarrollar círculos oscuros alrededor de los ojos. Estos vegetales también contienen zinc. Un estudio sueco encontró que las personas propensas a desarrollar acné que añadieron un suplemento de zinc a sus dietas vieron un 85% de sus granos aclararse después de tres meses. El zinc también ayuda reparar el colágeno.

  • Las bayas combaten las arrugas

    Las bayas son una gran fuente de polifenoles, poderosos antioxidantes que están siendo estudiados por sus capacidades anti-vejez. En estudios recientes, los arándanos contienen tres veces más antioxidantes que una naranja. Un puñado de fresas tiene todos los antioxidantes de vitamina C que tu cuerpo requiere cada día para reconstruir el colágeno.

  • Las zanahorias previenen las arrugas

    Las zanahorias están repletas de beta-caroteno, el que el cuerpo convierte en vitamina A, clave para evitar la resequedad y escamas. También encontrarás este nutriente en frutas y vegetales anaranjados, como melocotones y batatas.

  • El salmón calma la inflamación

    Este pescado contiene una gran cantidad de ácidos grasos omega-3, que ayudan a combatir la resequedad y desinfla granos inflamados. También presentes en caballa, lubina, dorado y trucha, estos ácidos grasos combaten los radicales libres que afectan el colágeno y ayudan a suavizar líneas finas.<br /> <br /> Algunos dermatólogos recomiendan comer salmón tres veces a la semana. Si no te gusta el pescado, ingiere 2000 mg de un suplemento de aceite de pescado, que contiene la misma cantidad de grasas saludables que una porción de 4 onzas de salmón.

 
SIGUE VOCES