Más

Amanda Fernandez

Recibir actualizaciones de Amanda Fernandez
 

Voz, liderazgo y comunidad

Publicado: 05/11/2012 11:00

Educacion Hispanos

educacion hispanos

Con frecuencia hablo sobre las desigualdades educativas en nuestro país y el hecho de que los latinos actualmente tienen las tasas de pobreza más altas en la nación y los logros académicos más bajos. De lo que no hablo con frecuencia es sobre quienes sí lo hemos logrado, ese pequeño porcentaje de personas que vencimos las probabilidades y obtuvimos un título universitario.

Podremos ser los primeros de nuestras familias en haberlo logrado y luchamos por un puesto en la mesa, para que nuestras voces fueran escuchadas, para que nuestro liderazgo emergiera y para la capacidad de forjar conexiones fuertes y construir comunidad cuando se opera en un ambiente de la corriente dominante.

Me recordé de la importancia de las experiencias compartidas cuando hace solamente unas semanas, Teach For America reunió a todo el personal latino en Washington DC para pasar un tiempo explorando estas tres áreas y también para participar en la Conferencia sobre el 35º Aniversario y los eventos conmemorativos del Instituto del Caucus Hispano del Congreso. ¿Por qué hacer este tipo de inversión?

Tenemos una organización altamente comprometida con la diversificación y nos hemos concentrado en la fuerza creciente de hispanos en nuestro trabajo como organización educativa. Actuamos sobre el deseo de nuestra gente de formar parte de una comunidad de individuos que comparten experiencias similares. Una experiencia compartida que es verdaderamente vinculante es la de ser latinos educados que navegan entornos de trabajo predominantemente blancos. Conocemos de primera mano los retos y oportunidades del biculturalismo y tenemos un fuerte deseo de cambiar las reglas del juego para los niños que viven en la pobreza a través de la educación.

Todo el tiempo escuchamos que la crisis educativa "no es solamente un problema latino", sino un "problema de los Estados Unidos". Literalmente, nuestra nación no puede darse el lujo de dejar de atender este tema. Me pregunto si se está escuchando lo mismo dentro de la corriente dominante porque no veo que nuestra perspectiva y experiencias se reflejen allí con mucha frecuencia.

Es por esto que es crítico para nosotros como comunidad latina tener una voz. Como lo evidencian las actuales campañas presidenciales, sabemos que nuestra voz debe ser escuchada a través de nuestro voto. Si bien hay un enfoque en la tarea inmediata de aumentar la participación de votantes latinos, nuestros esfuerzos no deben terminar ahí. Una gran preocupación para la comunidad latina es la educación. Los hispanos que nos hemos beneficiado de una educación de calidad debemos armar a nuestra comunidad con información y defender la calidad de la educación para nuestros niños, ya sea que formemos o no formemos parte del sector de la educación.

Liderazgo. Todos jugamos un papel importante en el desarrollo del liderazgo de los hispanos. Mi punto de vista es que no solamente necesitamos muchos más líderes latinos dentro de nuestras comunidades latinas, sino también debemos garantizar que ocupemos un lugar en la mesa de la corriente dominante, de manera que nuestras perspectivas y aquellas de nuestra comunidad, se vean representadas. Algunas veces, uno tiene que ser el que educa, el que está en desacuerdo, ser el "único" en el salón, pero este es un precio pequeño cuando hay tanto en juego para nuestros niños y el legado que dejamos para ellos.

Comunidad. El enfoque continuo en la diversidad de la comunidad latina es una pobre excusa para no lograr un avance. Cuando estuve en un salón lleno de latinos que representan varias nacionalidades, tonos de piel y experiencias, el sentimiento en el salón fue diferente. Hubo camaradería, un lugar para que nuestras culturas brillaran y un espacio para explorar nuestro viaje de la identidad latina. El estar rodeados de personas que lo entiendan representa una gran diferencia.

Para aquellos hispanos que hemos recibido el regalo de una educación, tratemos de encontrar nuestra voz, desarrollar nuestro liderazgo y construir comunidad. Es a través de nuestros esfuerzos colectivos que la visión y expectativas que nuestras familias tienen para nosotros serán realizadas, no solamente para esta generación, sino para las futuras generaciones de latinos.


¿Qué te pareció este blog?
Mira qué opinan otros y deja tu comentario aquí

TAMBIÉN VE:

GALERÍA RELACIONADA:

Loading Slideshow...
  • Habla con tus hijos sobre la tarea

    Es importante que los niños entiendan la importancia de hacer la tarea y el impacto positivo que puede tener en sus calificaciones. Además de repasar y practicar lo que aprendieron en clase, la tarea los ayuda a prepararse para las lecciones del día siguiente y desarrollar la disciplina que necesitan para su éxito académico. Fuente: <a href="http://www.usa.gov/gobiernousa/" target="_hplink">GobiernoUSA.gov</a>

  • Reunirse con los maestros

    Cuando se trata de la tarea, los maestros pueden tener exigencias distintas. Por lo tanto es importante hablar con ellos para conocer sus expectativas. Por ejemplo, algunos maestros quieren que los padres revisen cuidadosamente la tarea de sus hijos, mientras que otros prefieren que sólo controlen que la hicieron. Además, el maestro puede contestar preguntas como cuánto tiempo debe pasar el estudiante haciendo la tarea y qué hacer si tiene dificultades o si le resulta demasiado fácil.

  • Fijar un horario para hacer la tarea

    El mejor momento para hacer la tarea es el que mejor funciona con las actividades del estudiante y la disponibilidad de sus papás. Puede ser antes o después de jugar, ver televisión, cenar o de hacer alguna actividad extracurricular. Lo importante es que la hora sea constante y que no sea la última actividad del día, cuando el niño esté cansado y con sueño.

  • Escoger un lugar cómodo y eliminar las distracciones

    Para fomentar la concentración es importante encontrar un lugar en la casa que tenga buena iluminación donde el niño pueda sentarse y hacer la tarea sin distracciones. Puede ser la mesa de la cocina, un escritorio o su propia habitación, siempre y cuando no haya distracciones como televisores prendidos o aparatos electrónicos a mano, a menos de que sean esenciales para hacer la tarea.

  • Proveer los recursos necesarios

    Los padres no tienen que ser expertos en todas las materias para ayudar a sus hijos con la tarea. Sin embargo, pueden proveerles los recursos que necesitan, incluyendo lápices, plumas, borradores y papel para escribir. También pueden <a href="http://www.usa.gov/gobiernousa/Articulos/Cuatro-motivos-para-visitar-una-biblioteca-este-verano.shtml" target="_hplink">llevar a sus hijos a la biblioteca </a>o navegar el Internet con ellos para encontrar recursos que ayuden con la tarea. GobiernoUSA.gov, por ejemplo, tiene una sección de <a href="http://www.usa.gov/gobiernousa/Temas/Ninos.shtml" target="_hplink">niños</a> con información práctica sobre varios temas. Por su parte, el Departamento de Educación cuenta con una serie de folletos para <a href="http://www2.ed.gov/espanol/parents/academic/hyc-esp.html" target="_hplink">ayudar a los hijos con la tarea</a> de matemáticas, ciencias, lectura y comprensión.

 

Seguir a Amanda Fernandez en Twitter: www.twitter.com/@amanfernan24

SIGUE VOCES