Más

Alex Ramirez-Arballo

Recibir actualizaciones de Alex Ramirez-Arballo
 

POLVO Y PAJA: Cambio de tercio

Publicado: 12/12/2012 15:39

Como suele suceder siempre, al escándalo y la farfulla de las elecciones y la transición le sucede el crecimiento paulatino de la calma. Pareciera ser que la mayoría de los abogados y quejosos son simplemente coyunturales y que, en consecuencia, no saben cómo comportarse fuera de los nodos electorales que han de llegar siempre con puntualidad. Ciertamente existen algunos seres, extraños sin duda, que se aferran a lo largo de toda una vida al ejercicio político en sus expresiones más estridentes; se trata de porristas y fustigadores -más de estos últimos, sin duda- que sólo encuentran un sentido para la existencia en la plaza pública.

Creo, lo he dicho tanto, que la práctica política va más allá de la calle y la contienda. Un pueblo verdaderamente democrático es aquél que reconoce en cada uno de sus actos una responsabilidad y un deber común. Que exista la crítica, pero que sea siempre hija de la razón y el análisis y no de las querencias o ideologías. Que exista sobre todo, esto se lo pediré a Santa este año, una vocación ciudadana que vaya más allá de los intereses o pseudointereses personales. Que no se le olvide a nadie que los países quedan ahí, esperando por nosotros, después de la victoria o la derrota de cualquier candidato.


El tres de diciembre

Desde 1992, y por decreto de las Organización de las Naciones Unidas, se celebra año con año el Día de las Personas con Discapacidad. Se trata de una fecha que nos recuerda el compromiso y el deber que todos debemos tener con ellos y que, lo más importante, quienes pueden y deben hacer leyes más humanas y justas, lo hagan. Estoy convencido de que una sociedad madura habrá de demostrarlo al ser sensible ante el dolor, el sufrimiento y los grandes retos que este segmento de la población debe enfrentar día con día.

Se estima que en el mundo aproximadamente un quince por ciento de la población padece algún tipo de discapacidad. Si se piensa bien, estamos hablando de un sector muy importante en el que no sólo existe un problema sino también, y esto es preciso recordarlo todos los días, una solución. Cuando un país le da la espalda a las personas que padecen una discapacidad, al mismo tiempo está renunciando a una enorme cantidad de energía; dicho en otras palabras, está desperdiciando la sustancia más rica que puede poseer: la vida humana.

Que los medios no se olviden de esto y que no dejen de poner jamás el dedo en la llaga. Como he dicho, no se trata de un asunto menor, ni mucho menos, y es preciso que todos aquellos que tenemos acceso a un medio de difusión, recordemos constantemente el deber que la sociedad tiene con los discapacitados. No se trata de una concesión, no, sino de una obligación ética de primer orden. Ellos no piden compasión tanto como comprensión. Por el bien de todos, no lo olvidemos.


Postdata

No crecemos sin tomar riesgos. No evolucionamos sin cambiar. No podemos aspirar a ser mejores si es que no trascendemos el miedo y hacemos aquello que sabemos debemos hacer, lo que todos tenemos escrito a fuego en la intimidad de nuestro corazón. Nunca han de llegar a su destino los cobardes. No olvidemos nunca esto.



Twitter: @alexramamx
Email: alexramamx@gmail.com

 

Seguir a Alex Ramirez-Arballo en Twitter: www.twitter.com/@AlexRamaMX

SIGUE VOCES