Más

Alex Aldana

Recibir actualizaciones de Alex Aldana
 

El Sueño también es de mi madre

Publicado: 17/05/2012 16:26

Mientras los Jóvenes de la Campaña por el Sueno Americano nos enfrentamos a varios retos y adversidades en la comunidad de Salt Lake City, Utah, el estar lejos de mi familia me pone a reflexionar con nostalgia.

El 10 de Mayo, Itza Hernández y Sol Jiménez, estudiantes indocumentadas de la ciudad de Salt Lake City, fueron las primeras mujeres DREAMERS en su comunidad en salir públicamente de las sombras en frente de figuras políticas y de la comunidad entera: "Soy una Mujer Indocumentada y absolutamente sin Miedo"- Sol e Itza concluyeron sus historias con mucho orgullo, lagrimas, y honor.

El pasar el 10 de mayo, día de la madre, lejos de casa, no solamente señala el gran sacrificio de esta jornada, pero el privilegio que tengo aun de ser indocumentado en este país: las suerte de seguir teniendo a mi madre físicamente, completa y plena de salud. Un privilegio que no todos lo tenemos.

A donde sea que miro, veo la cura de los dioses que se nos proporciono millones de años atrás, que corre en mis venas, en mi cultura Mexica, como una víbora emplumada llena de amor y de esperanza: el Feminismo.

El mensaje detrás de salir de las sombras no solamente destaca la importancia en el empoderamiento del estudiante indocumentado y la comunidad migrante, sino la responsabilidad de educar a todas nuestras comunidades que son oprimidas en nuestra sociedad.

Dos días después, durante un evento comunitario llamado "Noche inmigrante", el oír a una madre de familia compartir con la audiencia.- "El ser mujer es una forma de opresión en nuestra sociedad ya que se nos discrimina. Ahora agrégale el color de tu piel, tu nacionalidad de origen y orientación sexual."

Esa noche, desvergonzadamente compartí estos versos, sazonándolos un poquito con la inspiración de la gran escritora Gloria Anzaldua:

¡Ella Duerme Soñando!

Mi origen Mexicano,
mi cultura, mi concepción, fue de una mujer.
El único amor hacia el sexo opuesto,
en toda mi vida Jota como Indocumentado,

Ella es más que una mujer,
es luchadora, una poeta, una artista.
Una excéntrica gastrónoma profesional:
Ella es mi Madre.

Ella aguantó el abuso machista por muchos años,
detrás de las penumbras sombras oscuras de nuestra sociedad.

Recuerdo a mi abuela paterna aprobar los golpes que mi padre le daba a Ella:
"Tienes que aguantarte" le decía.

Sin embargo, siempre supe que si algo era de lo que se aguantaba
era el mal trato, el abuso físico y mental. La humillación como mujer.
Eso era mi México, un lugar machista,
donde mi madre lo dio todo desde el momento que se casó.
Donde no tuvo apoyo de nadie para continuar su educación.

¡Ella es fuerte!

Ella aguantó el último golpe hasta cuando lo perdió todo.
Cuando mi padre puso todas sus deudas a nombre de Ella,
cuando su compañía cayó en la bancarrota,
y una vez emigrado a Estados Unidos,
se convirtió en una fugitiva por las deudas en México.
Él le llamo a su acto sacrificio,
Yo le llamo cobardía y traición.

¡Ella no se rindió!

Aún cuando la violencia continúo en nuestra casa en Pomona,
Ella se involucró en la educación de mi hermana y mía a espaldas de mi padre.
Ella me decía que a pesar del abuso verbal que oíamos por las mañanas:
"Déjate de tus joterias, deja de estudiar y ponte a trabajar como toda la raza lo hace al llegar a este país"
Ella me miraba a los ojos y sin hablar me decía "Sigue adelante".

¡Ella fue Prisionera!

Ella me defendió hasta el último momento, cuando mi padre dormía con un cuchillo,
bajo la almohada, a un lado de mi hermanita, prometiendo la muerte
si Ella llegase a irse de la casa o ser infiel.

Prisionera. No solamente de la jaula de oro a la que llamamos muchos a este país,
sino a la opresión machista, al miedo a denunciar a mi padre por ser indocumentada.

¡Ella puso un Alto!

Recuerdo cuando en lagrimas, frívolo y demacrado por los golpes de mi padre,
me presenté a mi consejero en la escuela de Montclair a pedir ayuda.
Cuando agarramos nuestras maletas,
yo, Ella y mi hermana,
y bajo la protección de la policía y un refugio para mujeres maltratadas, nos trasladamos al Valle de Coachella.

¡Ella fue Independiente!

Recuerdo los dos arduos años problemáticos para arreglar su divorcio:
Yo traducía su mediador y sus documentos.
Recuerdo el día de corte: como los dos victoriosos lo enfrentamos a él,
sin coraje, sin rencor, pero con la compasión de la liberación.

¡Ella fue traicionada!

Como mujer soltera nuevamente en el país de la libertad
Ella empezó a trabajar después de mas de dos décadas.
Ella dio todo por sus hijos,
Ella trabajó en el campo,
vendiendo empanadas en el Swap-Meet.
Ella lo hizo todo por mi para poder graduarme de la Preparatoria.
Ella fue a mi graduación, sin dinero ni regalo.
Nunca supo que entre las lágrimas, ella fue mi Diploma.

¡Ella me inspiró a salir de las Sombras!

Cuando pensé que todo estaba perdido,
cuando pensé tan egoístamente que no podría tener el "Sueño Americano"
por no tener eso nueve dígitos,
por no poder cubrir mis gastos en el Colegio.
Caí, y me olvidé que mi madre también es una soñadora.
¡Ella es indocumentada!
Mi padre se casó, arreglo sus papeles como muchos, por el matrimonio de ciudadanos,
Sin recibir ni un centavo por parte legal de mi padre, hoy Ella sigue indocumentada.
Ella sigue trabajando los campos cuando se le permite,
Después de diez años de incertidumbre.
Ella hoy representa más de 11 millones de sueños en este país,
Que a pesar de todas las opresiones como mujer,
Le gustaría compartir un pedacito de este Sueño por el que peleó.
Ella es mi inspiración, donde le llaman criminal,
yo le llamo heroína.
¡Ella es Mi madre!
y a cada paso que tomo en esta caminata
recuerdo y venero su sacrifico.
Ella merece el respeto y dignidad de todos, como muchas.
Ella no es ilegal,
Ella tuvo el valor y el coraje,
Ella merece el Sueño Americano.
Ella es mi Madre, Laura.

Ella es una de las miles de voces indocumentadas que trabajaron y seguirán trabajando arduamente para dar todo lo posible al futuro de esta nación.

***
Alex Aldana es un activista gay indocumentado que pelea por los derechos de la comunidad inmigrante trabajando como un organizador comunitario abogando por la salud y el bienestar de los jóvenes latinos LGBTQ. Su trabajo incluye prevención y educación del VIH/SIDA, justicia social y abogacía a comunidades desproporcionadamente afectadas en salubridad, estatus migratorio, y discriminación en el Sur de California. Él es un contribuidor de HuffPost LatinoVocez DREAMers Blog Series.

 

SIGUE Alex Aldana en Twitter: www.twitter.com/@TheAlexAldana

SIGUE VOCES