Alejandro Escalona

Recibir actualizaciones de Alejandro Escalona
 

Mi voto es para Obama

Publicado: 05/11/2012 09:57

barack obama

He seguido la carrera política del Presidente Barack Obama desde que era senador federal por Illinois. Estuve en Boston cubriendo la Convención Demócrata cuando Obama pronunció el famoso discurso que lo catapultó a la arena política nacional. Más tarde, tuve la oportunidad de entrevistarlo junto con el equipo del diario en español donde trabajaba. Ya se hablaba entonces de que Obama iba a lanzar su candidatura a la presidencia.

Voté por Obama en 2008 convencido de que sería un buen presidente. Cuatro años después, estoy igualmente convencido de que Obama ha hecho una labor extraordinaria dirigiendo al país para sacarlo de una de las peores crisis económicas que esta nación ha enfrentado. Sus contrincantes republicanos pasaron esos cuatro años entorpeciendo su labor con el único objetivo de verlo fracasar al tiempo que ponían en jaque el futuro económico del país.

Cuatro años después, la economía está en vías la recuperación en lugar de dirigirse hacia el desfiladero. Es cierto, millones todavía están desempleados, pero el índice de desempleo ha disminuido. El valor de las casas va en aumento y el sector automotriz empieza a disfrutar de un auge impensable hace cuatro años. No cabe duda que el país está mejor de como lo entregó George W. Bush.

Asimismo, la histórica reforma de salud va a beneficiar a millones, sobre todo a gente que carece de seguro médico, entre ellos un alto porcentaje de latinos y gente con condiciones médicas previas que ahora no podrán ser rechazados por las compañías de seguros.

Es verdad que Obama dejó pendiente la reforma migratoria y ha deportado a un número récord de indocumentados. Dada la crisis económica, habría sido muy difícil que ésta se aprobara en los primeros cuatro años. La medida en apoyo a los Dreamers es un paso positivo en esa dirección. Con la economía repuntando, será más factible que se apruebe una reforma migratoria.

Los latinos vamos a votar por Obama en gran mayoría. En parte por sus logros, pero también porque Mitt Romney ha hecho suyo el extremismo del ala más conservadora del Partido Republicano abrazando las ideas de anti-inmigrantes que quieren hacer de Arizona un modelo aberrante para la nación.

Loading Slideshow...
  • Obama y el empleo

    El Presidente Obama le ha presentado al Congreso un plan detallado para crear empleo e impulsar la economía –manteniendo el empleo de los maestros, los policías y los bomberos, logrando que los trabajadores de la construcción vuelvan a trabajar, reduciendo impuestos para pequeñas empresas y ayudando a las familias a refinanciar sus hipotecas. Análisis independientes muestran que las políticas del Presidente crearán 2 millones más de empleos que las políticas del gobernador Romney en el curso del próximo año.

  • Romney y el empleo

    Mitt Romney reducirá los impuestos a la creación de empleos a través de una reforma de impuestos individuales y corporativos y detendrá los aumentos en regulación que están frenando a los creadores de empleo por el exceso de papeleo. Protegerá a los trabajadores y a las empresas de las tácticas de mano dura de los sindicatos y sustituirá el Obamacare con una reforma de salud real que controle los costos y mejore el cuidado.

  • Obama y su política económica

    El Presidente Obama ha beneficiado los ingresos de la clase media al reducir los impuestos para la familia promedio en $3.600 en los últimos cuatro años. Pero la mejor manera de impulsar los ingresos es creando empleos. El Presidente Obama ha fortalecido los programas de educación temprana como el Head Start, en el que los hispanos representan un tercio de los participantes. El Presidente impulsó 46 estados para que elevaran los estándares de la educación primaria y duplicó los fondos Pell Grant de manera que cerca de 150.000 hispanos adicionales han logrado pagar educación superior que permite obtener trabajos bien remunerados. Pero El Presidente sabe que es necesario hacer más.

  • Romney y su política económica

    En los últimos cuatro años ha caído el ingreso real de las familias, han aumentado los embargos hipotecarios, los estudiantes han acumulado exceso de deuda y han aumentado los costos de la salud. Mitt Romney cree que la clave para enfrentar estos problemas empieza con la generación de empleo. Romney buscará una reforma de impuestos que reduzca las tasas de impuestos para todos los estadounidenses y disminuirá el papeleo que eleva los costos y reduce el incentivo de contratación de las pequeñas empresas, que son el motor de creación de empleo en nuestro país.

  • Obama y la vivienda

    El Presidente ha puesto en marcha un plan para ayudar a que más familias responsables refinancien sus hipotecas y ahorren $3.000 por año. Y el “Homeowner Bill of Rights,” representa una serie de estándares que permiten que tanto los que solicitan crédito como los prestamistas operen con las mismas reglas. El Presidente está avanzando para asegurarse que reformemos el sistema de financiación de vivienda y que al mismo tiempo se mantenga el acceso para las familias que quieran comprar casa.

  • Romney y la vivienda

    Lo más importante que hará el gobierno de Romney para estimular la propiedad de vivienda será establecer políticas económicas que impulsen el crecimiento. Una economía en auge genera empleos que permiten que la gente pague sus hipotecas y crea demanda de vivienda para que los precios de las casas se recuperen. Los precios más altos de las casas sacarán a millones de propietarios de la situación de hipotecas bajo el agua (cuando la hipoteca es superior al valor de la casa).

  • Obama y las empresas

    El Presidente Obama ha reducido los impuestos para las pequeñas empresas 18 veces ayudándoles a contratar, invertir y ofrecer cuidado de salud. Durante su presidencia, la Administración de pequeñas empresas (SBA) ha apoyado más de 150.000 préstamos que ayudan a las pequeñas empresas a crecer y contratar nuevos trabajadores. El Presidente creó la National Export Initiative y luchó para proteger el Export-Import Bank, una institución que dedica el 85% de su trabajo a pequeñas empresas.

  • Romney y las empresas

    Romney lanzó su plan para una clase media más fuerte con los cinco puntos necesarios para una recuperación sólida. Uno de los objetivos de Romney es ser el campeón de las pequeñas empresas y su plan para lograrlo incluye la reducción de impuestos en la creación de empleos a través de una reforma de impuestos individuales y corporativos, frenando aumentos en la regulación y sustituyendo la reforma de salud de Obama.

  • Obama y la seguridad social

    El Seguro Social es absolutamente crucial para los hispanos – el 45% de los beneficiarios hispanos reciben todo su ingreso del Seguro Social. El Presidente Obama nunca pondría en riesgo el retiro de las personas mayores privatizando el Seguro Social y rechazará cualquier plan que reduzca los beneficios del Seguro Social. El Presidente Obama ha presentado los principios para que los dos lados contribuyan a fortalecer el Seguro Social de forma balanceada.

  • Romney y la seguridad social

    Mitt Romney ha presentado un enfoque que busca modernizar los programas sociales de Estados Unidos que garantizan su continuidad y vitalidad para futuras generaciones. Las propuestas de Romney no elevarán los impuestos ni afectarán a los jubilados de hoy o los que estén cerca de la jubilación. Romney propone que el Seguro Social debe ajustarse de dos formas para asegurar su permanencia en el futuro: 1. Para las futuras generaciones de jubilados Romney cree que la edad de retiro debe aumentar gradualmente para responder a los aumentos de longevidad. 2. Romney cree que en el futuro los aumentos de los beneficios deben ser menores para los jubilados con niveles e ingreso más altos.

Romney se convirtió en el prototipo del candidato camaleón. El republicano está dispuesto a cambiar de postura y a decir cualquier cosa para complacer a la audiencia a la que se dirige en determinado momento. En cuanto a inmigración, por ejemplo, sus posturas se han desplazado de la mano férrea a prometer últimamente tarjetas verdes. No se sabe para quiénes, porque otra des sus características ha sido la vaguedad.

Los datos duros y los detalles son irrelevantes para Romney. Su promesa de crear 12 millones de empleos consiste en una fórmula secreta que no se atreve a divulgar más allá de eslóganes de campaña. Tampoco ha explicado cómo va a reducir el déficit sin recortar gastos militares ni aumentar impuestos a la clase media al tiempo que los recorta para una minoría afluente.

Su actuación frente al desastre que provocó el huracán "Sandy" fue el colmo de la chabacanería. Viéndose obligado a suspender su campaña, convirtió un acto proselitista en un evento de recaudación de víveres para los afectados por "Sandy". Tuvo el descaro de comprar víveres de su propio bolsillo para después repartirlos entre los asistentes para que éstos simularan que los donaban.

Romney ha llevado a un extremo la simulación y la habilidad de cambiar de postura. En múltiples ocasiones, su campaña ha tenido que aclarar cuáles son en realidad las ideas del candidato republicano porque él mismo las olvida o de tanta mentira ya no se acuerda en realidad en qué cree. Estas características no son las de un mandatario ni menos las de un Comandante en Jefe.

No es una sorpresa entonces que el 73% de los latinos registrados para votar apoyen a Obama comparado con el 21% que favorece a Romney. En los comicios del 2008, Obama recibió el 67% del voto latino contra el 31% de John McCain.

Es evidente que la situación económica del país va mejorando. Los latinos sabemos muy bien que Obama no provocó la crisis en el ramo de la construcción, que dejó a cientos de miles de trabajadores latinos. Al contrario, cuatro años después, empieza a repuntar la construcción de nuevas viviendas lo que significará empleo para miles.

Asimismo, los latinos vemos en la reforma de salud una respuesta a una de nuestras necesidades más apremiantes. No tener seguro médico es caminar al borde del desastre financiero rogándole a la Virgen que uno no se enferme. También lo es tener alguna condición médica previa que dé pie a que las compañías de seguro nieguen la cobertura. La respuesta de Romney fue decir que la gente puede ir a la sala de emergencia. Ya lo hacen. Miles esperan a que su enfermedad se agrave para acudir a emergencias porque no tienen seguro médico. Esa no es la solución.

En cuanto a inmigración, a pasar del número récord de deportaciones en la administración de Obama, la mayoría de los latinos estamos conscientes de que los republicanos han tomado medidas férreas en varios estados para hacerle la vida imposible a los indocumentados con el objetivo de que se regresen a su país. También votaron en contra del Dream Act que habría beneficiado a miles de jóvenes latinos ejemplares. Los votantes latinos no olvidamos nada de esto.

Estoy convencido de que Obama es la única alternativa en estos comicios. Mi voto es para Obama una vez más.

¿Quién ganará las elecciones? ¿Barack Obama o Mitt Romney?

VOTA


¿Tu voto para quién será?
Mira qué opinan otros y deja tu comentario aquí

 

Seguir a Alejandro Escalona en Twitter: www.twitter.com/@alexoescalona

SIGUE VOCES