Huffpost Voces

Crece consternación en torno a periodista decapitado por extremistas del Estado Islámico

Publicado: Actualizado:

Son más las interrogantes que las respuestas en relación a la decapitación del periodista estadounidense James Foley por parte de la organización extremista Estado Islámico (IS, por sus siglas en inglés), anteriormente conocida como ISIS.

Los miembros de este grupo, calificado como terrorista, publicaron el video de la ejecución del reportero, quien llevaba casi dos años extraviado en Siria mientras laboraba para France-Press y GlobalPost.

El material fue removido de las redes sociales, pero aún así se logró filtrar el perturbador y sangriento hecho. La foto que te mostramos arriba fue capturada de ese video, y se aprecia a Foley en un traje naranja, enviando un mensaje, minutos antes de ser ejecutado.

Foley se encontraba cubriendo la guerra civil siria y desde noviembre del 2012 no se supo más de su paradero. En mayo del 2013, un reporte de Columbia Journalism Review aseguró que el periodista probablemente estaba retenido en las cercanías de Damasco.

En el video de la ejecución se ve a tres hombres: uno a quien identificaron como James Foley, un militante de IS -quien habla con acento británico- y Steven Soltoff, otro periodista, actualmente amenazado de muerte.

Después de la divulgación del video, la familia de Foley confirmó su muerte a través de una declaración en su página de Facebook.

"Dio su vida tratando de exponer al mundo el sufrimiento del pueblo sirio", dijo el comunicado, que se atribuyó a la madre de Foley, Diane Foley.

Foley también pidió a los milicianos de IS que respeten la vida de otros rehenes. "Al igual que Jim, son inocentes. Ellos no tienen control sobre la política del gobierno de Estados Unidos en Irak, Siria o cualquier lugar del mundo".

Muchos apuntan a que Foley con sus declaraciones, en las que culpa a Estados Unidos por su muerte, podría estar experimentando una especie de Síndrome de Estocolmo, reacción psicológica en que la persona, víctima de un secuestro o violación desarrolla complicidad, incluso empatía, con el victimario.

Todavía este miércoles, Twitter está tratando de bloquear la difusión de las imágenes de la decapitación de Foley, primero por lo grotesto del suceso y segundo porque es seguirle dando publicidad al movimiento del Estado Islámico, indicó la agencia AP.

En un tweet el martes por la noche, el presidente de Twitter, Dick Costolo dijo que la compañía "está suspendiendo activamente algunas cuentas a medida que descubrimos que están relacionadas con estas imágenes gráficas", e incluyó un enlace con un despacho del diario New York Times sobre el asesinato de Foley.

Los usuarios de Twitter que se oponen a las imágenes usan el hashtag #ISISMediaBlackout.

Relacionado en HuffPost Voces:

Close
James Foley
de
Compartir
Twittear
PUBLICIDAD
Compartir esto
cerrar
Esta imagen

Sugerir una corrección