Huffpost Voces

Un niño puede desaparecer sin que la policía haga nada

Publicado: Actualizado:
MISSING KIDS
Andrew Holt via Getty Images

WASHINGTON (AP) — Cuando los agentes policiales y del FBI lanzaron una campaña el mes pasado para rescatar a niños del tráfico sexual, hallaron a menores de apenas 11 años en cuartos de hotel, estacionamientos y hogares.

Entre los 168 menores rescatados, había un sector que los defensores de los niños dicen que les preocupa en especial: aquellos cuya desaparición no había sido denunciada.

Según los defensores, la redada pone de manifiesto la necesidad de un dispositivo nacional estandarizado para denunciar la desaparición de niños, en particular los que se encuentran bajo los sistemas estatales de acogida, considerados los más vulnerables a los abusos. Los temores por los niños desaparecidos no son nuevos, pero son objeto de mayor atención al aumentar la conciencia sobre el tráfico sexual de menores. Los gobiernos federal y estatales están buscando la manera de acelerar la denuncia policial cuando desaparece un niño.

"Yo diría que este movimiento ha adquirido un gran impulso durante el último año", dijo John Ryan, presidente del Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados. Proyectos de ley pendientes en el Congreso obligarían a las agencias de bienestar infantil a denunciar la desaparición de un niño a la policía y al centro, que posee personal y recursos especializados, en menos de 24 horas.

El actual mosaico de leyes estatales y federales ha dado lugar a lo que los defensores de los niños llaman una red de seguridad desgarrada con escasa rendición de cuentas.

Algunos estados tienen normas que obligan a las agencias de bienestar infantil a denunciar la desaparición de niños a la policía, pero la mayoría no las tienen, de acuerdo con el centro. Eso significa que un niño puede desaparecer sin que la policía lo sepa ni tenga órdenes de buscarlo.

Una ley federal obliga a las policías a registrar las desapariciones de niños en el Centro Nacional de Información de Crímenes del FBI, una base de datos que está a disposición de todas las organizaciones policiales del país, pero para ello se debe conocer el nombre o tener información concreta sobre el menor desaparecido. Un informe de la Oficina de la Contraloría del Congreso de 2011 dijo que algunas fuerzas policiales no reciben oportunamente la información de los organismos estatales.

Un motivo de preocupación son los niños que aparecen horas después de denunciada su desaparición. En algunos casos, estás víctimas del tráfico sexual trabajan durante algunas horas y luego los proxenetas los envían de regreso a casa.

El centro para niños desaparecidos dice que recibió más de 57.000 denuncias entre 2009 y 2013, muchos de ellos considerados prófugos en peligro. Sostiene que alrededor de dos tercios de los niños desaparecidos el año pasado que eran probables víctimas del tráfico sexual huyeron de los sistemas estatales de acogida.

El caso del niño Avonte Oquendo:

Close
Avonte Oquendo
de
Compartir
Twittear
PUBLICIDAD
Compartir esto
cerrar
Esta imagen

Sugerir una corrección