Huffpost Voces

Chihuahua discapacitado recibe una carretilla hecha de juguetes

Publicado: Actualizado:

Turbo el Chihuahua nació sin sus patas delanteras, pero parece que no se ha dado cuenta. El vivaz perrito no deja que nada lo detenga.

El cachorro de dos patas fue llevado al Downtown Veterinarian en Indianápolis, Indiana, hace dos semanas, informó Today.com. Los dueños de Turbo lo llevaron a la clínica porque cuando tenía cuatro semanas de edad, los otros cachorros de la camada no dejaban mucha comida para el perrito discapacitado. Cuando tenía un mes, sólo pesaba 10 onzas.

Después de visitar a otros veterinarios, quienes dijeron que no podían hacer nada para él, sus dueños estaban desesperados.

La pareja estaba sobrecogida”, Amy Birk, directora del Downtown Veterinarian, dijo a Today.com. “No querían eutanizar al perro”.

turbo

Los dueños acordaron dejar el cachorrito con el personal para que pudiera recibir la atención médica que necesitaba.

Un perro pequeño puede hacerlo bien con una carretilla”, Birk dijo a ABC 7. “Así que, a menos que tuviera otra condición médica, no había forma de que lo fuéramos a poner a dormir”.

Turbo empezó a comer con regularidad y a subir de peso, y el equipo se dedicó a crear una carreta que pudiera ayudarlo a caminar con mayor facilidad. Los perros no pueden usar una carretilla normal hasta los seis meses de edad, así que se vieron obligados a ser creativos.

Primero, según Fox 59, el personal montó un aparato utilizando partes de un helicóptero de Fisher Price.

turbo

Después, hicieron uno de popotes (pajita, sorbeto), que puedes ver en el video que está abajo, pero resultó demasiado débil. Su carretilla actual está hecha de tubos de un kit para soldadura de juguete, pero el personal teme que pronto le quede pequeña.


Necesitamos la carretilla para que pueda recibir apoyo en su parte delantera, para que pueda moverse con más naturalidad y usar las patas con más naturalidad”, Dra. Trish Wiggers dijo a Fox. “Así, no tendrá la tensión puesta sobre todas sus otras articulaciones”.

En este momento, la clínica veterinaria está recaudando fondos para una carretilla especialmente diseñada para el pequeño perro. El precio de estas carretas empieza a 200 dólares.

Pero Turbo, que ahora tiene seis semanas y pesa menos de una libra, no está preocupado con su falta de patas. El chihuahua pasa los días haciendo terapia física para fortalecer sus patas traseras, y pasa las noches con la técnica veterinaria Ashley Looper, quien ha decidido adoptarlo.

“Definitivamente tiene una personalidad diferente porque es discapacitado”, dijo Looper a Fox. “Él es más vivaz. Por la mañana, está alerto y listo para irse. ¡Lo ves caminar y él está feliz!”.

  • The Downtown Veterinarian
  • The Downtown Veterinarian
  • The Downtown Veterinarian
  • The Downtown Veterinarian
  • The Downtown Veterinarian

El Downtown Veterinarian está aceptando donaciones para la carretilla especial de Turbo en su oficina y por teléfono. Para seguir el progreso de Turbo, puedes visitar su página de Facebook o su cuenta de Instagram.

La versión original de este artículo fue publicada en HuffPost Good News por Melissa McGlensey. La traducción es de María Guardado.

También en HuffPost Voces

Perros que no pueden parar de sonreír
de
Compartir
Twittear
PUBLICIDAD
Compartir esto
cerrar
Esta imagen

Sugerir una corrección