Huffpost Voces

Aficionados chilenos detenidos por destrozos y vandalismo en Maracaná

Publicado: Actualizado:
Print Article

RIO DE JANEIRO (AP) — Un centenar de aficionados chilenos desbordaron el miércoles los controles de seguridad del Maracaná y entraron a la fuerza al centro de prensa del estadio, previo al arranque del partido entre la selección de su país y España por la Copa del Mundo.

Los fanáticos, la mayoría jóvenes vestidos con camisetas rojas de la selección chilena y sin boletos, entraron violentamente al centro donde trabajan los medios internacionales, al parecer en un intento desesperado por alcanzar un corredor que pensaban les llevaría a las tribunas. Destrozaron la puerta de vidrio de acceso y una pared divisoria.

Varios casilleros metálicos cayeron al romperse la pared, pudieron atestiguar periodistas de The Associated Press que se encontraban en el centro de prensa.

Muchos se cubrían la cara con bufandas que llevaban el escudo de Chile, mientras los periodistas los fotografiaban.

El partido, que Chile ganó 2-0 para clasificarse a los octavos de final, tuvo lleno total.

La seguridad del estadio, sede de la final del torneo el 13 de junio, reaccionó con lentitud para neutralizar a los aficionados chilenos.

Una vez que llegaron a un corredor, los hinchas se percataron de que éste no llevaba a las gradas, de modo que dieron la media vuelta y volvieron a la sala de prensa. Ahí, los guardias de seguridad retomaron el control de la situación, unos 15 minutos después de que comenzó el incidente, y obligaron a que decenas de invasores se sentaran en grupo.

La secretaría de seguridad del estado de Río de Janeiro, a cargo de la seguridad, informó que 85 individuos fueron detenidos. Fueron retirados en fila por las fuerzas de seguridad, cada uno apoyando sus brazos sobre los hombros del que al frente suyo.

"Yo era el único que estaba parado ahí (cerca de la entrada al centro de prensa)", dijo el guardia de seguridad Diego Goncalves. "De pronto, ellos derribaron una valla y se abrieron paso a empujones".Afuera del estadio, la policía antidisturbios obligó a los aficionados involucrados en los desórdenes hacia una zona de retención. Los chilenos empezaron a quejarse que los revendedores de boletos pedían 1.000 dólares por la entrada para el partido. "¡Viajé miles de kilómetros para estar acá!", gritó un aficionado. Otros coreaba: "¡La FIFA es una mafia!".

Cuando se le preguntó cuántos guardias debían haber vigilado la entrada cuando ocurrió el incidente, el guardia Goncalves dijo, "unos 20".

En un comunicado conjunto, la FIFA y el comité organizador local deploraron la violencia.

"Antes del partido España contra Chile en el Maracaná, un grupo de individuos sin entradas tratar de ingresar violentamente al estadio, rompiendo vallas y desbordando a la seguridad", indicó la FIFA en un comunicado de prensa. "Fueron frenados por la seguridad y no pudieron llegar a las butacas".

Luego de lo ocurrido, la seguridad fue redoblada.

Según las autoridades del gobierno estatal de Río, responsable de la policía, debido a la conducta "agresiva" de los aficionados chilenos, la FIFA pidió ayuda a la policía ayudar para controlar la situación y detener a los aficionados. También inició una investigación.

Una decena de hinchas argentinos ya intentó saltar los controles de seguridad en el Argentina-Bosnia disputado en Maracaná el pasado domingo. También fueron detenidos.

En Internet

40.000 chilenos llenarán las gradas de Maracaná - Marca

Cientos de aficionados chilenos invaden la sala de prensa de ...

Un grupo de 200 aficionados chilenos asaltan y destrozan el Media ...