Huffpost Voces

Engordar o no depende de tus genes

Publicado: Actualizado:
Print Article
La genética determina si ingerir comida frita con frecuencia engorda o no...
La genética determina si ingerir comida frita con frecuencia engorda o no...

Apuesto a que envidias a esas mujeres que ves comer mucho y todo lo que les gusta, especialmente un apetitoso pollo frito y unas alitas, suculentos postres llenos de mantequilla, y no engordan aunque las inflen. Tú vives cuidándote y al primer resbalón (una pechuga empanizada y frita y una torta de chocolate, engordas al menos dos libras ¡instantáneamente!

Siento decirte que se lo debes a mami, papi y familia que ni conociste, o sea, el fantasma de la genética. Un nuevo estudio de Harvard reveló que la genética determina si ingerir comida frita con frecuencia engorda o no. Comer alimentos fritos más de cuatro veces en semana tiene el doble de efecto en el tamaño del cuerpo de personas con alto riesgo de obesidad, comparadas con personas de bajo riesgo. ¿Cuál es el factor de riesgo? Mientras más genes tienes de los que predisponen a la obesidad, más engordas comiendo alimentos fritos.

Eso explica por qué los malos hábitos de alimentación no afectan por igual a toda la población, según dijo Claude Bouchard, director de Genética y Nutrición de The Human Genomics Laboratory of Pennington Biomedical Research Center, en Baton Rouge, Louisiana. "Nuestros hábitos de alimentación y la falta de actividad física causan la epidemia de obesidad, pero hay una fuerza mayor que influye en esos factores y es la genética”, agregó.

Los exámenes genéticos del estudio revelaron quién es más susceptible a ser obeso. Este se hizo a base del BMI (Body Mass Index o índice de masa corporal), medida de cantidad de grasa en el cuerpo. Las mujeres con riesgo genético reflejaron en su BMI una unidad más alta, mientras los hombres mostraron .7 más, si comían alimentos fritos más de 4 veces a la semana. En aquellos con menos riesgo genético, se registró poca diferencia entre comer o no comer alimentos fritos: media unidad en las mujeres y .4 en los hombres.

El riesgo de obesidad en una persona que come alimentos fritos aumenta exponencialmente con cada 10 variantes genéticos que lo predisponen a la obesidad. A los que comen menos de una ración semanal de alimentos fritos les aumenta un 61% el riesgo de obesidad por cada 10 genes de riesgo. Ese riesgo aumenta a 112% si ingiere comida frita 3 veces a la semana.

No se sabe con certeza por qué esos genes inflan la reacción del cuerpo a las comidas fritas. Lu Qi, profesor asistente de nutrición de Harvard School of Public Health, cree que se debe a la forma en que los genes están conectados al balance de energía del cuerpo.

Con una genética a favor o en contra, siempre es buena idea no consumir alimentos fritos. A la larga, si los comemos con frecuencia, a todos (gordos o flacos) nos puede aumentar el colesterol y la presión arterial.

Vía HuffPost Healthy Living

Relacionado en HuffPost Voces:

6 alimentos 'dietéticos' que no querrás consumir
de
Compartir
Twittear
PUBLICIDAD
Compartir esto
cerrar
Esta imagen

Sugerir una corrección

En Internet

Confirman que la comida que más engorda es la papa frita ...