La historia de José Salvador Alvarenga, el náufrago salvadoreño y residente mexicano hallado en un atolón de las islas Marshall en el Océano Pacífico después de más de 13 meses de sobrevivir a la deriva, sigue causando asombro y más que una duda.

Si su relato es cierto, se trata de una de las odiseas más extraordinarias jamás contadas.

Junto con un acompañante de 15 años de edad, Ezequiel que falleció en la travesía después de unos meses luego de negarse a comer, Alvarenga recorrió más de 6,500 millas, solamente en línea recta, en una odisea que superaría la descrita por Yann Martel, en un libro que resultó en una película exitosa, Life of Pi.

Pero muchos dicen que es una farsa, mentira, engaño.

SIGUE LA INFORMACIÓN DESPUÉS DE ESTAS IMÁGENES
Loading Slideshow...
  • MARSHALLS-MEXICO-SALVADOR-SURVIVAL-TRANSPORT

    A photo obtained on February 6, 2014 shows the claimed boat of Pacific castaway Jose Salvador Alvarenga of El Salvador shortly after his January 30 arrival on the remote Ebon Atoll in the Marshall Islands. Alvarenga was born in El Salvador but had lived for years in Mexico, where he says he set off on a fishing trip in late 2012 before becoming lost and drifting some 12,500-kilometres (8,000-miles) to the Marshalls in a small boat. The 37-year-old said he survived by eating raw fish and birds as well as drinking turtle blood, urine and rainwater for 13 months, but a teenage companion named Ezequiel starved to death during the ordeal. AFP PHOTO (Photo credit should read STR/AFP/Getty Images)

  • José Salvador Alvarenga: un relato increíble

    El náufrago salvadoreño José Salvador Alvarenga, en momentos en bajar de la embarcación que lo trajo del atolón Ebon donde llegó el 30 de enero a Majuro, capital de las Islas Marshall, el 3 de febrero. (HILARY HOSIA/AFP/Getty Images)

  • EL SALVADOR-MARSHALLS-MEXICO-SURVIVAL-FISHERMAN-ALVARENGA

    (L-R) The daughter and parents of Salvadorean castaway Jose Salvador Alvarenga, Fatima Mabea Alvarenga, Jose Ricardo Orellana and Maria Julia Alvarenga, walk on the beach in Garita Palmera, 102 km west of San Salvador on February 4, 2014. Alvarenga claims to have survived 13 months adrift in the Pacific before washing ashore in the Marshall Islands after going on a fishing trip in December 2012 with a teenager who died while they were lost at sea. Alvarenga, who was found at a remote coral atoll last Thursday, was recuperating in a hospital in the Marshall Islands. AFP PHOTO / Jose CABEZAS (Photo credit should read JOSE CABEZAS/AFP/Getty Images)

  • EL SALVADOR-MARSHALLS-MEXICO-SURVIVAL-FISHERMAN-ALVARENGA

    The parents of Salvadorean castaway Jose Salvador Alvarenga, Jose Ricardo Orellana (2-R) and Maria Julia Alvarenga (R) and other relatives pray at their house in Garita Palmera, 102 km west of San Salvador on February 4, 2014. Alvarenga claims to have survived 13 months adrift in the Pacific before washing ashore in the Marshall Islands after going on a fishing trip in December 2012 with a teenager who died while they were lost at sea. Alvarenga, who was found at a remote coral atoll last Thursday, was recuperating in a hospital in the Marshall Islands. AFP PHOTO / Jose CABEZAS (Photo credit should read JOSE CABEZAS/AFP/Getty Images)

  • MEXICO-EL SALVADOR-MARSHALLS-SURVIVAL-FISHERMAN-ALVARENGA

    The former boss of Salvadorean castaway Jose Salvador Alvarenga, Bellarmino Rodriguez Solis, talks about the last time he saw Alvarenga before he set off on a fishing trip in late 2012, in the town of Chocohuital, Chiapas State, Mexico, on February 5, 2014. Alvarenga claims to have survived 13 months adrift in the Pacific before washing ashore in the Marshall Islands after going on a fishing trip in November 2012 with a teenager who died while they were lost at sea. Alvarenga was found on January 30, 2014 at the remote coral atoll Ebon Atoll, of the Marshall Islands. AFP PHOTO/ Yuri CORTEZ (Photo credit should read YURI CORTEZ/AFP/Getty Images)

  • José Salvador Alvarenga, ahora.

    El náufrago José Salvador Alvarenga ahora con el pelo corto y no tan corpulento como se veía al llegar a la costa, en el inicio de la conferencia de prensa que ofreció este miércoles en Majuro, capital de las Islas Marshall, antes de ser enviado de emergencia al hospital. (STR/AFP/Getty Images)

  • El náufrago salvadoreño José Salvador Alvarenga, en momentos en bajar de la embarcación que lo trajo del atolón Ebon donde llegó el 30 de enero a Majuro, capital de las Islas Marshall, el 3 de febrero. (Foto AP /Foreign Affairs Department The Marshall Islands, Gee Bing)

  • El patrón.

    El ex jefe del náufrago, Bellarmino Rodríguez Solís. (YURI CORTEZ/AFP/Getty Images)

  • El náufrago salvadoreño José Salvador Alvarenga, en momentos en bajar de la embarcación que lo trajo del atolón Ebon donde llegó el 30 de enero a Majuro, capital de las Islas Marshall, el 3 de febrero. (GIFF JOHNSON/AFP/Getty Images)

  • El náufrago salvadoreño José Salvador Alvarenga, en momentos en bajar de la embarcación que lo trajo del atolón Ebon donde llegó el 30 de enero a Majuro, capital de las Islas Marshall, el 3 de febrero. (GIFF JOHNSON/AFP/Getty Images)

  • El náufrago salvadoreño José Salvador Alvarenga, en momentos en bajar de la embarcación que lo trajo del atolón Ebon donde llegó el 30 de enero a Majuro, capital de las Islas Marshall, el 3 de febrero. (AP Photo/Marshall Island Journal)

  • El náufrago salvadoreño José Salvador Alvarenga, en momentos en bajar de la embarcación que lo trajo del atolón Ebon donde llegó el 30 de enero a Majuro, capital de las Islas Marshall, el 3 de febrero. (GIFF JOHNSON/AFP/Getty Images)

  • El pueblo donde vivía...

    Chocohuital, en el estado de Chiapas, México, de donde partió a fines de 2012. (YURI CORTEZ/AFP/Getty Images)

  • La madre de Alvarenga...

    Doña María Julia Alvarenga, habla en un celular en su casa de Garita Palmera, 102 km al oeste de San Salvador el 4 de febrero. (JOSE CABEZAS/AFP/Getty Images)

  • El hermano de su acompañante...

    Quiere saber qué hizo con el cuerpo. Romeo Cordova Ríos, hermano de Ezequiel Cordova Rios, el acompañante de Alvarenga que murió en alta mar. (YURI CORTEZ/AFP/Getty Images)

  • Así se veía hace 15 años...

    (JOSE CABEZAS/AFP/Getty Images)

  • MARSHALLS-MEXICO-SALVADOR-SURVIVAL-TRANSPORT

    A photo obtained on February 6, 2014 shows the claimed boat of Pacific castaway Jose Salvador Alvarenga of El Salvador shortly after his January 30 arrival on the remote Ebon Atoll in the Marshall Islands. Alvarenga was born in El Salvador but had lived for years in Mexico, where he says he set off on a fishing trip in late 2012 before becoming lost and drifting some 12,500-kilometres (8,000-miles) to the Marshalls in a small boat. The 37-year-old said he survived by eating raw fish and birds as well as drinking turtle blood, urine and rainwater for 13 months, but a teenage companion named Ezequiel starved to death during the ordeal. AFP PHOTO (Photo credit should read STR/AFP/Getty Images)

  • MARSHALLS-MEXICO-SALVADOR-SURVIVAL-TRANSPORT

    A photo obtained on February 6, 2014 shows the claimed boat of Pacific castaway Jose Salvador Alvarenga of El Salvador shortly after his January 30 arrival on the remote Ebon Atoll in the Marshall Islands. Alvarenga was born in El Salvador but had lived for years in Mexico, where he says he set off on a fishing trip in late 2012 before becoming lost and drifting some 12,500-kilometres (8,000-miles) to the Marshalls in a small boat. The 37-year-old said he survived by eating raw fish and birds as well as drinking turtle blood, urine and rainwater for 13 months, but a teenage companion named Ezequiel starved to death during the ordeal. AFP PHOTO (Photo credit should read STR/AFP/Getty Images)


Quizás sea por el parecido con el filme, o porque las pocas personas que fotografiaron, o filmaron, o vieron a un Alvarenga caminando tranquilo entre sus rescatistas, dijeron que se veía en buen estado, y no desnutrido y débil como debería serlo.

La historia nos fascina.

Philip Hoare dice en The Guardian, que "el cuento del náufrago José Salvador Alvarenga habla a nuestros profundos temores de estar a la deriva... en nuestra vida segura y mimada del siglo XXI, los océanos salvajes actúan como un recordatorio de nuestra fragilidad física y psíquica".

¿Nada más?

En el día de hoy se publicaron las primeras entrevistas con la familia del náufrago, y las primeras fotos después de su rescate.

En el video abajo, habla el hermano de José Salvador - uno de tres, desde una casa de clase media en Estados Unidos, agradeciendo a quienes lo salvaron allí, tan lejos.

Y aquí, en este video publicado en The Telegraph:




Es donde detalla las circunstancias de su arribo en un bote de fibra de vidrio, en malas condiciones. "Llegando a tierra, ya no pude caminar", dice.

Al llegar al atolón Ebon y ser rescatado, el 30 de enero, el náufrago de 37 años dijo que su nombre era José Iván, para luego dar su verdadero apellido. Fue llevado, en un recorrido de 22 horas en bote, a la ciudad de Majuro, capital de las Islas Marshall, que de por sí está en un atolón de corales formado por 64 isletas en la cadena Ratak del archipiélago. Tiene un área de tierra firme de solo 15millas cuadradas, que rodean una gigantesca laguna de 165 millas cuadrados.

Su estado de salud es sorprendentemente bueno para quien dice haber pasado 13 meses en alta mar, luego de haber zarpado de México para El Salvador en septiembre de 2012.

Esto despierta dudas, aunque también podría negarlas: si fuese un truco tan bien preparado que transportaron el bote de 21 pies de eslora, con el nombre "Camaroneros de la Costa" - el de la cooperativa pesquera para la que trabajaba Alvarenga - a un atolón de las Islas Marshall, bien podían dejar adelgazar el protagonista con unos días de ayuno.

SIGUE LA INFORMACIÓN DESPUÉS DE LA ENCUESTA

¿Crees la historia del náufrago José Salvador Alvarenga o es un fraude?

VOTA

Pero los detalles escasean. Según un informe, el bote estaba vacío con excepción de un baul en la que se metía Alvarenga para refugiarse del sol. Un jefe de policía local dijo al Telegraph que "el bote parece haber estado en el agua por mucho tiempo, con todo tipo de algas pegadas fuera y dentro".

Sin embargo, de acuerdo con el reporte del Guardian, Ola Fjestad, de Noruega, estudiante de antropología, dijo que el bote estaba lleno de "conchas y animales marinos, incluyendo un diminuto pájaro vivo, conchas de tortuga y restos de pescado".

¿Cómo sobrevivió?

"Dice que sobrevivió comiendo pescado, tortugas y pájaros. Dice que se hidrató gracias al agua de lluvia y a la sangre de las aves que atrapaba", dice Associated Press.

"Para mí es difícil imaginar a alguien que haya podido sobrevivir durante 13 meses en el mar", dijo el embajador mexicano, Tom Armbruster, en Majuro. "Pero también es difícil imaginar que alguien llegue a Ebon de la nada. Lo cierto es que este hombre ha pasado por una prueba difícil y ha estado en el mar por algún tiempo".

Agrega la agencia noticiosa que se ubicó en el pueblo pesquero de donde provenía Alvarenga a la familia del adolescente fallecido. El padre sería Villermino Rodríguez Solís, habitante de Tonalá, Costa Azul, quien dijo que "el salvadoreño y su acompañante desaparecieron el 18 de noviembre de 2012, lo que implicaría que la odisea duró 14 meses y medio.

"Aquí los compañeros iban, pues, en lanchas a buscarlos, cuatro días buscándolos", relató Villermino, quien estaba sorprendido de que Alvarenga estuviese vivo".

Una de las primeras acciones del náufrago fue llamar a su hija Fátima de 14 años, que vive en el pueblo pesquero de Garita Palmera, Ahuachapán, El Salvador, y a sus hermanos en Estados Unidos. También habló con Jose Richardo Orellana y Maria Julia Alvarenga, sus padres. Todos lo creían muerto.

Alvarenga dejó El Salvador y vivía en México desde hace 15 años, trabajando en pesca.

Hora tras hora se publican nuevos detalles: fotos de Alvarenga de hace 15 años, cuando dejó El Salvador, donde se lo ve delgado y de pelo oscuro, frente al actual corpulento y de cabello claro. ¿Es él? Por otra parte, en entrevistas en México, dijeron que le conocían solo como "La Chancha", porque ya en ese entonces era corpulento.

Finalmente, la historia evoca otras historias. Desde la de Jonás, quien profetizó desde el vientre de una ballena y se salvó milagrosamente, hasta, claro, la de Robinson Crusoe. Pero llama la atención una en especial, la de una lancha tiburonera que partió de San Blas, Nayarit, México, en octubre del 2005, y al cabo de nueve meses apareció tambien en las Islas Marshal con un relato de sobrevivencia. Fueron tres los que quedaron de cinco. Pero no les creyeron. Contaron que hubo dos compañeros que fallecieron en la travesía solo después de varios días de silencio.

En ese entonces, Página12 reflejó las dudas crecientes: "¿Cómo pasaron nueve meses y nueve días a la deriva sin que sus cuerpos acusen el sol, el hambre, la sed y el desamparo que debieron padecer?"

Estos náufragos fueron estrellas de la TV; dijeron que se alimentaron de "patos y gaviotas", aunque éstos no se encuentran en alta mar. Pero su historia perduró por cierto tiempo. Hasta la próxima.