Woody Allen negó este domingo las acusaciones de que él abuso sexualmente de su hija adoptiva, Dylan Farrow, cuando ella tenía apenas tenía siete años.

Este sábado a través de una carta que publicó el periódico "The New York Times", Farrow retomó las acusaciones de que Allen abusó de ella sexualmente en el ático de la casa de su madre adoptiva, Mia Farrow en 1992.

Sin embargo, el representante de Allen, Leslee Dart, aclaró:

"El señor Allen ha leído el artículo y lo encuentra falso y vergonzoso. Lo responderá muy pronto, mientras tanto es importante que queden claros los siguientes hechos:"

"En el momento en que produjo la investigación, ordenada por la corte, y realizada por expertos independientes, se concluyó que no había evidencias suficientes que demostraran que hubo abuso sexual […] Dylan Farrow tiene una incapacidad para distinguir entre la fantasía y la realidad, que fue asesorada por su madre Mia Farrow. Los cargos nunca se formularon".

HARTFORD, Connecticut, EE.UU. (AP) — El fiscal de Connecticut que hace más de 20 años investigó a Woody Allen por presunta pederastia pero que no presentó cargos opinó el domingo que es demasiado tarde para que el director de cine sea procesado, luego que Dylan Farrow retomara sus acusaciones de que Allen abusó sexualmente de ella cuando tenía 7 años.

El ex fiscal estatal para el condado de Litchfield, Frank Maco, dijo en una entrevista telefónica con The Associated Press que el estatuto de limitaciones sobre las acusaciones de la hija adoptiva de Allen y la actriz Mia Farrow, Dylan Farrow, expiró hace 15 años por lo menos.

Maco concluyó en 1993 que carecía de pruebas para procesar a Allen, pero que sospechaba que el abuso ocurrió. El fiscal se jubiló en 2003.

"Espero que ella tenga acceso a dicha declaración, para que sepa lo que hice y por qué lo hice", dijo Maco. "Espero que encuentre un poco de paz y consuelo en este momento".

Un portavoz del Departamento de Justicia Penal de Connecticut dijo el domingo que la fiscalía no volverá a examinar el caso a menos que se lo pidan.

Dylan Farrow renovó sus acusaciones contra Allen en una carta abierta al diario The New York Times publicada el sábado, diciendo que él la atacó sexualmente cuando tenía 7 años, después de que él y Mia Farrow la adoptaron.

Allen ha negado las acusaciones.

En la carta, Dylan Farrow ofreció sus primeras declaraciones en público sobre el incidente ocurrido en 1992. En la misiva, la mujer dijo a Nicholas Kristof, columnista de la sección de opinión del periódico, que el hecho de que Hollywood siga acogiendo a Allen la llevó a retomar el caso.

"Que él haya salido impune de lo que hizo me persiguió mientras crecía", escribió Farrow. "Me siento culpable de que yo le haya permitido estar cerca de otras niñas pequeñas".

Farrow dijo que decidió hablar al respecto luego que Allen fuera galardonado recientemente con un premio por su trayectoria en la entrega de los Globos de Oro.

El New York Times reportó que Allen se negó a hacer declaraciones al respecto. Además, los representantes del director y de su ex pareja Mia Farrow no respondieron a las peticiones de comentarios hechas el sábado por The Associated Press.

En la carta, Dylan Farrow sostiene que en 1992, en la casa de la familia en Connecticut, Allen la llevó a un "ático oscuro parecido a un armario" y "luego abusó sexualmente de mí". Farrow no detalló las acciones de Allen, pero describió otras conductas de abuso.

Farrow agregó que Allen la metía en su cama a su lado, y en otras ocasiones "colocaba su cabeza en mi regazo desnudo e inhalaba y exhalaba".

"Desde que tengo memoria, mi padre ha estado haciéndome cosas que no me gustaban", dijo Farrow. "Estas cosas sucedían tan seguido, de forma tan rutinaria, tan hábilmente ocultas de una madre que me habría protegido de haberlo sabido, que yo creí que era algo normal".