En el día en que todo se suponía que se enfocara en el Super Bowl en Nueva Jersey, la muerte del talentoso actor Philip Seymour Hoffman enluta la jornada.

En lo que parece ser un sobredosis de droga, el apartamento del artista en Nueva York es investigado por las autoridades con el fin de confirmar lo que es una fuerte sospecha, ya que hace apenas un año, el mismo Seymour confirmaría que se sometió a rehabilitación por su adicción.

El cuerpo fue hallado por un amigo en su penthouse en la calle Bethune West Village. De acuerdo con vecinos, entrevistados por CNN, el actor era una persona amigable y se le veía frecuentemente con sus tres hijos en el área. Estaba supuesto a reunirse con ellos en la mañana de este domingo.

Los investigadores encontraron dos bolsas- cuyo contenido se cree que es heroína- en el departamento del cuarto piso, donde vivía el actor.

En mayo del 2013, le revelaría a TMZ que se sometió a un proceso de desintoxicación por un período de 10 días en una clínica de la costa este de Estados Unidos [no especificó la locación] y que desde hacía un año ya se había percatado cuánto se había empeorado su situación, especialmente con la heroína.

En el 2006, en una entrevista con el programa de CBS, "60 minutes", Hoffman explicó que después de graduarse de actuación en New York University comenzó una vida de excesos y de "fiestas duras".

Y reconoció que consumía absolutamente de todo: "Era todo [drogas, alcohol] todo lo que caía en mis manos...me gustaba todo", explicaba en ese momento. "Yo fui a rehabilitación. Estaba sobrio cuando tenía 22 años. Entré en pánico, realmente tenía pánico por mi vida, fue eso", argumento de por qué se decidió a buscar ayuda profesional.


  • Getty Images
    El público ha comenzado a rodear el edificio donde vivía el actor en el área de Greenwich Village. La propiedad es investigada por la unidad de homicidios de la policía de Nueva York. AFP PHOTO/Stan HONDA (Photo credit should read STAN HONDA/AFP/Getty Images)
  • Getty Images
    La escena desde afuera en el área de Greenwich Village. AFP PHOTO/Stan HONDA (Photo credit should read STAN HONDA/AFP/Getty Images)
  • Getty Images
    Un policía entrando al edificio, donde fue encontrado el cuerpo sin vida del talentoso actor Philip Seymour Hoffman. AFP PHOTO/Stan HONDA (Photo credit should read STAN HONDA/AFP/Getty Images)
  • AP
    La policía en las afueras de su departamento en Nueva York este domingo 2 de febrero. El actor fue encontrado muerto pasada las 11 a.m. (ET). Se iría a encontrar con sus tres hijos y al no hacerlo eso levantó sospechas. (AP Photo/John Minchillo)
  • AP
    Hoffman, ganador del Oscar al Mejor Actor en 2005, habría fallecido a causa de una sobredosis de droga, informa el diario The New York Post, citando fuentes policiales. Pervaiz Shallwani, el periodista que del Wall Street Journal que ha dado la exclusiva, asegura en su Twitter que el actor ha sido hallado en el baño con una jeringuilla en el brazo. (AP Photo/John Minchillo)
  • AP
    Colocando barricadas en las afueras del edificio donde vivía Philip Seymour Hoffman. (AP Photo/John Minchillo)

DE AP

NUEVA YORK (AP) — Philip Seymour Hoffman, quien ganó el Oscar al mejor actor en 2006 por su interpretación del escritor Truman Capote en "Capote" y creó de toda una galería de personajes vívidos, falleció el domingo. Tenía 46 años.

Fue hallado muerto en su apartamento de Manhattan, dijo la policía. No se determinó de inmediato la causa oficial de su deceso.

Hoffman, quien con su contextura gruesa y cabellera rubia despeinada no era el típico ídolo del cine, se hizo una carrera principalmente como un actor de carácter. Fue nominado al Oscar en cuatro ocasiones.

En uno de sus primeros filmes hizo el papel de un estudiante de secundaria malcriado, en "Perfume de mujer" de 1992. Uno de sus papeles más memorables fue el de un miembro gay del equipo de producción de una cinta pornográfica en "Boogie Nights", una de varias películas dirigidas por Paul Thomas Anderson en las que apareció.

A menudo dio vida a personajes cómicos y ligeramente raros en filmes como "Along Came Polly", "The Big Lebowski" y "Almost Famous". Más recientemente, fue Plutarch Heavensbee en "Los juegos del hambre" y repetía este papel en la segunda parte de la serie, "Los juegos del hambre: Sinsajo", que está en producción. En "Moneyball" hizo el papel de Art Howe, el manager malhumorado de los Atléticos de Oakland que se resistió a nuevas ideas sobre el talento en el béisbol.

Apenas hace unas semanas, Showtime anunció que Hoffman protagonizaría "Happyish", una nueva serie de comedia sobre un hombre de mediana edad en busca de la felicidad.

Por "The Master" fue nominado al Premio de la Academia al mejor actor de reparto en 2013 por su papel del carismático líder de un movimiento religioso. El filme, inspirado en parte en la vida del fundador de la cientología L. Ron Hubbard, lo reunió con Anderson. También fue postulado al mismo premio en 2009 por "Doubt", en la que hizo de un cura sospechoso por su relación con un niño, y en 2008 por su papel de agente de la CIA en "Charlie Wilson's War".

Nacido en 1967 en Fairport, Nueva York, Hoffman mostró interés por la actuación a temprana edad, cuando a los 12 años una producción local de "Todos eran mis hijos" de Arthur Miller lo impresionó. Estudió teatro en la adolescencia con la New York State Summer School of the Arts y el Circle in the Square Theatre School. Luego se especializó en arte dramático en la Escuela de Artes Tisch de la Universidad de Nueva York.

Entrenado para el teatro, con una versatilidad y disciplina más común entre los actores británicos que estadounidenses, fue un actor de carácter capaz de asumir cualquier rol, grande o pequeño, despreciable o simpático.

En el escenario actuó en reposiciones de "True West", "Long Day's Journey Into Night" y "The Seagull", en una producción de verano que también incluyó a Meryl Streep y Kevin Kline. En 2012, estuvo más que a la altura en uno de los más grandes papeles del teatro estadounidense: Willy Loman en "Muerte de un viajante", un trabajo elogiado como "desgarrador" por el crítico de teatro de la Associated Press Mark Kennedy.

"Hoffman tiene apenas 44 años, pero sin embargo se sumerge en su desolación como un hombre más cercano a la edad de la jubilación, arrastrando sus maletas de muestras lleno de abnegación y desilusión", escribió Kennedy entonces. "Su conexión combativa con la realidad es pronunciada en esta producción, en la que la ira y la dureza de Hoffman emergen de sus balbuceos".

___

El corresponsal de AP en Nueva York Hillel Italie contribuyó con este reporte.