En un viraje, los republicanos aceptaron la legalización de los indocumentados en Estados Unidos y la ciudadanía para los DREAMERS, es decir, quienes llegaron de niños de manera ilegal, con ciertas condiciones.

Este martes, cuando el Presidente Obama en su discurso anual del estado de la Unión mencionó la necesidad de la reforma migratoria, algunos activistas le criticaron diciendo que no le había dedicado al tema un espacio suficiente, que no había confrontado a sus rivales políticos, que no había sido claro.

Otros les respondieron diciendo que si lo hacía era por una razón: que la reforma se está negociando, que conviene mantener silencio, que no quería confrontar a sus contrapartes en un debate práctico, concreto.

Ahora, se están revelando detalles de un posible acuerdo migratorio entre la mayoría de los republicanos en la Cámara de Representantes y la Casa Blanca, al publicarse un documento de principios republicanos.

Aqui se puede leer el texto completo de la versión original del documento programático de los republicanos en la Cámara Baja.

"Estas personas", dice el documento dado a conocer por la bancada republicana en la cámara baja, "podrán vivir legalmente y sin temor en Estados Unidos, pero solo después de haber admitido su culpa, aprobado exámenes rigurosos de su prontuario, pagado multas significativas, pagado impuestos atrasados, desarrollado conocimientos del inglés de educación cívica estadounidense y si es que son capaces de mantenerse a sí mismos y a sus familias (sin acceso a beneficios públicos)".

Si bien a primera vista el acuerdo - y las declaraciones de los políticos que acompañaron su publicación - excluye la vía a la ciudadanía para los indocumentados que sean así legalizados, algunos medios como FoxNews anunciaron que la ciudadanía sería accesible para "algunos" de los inmigrantes.

Si bien en principio el documento repite las mantras republicanas respecto a la necesidad de fortalecer la frontera, impedir nuevos cruces ilegales y que los sin papeles sean empleados en Estados Unidos, avanza en decretar la necesidad de que los DREAMERS - los hijos de indocumentados que fueron traídos al país ilegalmente siendo niños - puedan no solo legalizarse sino también acceder a la ciudadanía:

"Uno de los grandes principios fundamentales de nuestro país fue que los niños no fuesen castigados por los errores de sus padres. Es hora de proveerles una oportunidad para la residencia legal a aquellos que llegaron aquí como niños sin culpa de su parte, aquellos que no tienen otra casa que no sea ésta. A quienes cumplan ciertos requisitos y hayan servido honorablemente en nuestras fuerzas armadas u obtenido un título universitario, esto es lo que haremos".

Inmediatamente, activistas como Angela Kelley, del Centro de Progreso Estadounidense, reaccionaron al documento republicano con un tono generalmente positivo en una declaración enviada a esta redacción:

"Nos anima que los republicanos de la Cámara de Representantes finalmente están listos para avanzar hacia la reforma migratoria. El costo de la inacción fue significativo. El precio devastador que pagan las comunidades y familias de trabajadores sigue subiendo, cuando se deportan mil inmigrantes cada día. Nuestra economía sigue sufriendo de este status quo disfuncional".
Loading Slideshow...
  • Fotografía: Cinthya Félix y Tam Tran

    Cinthya y Tam en Central Park, Nueva York, 2009.

  • Fotografía: El duelo

    Lolly Tran llora y conmemora a su hermana, Tam en mayo de 2011. Cortesía de Pocho1.

  • Fotografía: Sin papeles y sin miedo

    La Liga de la Justicia Inmigrante Juvenil y sus indocumentados y sin miedo en Chicago, marzo de 2010. Cortesía de Holderness Pedro.

  • Fotografía: 'Yo soy indocumentado'

    Jonathan Pérez protesta frente a la oficina de la candidata a Gobernadora de California, Meg Whitman, quien respaldo una plataforma anti inmigrante, California 2010. Fotografía cortesía de Erick Huerta.

  • Fotografía: Estudiantes en la oficina de McCain

    Tania, Lizbeth, Yahaira, Mohammad y Raúl sentados en las oficinas del senador McCain. Los cinco activistas llevan un botón con las caras de Cinthya Félix y Tam Tran, las dos estudiantes indocumentadas que fallecieron en mayo de 2010 y defensoras del DREAM Act federal. Cortesía de Anselmo Rascón.

  • Fotografía: 'Yo existo'

    Fotografía de "indocumentados y sin miedo: Tam Tran, Félix Cinthya, y el Movimiento de la Juventud Inmigrante". Por cortesía de Adrián González.

  • Ilustración: Indocumentado y sin miedo

    Ilustración de Julio Salgado.

  • Un centenar de personas se reunieron para el lanzamiento del libro "Sin papeles y sin miedo: Tam Tran, Félix Cinthya y el Movimiento de la Juventud Inmigrante", junio 2012. Entre los presentes se encontraban las familias de Tran y Félix.

  • Fabiola Inzunza <a href="http://books.labor.ucla.edu/p/79/undocumentedunafraid" target="_hplink">editor</a> y colaborador de la publicación, se dirige a los asistentes al lanzamiento del libro.

  • Imagen de las personas reunidad para el lanzamiento del libro en el Centro Laboral de UCLA, junio 2012.

  • Kent Wong, Director del Centro Laboral de UCLA, profesor y <a href="http://books.labor.ucla.edu/p/79/undocumentedunafraid" target="_hplink">editor del libro</a> se dirige a los asistentes al lanzamiento del libro.

  • Imagen de las personas reunidad para el lanzamiento del libro en el Centro Laboral de UCLA, junio 2012.

  • Un cartel de los miebros de <a href="http://www.ideasla.org/" target="_hplink">I.D.E.A.S. de UCLA</a>, una red de apoyo para los estudiantes indocumentados en el campus.