Los abogados que representan a Marlise Muñoz -la mujer embarazada con muerte cerebral que se mantiene conectada a las máquinas en un hospital de Texas- indicaron que el feto es "claramente anormal".

Con estos resultados, el panorama podría cambiar en medio de la disputa entre el esposo y los familiares de Muñoz, partidarios de desconectarla, y las autoridades de salud de Texas, que siguen una ley, que dictamina que un paciente tiene que mantenerse con vida hasta que el bebé pueda ser extraído del vientre materno.

Sin embargo, la familia de Muñoz ya encontró la fuerza y los recursos para demandar y pedir una evaluación del controversial caso, que el cuerpo sea entregado a la familia, y eventualmente lograr un cambio en la ley para otros pacientes que se enfrenten a similar situación.

Marlise Machado Muñoz sufrió una embolia pulmonar, en noviembre pasado, cuando se desmayó en la cocina de su casa y la declararon con muerte cerebral. Fue hospitalizada en la unidad de cuidados intensivos del hospital John Peter Smith, en Fort Worth, con 14 semanas de embarazo.

Erick Muñoz, su esposo, asegura que su mujer no era partidaria de permanecer en la actual condición médica. La pareja tiene otro hijo de 15 meses, de nombre Mateo.

"Hablamos de esto. Ambos somos paramédicos", explicó a la estación local WFAA. "Hemos visto cosas en el trabajo. Sabíamos que no queríamos estar conectados a una máquina".

Los abogados de la familia se enfrentan a las autoridades hospitalarias, que insisten en mantener a la mujer con vida hasta que se le pueda realizar una prueba al feto, procedimiento que sólo será posible cuando se arribe a las 24 semanas de gestación.

Texas es uno de los 31 estados bajo la ley que limita a los médicos retirar el soporte vital en mujeres con enfermedades terminales y quienes están embarazadas.

Loading Slideshow...
  • La náusea desaparece

    De <a href="http://www.parenting.com/">Parenting.com</a></strong> Por el segundo trimestre, la mayoría de las mujeres ven esta enfermedad de la mañana disminuir o hasta detenerse completamente. Si te sientes todavía con náuseas, háblale a tu médico. En este momento vas a empezar a experimentar otra incomodidad en la zona abdominal: dolor abdominal, que resulta del crecimiento del útero y de la tensión de los ligamentos de alrededor.

  • Los signos de vida

    Durante el primer trimestre, tu bebé ha estado creciendo silenciosamente dentro de ti. Cerca de 12 semanas, tu médico será capaz de detectar la pulsación del corazón del bebé. Y también vas a tener otras señales físicas de que tu bebé está en buena salud, incluyendo: - Entre 16 y 20 semanas, vas a empezar a sentir a tu bebé moviéndose por dentro. A esto se le conoce como «aceleración». - Cuando vaya terminando del trimestre, puedes también sentir pequeños saltos en tu barriguita. No te preocupes, sólo es tu bebé teniendo hipo y esto es inofensivo.

  • Dificultad para respirar

    Aún las actividades ordinarias como caminar al baño puede dejarte sin aliento. Es totalmente normal. Creciendo, el útero empieza a presionar sobre los pulmones, resultando un poco más difícil que el aire entre y salga. Trata de quedarte calmada, y si la falta de aire se hace más severa, ve a tu doctor.

  • Más cambios en tu cuerpo

    Por la semana 16, estarás probablemente ya vestida con ropa de maternidad debido a la expansión de la cintura y de la cadera. A la semana 27, se supone que habrás subido de 8 a 11 kilos, de los cuales 2 son del bebé. Tal vez también empieces a sentir otro fenómeno del embarazo: marcas de estiramiento o estrías. La mayoría se convertirá en líneas casi invisibles o se quitarán después del nacimiento.

  • Los cambios emocionales

    Aunque tus hormonas estén todavía multiplicadas, tu cuerpo ha tenido tres meses para adaptarse a ellas. Entonces deberías poder ver un comercial dramático sin llorar. Del otro lado, al cambiar de forma, puedes estar preocupada sobre los efectos, a largo plazo, del embarazo sobre tu cuerpo. Para evitar estos impactos del cuerpo: - Cómprate un vestido lindo (hoy en día hay ropa de embarazo muy bonita). - Vete una sesión en un centro de belleza, como una manicura para sus largas uñas. - Disfruta de lo bueno que se siente.

  • Los malos sueños

    Con tu bebé convirtiéndose en una realidad, tus sueños se van a volver sorprendentes. Durante el segundo trimestre, dar a luz a un bebé sobrenatural es un tema frecuente en los sueños de las futuras madres. No te preocupes si te despiertas con sudor frío, es normal sentirse un poco ansiosa.

  • Vida sexual

    Durante tu cuarto o quinto mes, puede ser que te sientas de repente más atractiva. Por el segundo trimestre, tu cuerpo está produciendo una cantidad increíble de estrógeno. Los ovarios producen más en un sólo día que lo que las mujeres no embarazadas producen en tres años. Y con las náuseas y el cansancio del primer trimestre disminuyendo, te vas a sentir más despierta. Algunas mujeres experimentan el orgasmo múltiple por primera vez.

  • Hacer ejercicio

    Si la náusea te impidió hacer deporte diario en el primer trimestre, ahora es el momento de volver a practicar ejercicio físico. Intenta: <strong>Kegeles:</strong> te van a ayudar a empujar durante el trabajo de parto y reducir los riesgos de incontinencia después. Contracta tus músculos como si estuvieras intentando parar el flujo de orina en medio de la corriente. Mantén y repite. <strong> Yoga prenatal:</strong> diseñado específicamente para los cambios ocurriendo en tu cuerpo, y te llevará a conocer a otras futuras madres. <strong>Alberca: </strong>Natación y deportes acuáticos como el aerobics hacen poco impacto, y el sentimiento de ligereza le dará a tus pies y piernas cansadas, un buen descanso. <strong> Caminar: </strong>Aún solo si decides dar la vuelta en el barrio, te hará circular la sangre y sentirte mucho más enérgica.

  • Precauciones

    - Evitar cargar cosas pesadas, o hacer cualquier ejercicio que necesite expirar fuerte, puede aumentar la presión sanguínea hasta niveles peligrosos. - Después del cuarto o quinto mes, evita las actividades que requieren que te acuestes en la espalda. Esta posición puede causar de comprimir la vena cava, un vaso sanguíneo importante que lleva la sangre al bebé. - Comer un poco una hora antes de ir al trabajo. Las calorías te van a dar mucha energía. - Beber agua durante todo el día. Es particularmente importante quedar hidratada durante el embarazo. - Tener mucho cuidado con los movimientos o actividades que requieren equilibro. Tu cuerpo está cambiando rápidamente, y corriendo o haciendo aerobics te puedes sentir muy desequilibrada.