Jeremiah Oliver, de cinco años, fue visto por última vez el pasado 14 de septiembre por sus familiares en Massachusetts, pero no fue hasta la pasada semana que las autoridades recibieron la alerta y comenzó la búsqueda.

Se teme lo peor en medio de la incertidumbre del paradero del niño de origen hispano.

Tanto la madre de Jeremiah, como el novio de ésta, se encuentran bajo custodia policial y la pregunta es cómo un menor puede estar desaparecido por tres meses sin levantar sospechas.

¿Cómo pudo ocurrir esto con un pequeño, quien a la vez, recibía visitas de supervisión por parte de un trabajador social del estado?

Los oficiales reconocieron que Jeremiah dejó de recibir las visitas del trabajador social.

"Es un caso de profunda negligencia y abuso" dijo Olga Roche, comisionada del Departamento de Niños y Familias del estado de Massachusetts.

Roche consideró el caso de un "serio fracaso" y tanto el supervisor como el trabajador social asignado al niño fueron despedidos inmediatamente.

El gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, también está pidiendo más responsables en este confuso caso.

La madre está enfrentando cargos por negligencia. La hermana de Jeremiah, de 8 anos, fue la que puso a flote el caso cuando le dijo a la consejera de su escuela, que el novio de su madre, Alberto Sierra, de 22 años, había abusado de ella.

Los policías investigaron a Elsa Oliver, de 28 años, y alegó que el pequeño Jeremiah se había mudado a Florida.

El caso está bajo investigación.