La medicina preventiva en Estados Unidos está a punto de dar un gran salto cualitativo, que incidirá en la salud de millones de residentes del país.

En efecto, en un comunicado conjunto, la Asociación de Cardiología y el Colegio de Cardiólogos anunciaron que a partir de ahora los médicos decidirán sobre el curso a seguir respecto a altos niveles de colesterol (y los consiguientes problemas cardíacos o de diabetes, etc.) de una manera totalmente diferente. De hecho, desde ahora ignorarán los números del colesteral (el malo, el bueno).

De manera directa, esto llevará a que el número de personas sometidas a medicamentos con statins subirá en al menos el doble.

Así lo explica Associated Press este lunes:

Las autoridades de salud estadounidenses emitieron el martes nuevas directrices para evitar los males cardíacos y los infartos en las que enfatizan el uso de medicamentos contra el colesterol.

Las recomendaciones, emitidas por la Asociación de Cardiología de Estados Unidos y el Colegio de Cardiólogos, son un cambio radical con respecto al estudio anterior realizado una década atrás. Se basan en una fórmula para calcular el riesgo particular de una persona de sufrir un mal cardiovascular, basada en otros factores ajenos al colesterol. Además, evalúan el riesgo de infartos cerebrales y no se concentran únicamente en los ataques cardíacos. Y bajan la cifra de colesterol requerida para recomendar el uso de medicamentos.

La definición de lo que es un nivel alto de colesterol no cambia, pero sí cambia el tratamiento recomendado. En vez de basar el tratamiento en la reducción de una cifra específica con alguna droga, se enfatiza el uso de estatinas como Lipitor o Zocor, y se describe el tipo de personas que más se beneficiarían.

"Se trata de crear el tratamiento más apropiado", dijo el doctor Neil Stone, de la Universidad Northwestern, quien encabezó el panel responsable de las recomendaciones.

Añadió que los médicos "deben recetar estatinas a aquellas personas que más se beneficiarán".

Los expertos estiman que la nueva técnica limitará la cantidad de gente que ingiere estatinas simplemente porque tienen una determinada cifra de colesterol pero tienen poca susceptibilidad a sufrir un ataque cardíaco. Aun así, de aplicarse la nueva fórmula, unos 33 millones de estadounidenses — el 44% de los hombres y el 22% de las mujeres — cumplirían con los criterios para empezar a ingerir estatinas. Actualmente sólo el 15% de los adultos usan esa medicina.

Algunos médicos ajenos al estudio expresaron temor de que el hallazgo confunda a la gente.

"Será controversial, de eso no cabe duda. Desde siempre le hemos dicho a los pacientes y a los médicos que el tratamiento tiene como objetivo bajar el colesterol hasta llegar a cierta cifra", dijo el doctor Steven Nissen de la Clínica de Cleveland.

Añadió que "tenemos el temor de que cundirá la confusión sobre qué medidas se deben tomar".

El Instituto Nacional de Estudios del Corazón, Pulmones y Sangre designó en el 2008 a un panel de expertos para redactar las nuevas directrices, pero en junio trasladó la responsabilidad a la Asociación de Cardiología de Estados Unidos y el Colegio de Cardiólogos. También se emitieron recomendaciones sobre cómo reducir la obesidad, y sobre como tener un estilo de vida saludable. En breve se emitirán las correspondientes a maneras de reducir la presión arterial.

___

En internet:

___

Fórmula para calcular el riesgo: http://my.americanheart.org/cvriskcalculator

Recomendaciones para bajar el colesterol: http://bit.ly/1j2hDpH

Estilo de vida más saludable: http://bit.ly/16ZnV7e

Contra la obesidad: http://bit.ly/1bsdFG2

Cálculo de riesgo: http://bit.ly/19hzaV9

Información sobre el colesterol: http://tinyurl.com/2dtc5vy

Datos sobre el corazón: http://circ.ahajournals.org/content/127/1/e6

___

Marilynn Marchione en Twitter: http://twitter.com/MMarchioneAP

Loading Slideshow...
  • <font size="-2">Por Yined Ramírez-Hendrix</font><br /><br />Las enfermedades cardiacas son responsables de 2,200 muertes en los Estados Unidos cada día, según el Centro de Control de Enfermedades. Cambios al estilo de vida y una dieta saludable pueden ayudar a reducir tu riesgo. El mantener un peso saludable, el no fumar y mantener los niveles de estrés bajo control son buenas maneras de minimizar tu riesgo. Estos son algunos alimentos que debes incluir en tu dieta:<br /><br /><strong>Avena</strong> <br /><br />La fibra soluble en la avena reduce la absorción del colesterol "malo" en los vasos sanguíneos, lo que ayuda a mantener las arterias libres.

  • Alga marina

    Al igual que todas sus contrapartes verdes provenientes de la tierra, el alga marina contiene impresionantes beneficios para el corazón como antioxidantes y grasas saludables.

  • Chocolate oscuro

    Los compuestos de flavonoides que operan como antioxidantes, satisfacen tu paladar dulcero y ayudan a bajar el colesterol, reducir la presión sanguínea y prevenir coágulos de sangre.

  • Popcorn

    Las palomitas maíz reventadas por aire caliente, y no aquellas bañadas en mantequilla y cubiertas de sal, son una sorprendente fuente de antioxidantes y fibra, de acuerdo a un estudio de 2009, porque técnicamente son granos enteros.

  • Soya

    Los alegatos de que reduce el colesterol aún están en debate, pero la soya es una fuente de proteína baja en grasa cuando se le compara a la carne roja.

  • Tomates

    Los tomates son la mayor fuente de licopeno en la dieta americana, de acuerdo a un estudio de 2011. Experimentos preliminares sugieren que el licopeno ayuda a prevenir problemas cardiovasculares dado a sus propiedades anti-inflamatorias.

  • Alcohol

    Un estudio de 2011 publicado en British Medical Journal encontró una baja de 14 a 25% en la enfermedad cardiaca en personas que consumen alcohol con moderación, comparados a los abstemios.

  • Bayas

    Las bayas son altas en un tipo de antioxidantes llamado polifenoles, que pueden bajar la presión sanguínea y promover el buen colesterol. Un estudio de 2011 encontró que estas tienen un compuesto llamado antocianinas que protege contra la hipertensión.

  • Salmón

    La Asociación Americana del Corazón recomienda comer pescado dos veces por semana, especialmente pescado como el salmón, rico en ácidos grasos, omega-3. Los omega-3 pueden reducir el riesgo de arritmias, la acumulación de placa en las arterias, bajar el colesterol y ayudar a mantener la presión arterial baja.

  • Aceite de oliva

    El cambiar la mantequilla por aceite de oliva puede bajar los niveles de colesterol. Las grasas monoinsaturadas que se encuentran en el aceite de oliva siguen siendo grasas, así que ejerce moderación.

  • Papas

    Las batatas están repletas de antioxidantes que combaten enfermedades y las papas regulares contienen fibra y potasio, importantes para mantener tu corazón funcionando propiamente.

  • Nueces

    Un estudio de 2011 concluyó que el consumir nueces en lugar de carne roja como fuente de proteína resultó en una baja en el riesgo de apoplejía. La grasa no saturada en las nueces puede ayudar a reducir el colesterol en comparación de la carne roja. Las nueces son altas en grasa y calorías, por lo que es necesario controlar las porciones.

  • Café

    Un estudio de 2011 sugirió que el café es una gran fuente de antioxidantes en las dietas de las personas. Aún son necesarios más estudios para determinar cómo la cafeína contrarresta los radicales libres en el cuerpo, pero parece que batalla la enfermedad cardiaca y el Alzheimer.