TACLOBAN, Filipinas (AP) — Cuadrillas de rescate enfrentaban el lunes carreteras bloqueadas y aeropuertos dañados en su intento por llevar ayuda de emergencia a los sobrevivientes del tifón Haiyan en el este de Filipinas, donde se teme que hubo miles de muertos.

Tres días después que el tifón Haiyan devastó la región, la magnitud del desastre total —el peor que hayan enfrentado las Filipinas— es cada vez más aparente.

Los vientos y las olas fueron tan fuertes que arrastraron buques de gran calado tierra adentro, que se levantan incomprensiblemente en medio de los escombros de edificios, árboles, señales carreteras y las pertenencias de la población.

Las autoridades calculan que un máximo de 10.000 personas hayan muerto. Pero el gobierno, pasmado por la magnitud del desastre, aún no ha dado una cifra oficial de muertos. Sin embargo, funcionarios dijeron que después de inspeccionar las áreas afectadas no queda mucha duda de que el saldo de muertos será el calculado o quizás mayor.

En la ciudad de Tacloban, la capital de la provincia Leyte, los cadáveres colgaban de los árboles y se veían en las aceras. Muchos quedaron enterrados en edificios desplomados. Toda la ciudad parecía arrasada. Desde el aire el paisaje semejaba un gigantesco basurero demarcado por unos cuantos edificios de concreto que siguen de pie.

Los sobrevivientes merodeaban entre los escombros de sus viviendas de madera en busca de objetos que recuperar o buscaban por sus familiares y amigos.

Muy escasa asistencia había llegado hasta la ciudad, indicaron los sobrevivientes. Algunos tomaron alimentos, agua y productos de consumo de tienda, centros comerciales y viviendas abandonadas.

"Esta área ha quedado totalmente arrasada", destacó Sebastien Sujobert, jefe del Comité Internacional de la Cruz Roja en Tacloban. "Se han perdido muchas vidas, un gran número de personas han desaparecido y los servicios básicos como agua potable y electricidad han quedado interrumpidos", agregó.

Señaló que la Cruz Roja de Filipinas y las oficinas de la Cruz Roja Internacional de Tacloban quedaron destruidas, obligando al personal a buscar un local temporal.

Haiyan azotó la costa oriental de las Filipinas el viernes y pasó con furia a través de sus islas centrales antes de continuar por el Mar de China con vientos de 235 kilómetros por hora (147 mph), ráfagas de hasta 275 kph (170 mph) y el nivel del mar aumentó seis metros (20 pies).

Aunque las autoridades habían evacuado unas 800.000 personas antes del tifón, el saldo de muertos es elevado porque muchos centros de evacuación, escuelas de ladrillo, iglesias y edificios del gobierno no soportaron el embate de los vientos y el gigantesco oleaje. Las autoridades dijeron que muchas personas que se habían refugiado en esos edificios murieron ahogadas o fueron arrastradas por las aguas.

El meteoro infligió daños serios a por lo menos seis de las más de 7.000 islas del archipiélago; Leyte, Samar y la zona note de Cebú parecen haber llevado la peor parte. Unos 4 millones de personas fueron afectados por la tormenta, informó el centro nacional de desastres.

Videos tomados en el poblado de Guiuan, en la oriental provincia de Samar —la primera zona donde el tifón tocó tierra— también mostró gran devastación. Muchas casas quedaron completamente destruidas y las carreteras estaban llenas de escombros y árboles arrancados de raíz. El video de ABS-CBN mostró varios cadáveres en la calle cubiertos con sábanas.

"No tengo casa, no tengo ropa, no sé cómo voy a reanudar mi vida, estoy muy confundida", dijo una mujer no identificada mientras lloraba. "No sé lo que nos pasó. Estamos pidiendo ayuda".

Las Naciones Unidas dijeron que estaban enviando suministros pero el acceso a las áreas más afectadas es muy difícil.

En una nación abrumada regularmente por terremotos, volcanes y tormentas tropicales, el tifón Haiyan parece ser el peor desastre natural en la historia del pa+is.

Loading Slideshow...
  • Tifón Haiyan

    Así quedó el aeropuerto.

  • Tifón Haiyan

    Los residentes caminan sobre los cables de elecriticad caídos.

  • Tifón Haiyan

    Dolor y consuelo.

  • Tifón Haiyan

    Así quedaron las casas en Tacloban de Filipinas.

  • Tifón Haiyan

    Los residentes buscar donde no hay nada ya.

  • Tifón Haiyan

    Esto era el aeropuerto de Tacloban.

  • Tifón Haiyan

    Un conteiner en lo que era una pequeña calle.

  • Tifón Haiyan

    Nada queda de la bella ciudad.

  • Tifón Haiyan

    La belleza natural en contraste con la devastación.

  • Tifón Haiyan

    Lo que quedó de una pequeña iglesia.

  • Tifón Haiyan

    Tratando de encontrar refugio en las calles sin luz.

  • Tifón Haiyan

    Tacloban en la mañana del sábado después del tifón.

  • Tifón Haiyan

    Los residentes no saben dónde ir.

  • Tifón Haiyan

    Un residente regresa a lo que era su casa buscando su mascota.

  • Tifón Haiyan

    Buscando dónde no hay nada.

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

    Más de lo que era el aeropuerto.

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

    Una residente parada donde antes era su hogar.

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

    Buscando refuerzos.

  • Tifón Haiyan

    Paralizados frente a la nada.

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

    Dónde dormir.

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

    Imagen de la NASA del Tifón Haiyan.

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

    Residents en medio del Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

  • Tifón Haiyan

    Residents clear a road after trees were toppled by strong winds at the onslaught of powerful typhoon Haiyan that hit the island province of Cebu, Philippines, Friday Nov. 8, 2013. One of the most powerful typhoons ever recorded slammed into the Philippines on Friday, setting off landslides, knocking out power in one entire province and cutting communications in the country's central region of island provinces. (AP Photo/Chester Baldicantos)

  • Tifón Haiyan

    In this Thursday, Nov. 7, 2013 photo, residents living near the slopes of Mayon volcano are evacuated to public schools by police in anticipation of the powerful typhoon Haiyan that threatened Albay province and several provinces in central Philippines. The typhoon, one of the most powerful typhoons ever recorded, slammed into the Philippines early Friday, with one weather expert warning of catastrophic damage. (AP Photo/Nelson Salting)

  • Tifón Haiyan

    In this Thursday, Nov. 7, 2013 photo, residents living near the slopes of Mayon volcano are evacuated to public schools by police in anticipation of the powerful typhoon Haiyan that threatened Albay province and several provinces in central Philippines. The typhoon, one of the most powerful typhoons ever recorded, slammed into the Philippines early Friday, with one weather expert warning of catastrophic damage. (AP Photo/Nelson Salting)

  • Tifón Haiyan

    In this Thursday, Nov. 7, 2013 photo, residents living near the slopes of Mayon volcano are evacuated to public schools by police in anticipation of the powerful typhoon Haiyan that threatened Albay province and several provinces in central Philippines. The typhoon, one of the most powerful typhoons ever recorded, slammed into the Philippines early Friday, with one weather expert warning of catastrophic damage.(AP Photo/Nelson Salting)

  • Tifón Haiyan

    Fisherman repair there outrigger on the shore of Manila bay as Typhoon Haiyan approached on November 7, 2013. Authorities warned more than 12 million people were at risk from Typhoon Haiyan, which was generating wind gusts exceeding 330 kilometres (200 miles) an hour and set to hit on November 8. AFP PHOTO / Jay DIRECTO (Photo credit should read JAY DIRECTO/AFP/Getty Images)

  • Tifón Haiyan

    Fisherman's outrigger are anchored on the shore of Manila bay as Typhoon Haiyan approached on November 7, 2013. Authorities warned more than 12 million people were at risk from Typhoon Haiyan, which was generating wind gusts exceeding 330 kilometres (200 miles) an hour and set to hit on November 8. AFP PHOTO / Jay DIRECTO (Photo credit should read JAY DIRECTO/AFP/Getty Images)

  • Tifón Haiyan

    Fisherman repair there outrigger on the shore of Manila bay as Typhoon Haiyan approached on November 7, 2013. Authorities warned more than 12 million people were at risk from Typhoon Haiyan, which was generating wind gusts exceeding 330 kilometres (200 miles) an hour and set to hit on November 8. AFP PHOTO / Jay DIRECTO (Photo credit should read JAY DIRECTO/AFP/Getty Images)

  • Tifón Haiyan

    Fisherman's outrigger are anchored on the shore of Manila bay as Typhoon Haiyan approached on November 7, 2013. Authorities warned more than 12 million people were at risk from Typhoon Haiyan, which was generating wind gusts exceeding 330 kilometres (200 miles) an hour and set to hit on November 8. AFP PHOTO / Jay DIRECTO (Photo credit should read JAY DIRECTO/AFP/Getty Images)

  • Tifón Haiyan

    Philippine Coast Guard Chief Rear Adm. Rodolfo Isorena checks newly-acquired rubber boats following blessing ceremony Wednesday, Nov. 6, 2013 in Manila, Philippines. Isorena said the new single-hull aluminum boats and rubber boats will be deployed to central Philippines in preparation for the onslaught of super typhoon "Haiyan" which is expected to make a landfall in central Philippines this weekend. (AP Photo/Bullit Marquez)