Desde el 21 de octubre, hasta el 10 de noviembre, Mercurio está retrógrado. ¿Qué significa? ¿Cómo nos afecta? Conocer un poco sobre el tema, te será muy útil…

El planeta Mercurio está más cerca del Sol que la Tierra, de manera que su rotación alrededor del astro rey, es más rápida que la nuestra. Generalmente, tres o cuatro veces al año, su rotación pareciera más lenta, se aquieta y mueve hacia atrás.

Cuando el movimiento del planeta parece normal, decimos que está “directo”. A medida que se va poniendo quieto (poco antes de volverse retrógrado o directo), decimos que se encuentra “estacionario”. Finalmente, cuando a través de nuestro propio movimiento, el del planeta Tierra, parece que el otro planeta se mueve hacia atrás, decimos que está “retrógrado”.

La realidad es que Mercurio no se está moviendo hacia atrás cuando está retrógrado, es más bien como una ilusión óptica, como cuando estamos aparcados en el auto, miramos hacia otro carro y parece que nosotros nos estuviéramos moviendo, ¡cuando es el otro! Miramos hacia el cielo, y vemos a Mercurio, que pareciera moverse hacia atrás, y esto sucede porque su órbita y la nuestra, se están moviendo en tándem.

Este planeta tiene una estrecha relación con la mente, rige los procesos mentales y todas las formas de comunicación, los acuerdos, contratos, los actos de compra venta y todo tipo de sociedad, también la manera de hablar o de escribir, de gesticular o moverse. En nuestro mundo moderno, también afecta lo relacionado con la tecnología, las computadoras, los códigos, las formas de comunicación tales como correo electrónico, teléfono, los periódicos, la internet.

¿Qué ocurre entonces cuando Mercurio está retrógrado? Nuestro amigo está tomando un descanso… Es un período de detención, de retroceso, no contamos con la ayuda y los beneficios que este planeta nos brinda durante otros tránsitos, debemos entonces cambiar nuestro ritmo, e ir más despacio también.

¿Qué debemos evitar? ¿A qué debemos mantenernos atentos?

No es un buen momento para cambiar de trabajo o emprender nuevos caminos laborales, tampoco para solicitar créditos o firmar contratos, comprar una vivienda, o ¡planificar una boda! Las computadoras, los automóviles, pueden romperse.

Capítulo aparte para la comunicación con los demás: debemos estar muy atentos a nuestras palabras y cómo las expresamos, también, pedir explicaciones ante cualquier argumento que no nos convenza, ¡las cosas deben ser muy claras! Hay que evitar la impulsividad y no tomar decisiones precipitadas.

¡Pero no todas son malas noticias! Es un período excelente para reflexionar, para descansar, para resolver nuestras deudas interiores pendientes, para limpieza. Sí, “limpieza” de nuestra mente, ¡y también del closet! Con un poco de paciencia, y una dosis extra de buen humor, podemos transitar este período de manera tranquila y consciente.

Las próximas fechas de Mercurio retrógrado serán:
Febrero 6/Febrero 28, 2014
Junio 7/Julio 1, 2014
Octubre 4/Octubre 25, 2014

¡A prepararse!

Relacionado en HuffPost Voces:

Loading Slideshow...
  • La Luna Nueva

    Esta fase comienza cuando el Sol y la Luna se fusionan en el cielo, marca el principio del ciclo de 28 días, y señala un tiempo de inicio, de siembra. Representa los principios, de toda naturaleza, desde plantar semillas o plantas, como expandir los horizontes personales o profesionales. Los sueños en noches de Luna Nueva generalmente indican señales acerca del futuro.

  • Cuarto creciente

    Tiene lugar cuando la Luna forma un ángulo de 90 grados con el Sol, gradualmente se vuelve más visible en el cielo. Es una energía de acción, ideal para tomar decisiones, desarrollar proyectos, y manejar conflictos. Posiblemente, haya que trabajar duro para alcanzar los objetivos propuestos durante la Luna Nueva. Las relaciones amorosas que comienzan con la Luna en su fase creciente tienen las mejores perspectivas de prosperar.

  • La Luna Llena

    Se produce cuando el Sol y la Luna están físicamente opuestos en el cielo, cuando la Luna refleja toda la luz del Sol, y es la fase lunar más energética de todo el ciclo. El crecimiento que proporcionaba la Luna en Cuarto Creciente llega a su punto más alto, a su culminación, durante la Luna Llena. <em>La proximidad entre la Luna y la Tierra es mayor, y nuestra atmósfera recibe una elevada carga de energía. Por estos días, y noches, todo es más intenso. Los instintos, las emociones, están a flor de piel.</em> Plenilunio, como también se conoce a la Luna Llena, es un momento simbólico de plenitud, Con respecto al amor, la Luna Llena se relaciona con los comienzos, ¡tiernos como un bebé recién nacido! Simboliza el conocimiento, la consciencia, la iluminación. Las relaciones que comienzan bajo esta influencia, suelen ser maduras y profundas.

  • Cuarto Menguante

    También en esta fase forma un ángulo de 90 grados, o un cuadrado con el Sol. Sin embargo, es menos visible en el cielo. Su luz empalidece, la energía es más tenue, es un momento de conclusiones, de descanso y retiro. Espiritualmente, es una etapa para perdonar, hacer las paces, estar tranquilos. Utilizar a diario el Calendario Lunar como referencia, puede ser una excelente guía para explorar cuáles son nuestras reacciones frente a las distintas, y a veces caprichosas, influencias de nuestra amada Luna.