Dejar el nido no siempre es fácil, mucho menos si la aventura implica estar a muy larga distancia de la gente que más se quiere. Es por eso que el regreso a casa y el reencuentro con los padres se vive con extrema emoción y se atesora en el corazón.

Para muchos jóvenes españoles la emigración ‘forzosa’ es cosa de todos los días. En su país no encuentran el desarrollo profesional que anhelan y salen de ahí en busca de un mejor futuro –tal y como ocurre en muchos países de Latinoamérica.

“La sorpresa: Dedicado a todos los que están lejos”, es un video que está dando la vuelta en distintas redes sociales y medios de comunicación. En el clip, Esther y Jorge, dos valencianos de 30 y 34 años que llevaban fuera de su tierra natal dos años y medio, se presentan por sorpresa en casa de sus padres, quienes se imaginaban que sus chicos se encontraban trabajando al otro lado del océano.

"Por fin vamos a regresar. Hoy queremos regalar a todos los que salisteis y a los que os quedasteis para luchar por el cambio, la emoción de una madre cuando vuelve a abrazar a su hijo", explica una voz en off en el video.

Hay lágrimas de bienvenida y lágrimas de despedida, porque esta pareja que visitaba a sus respectivos padres en España tenía boleto de regreso a Yucatán, México, en donde ella trabaja en un hotel de lujo, y él, como freelance de videos. Sus “lágrimas amargas” se las dedican a “políticos, banqueros y empresarios especuladores” que han hecho que su país no puede darles una oportunidad.

Y así como Esther y Jorge encontraron lo que buscaban en México, hay muchos mexicanos que también dejan a sus padres para irse a Estados Unidos en busca de esa oportunidad. Otros más se van Europa y, ocasionalmente, regresan a casa para sorprender y abrazar a los suyos, para derramar las mismas lágrimas de alegría y desazón.

La historia de Esther y Jorge es una con la que puertorriqueños, panameños, salvadoreños, argentinos y colombianos también se identifican. La historia de Esther y Jorge es una de esas que estruja el corazón y que, a quienes están lejos de casa, los alienta a reunir plata para poder dar una de esas sorpresas a los viejos.

¿Eres emigrado y has sorprendido alguna vez a tu familia y amigos? ¿Vives en algún lugar de Latinoamérica y te emocionas cuando vuelven tus parientes y amigos emigrados? ¡Cuéntanos tus historias en la zona de comentarios!

Relacionado en HuffPost Voces:

Loading Slideshow...
  • Dougie McCoy

    Dougie McCoy posa frente a esta foto que es parte del proyecto de "Inside Out 11M". La iniciativa coloca rostros de lo que significa la reforma migratoria en Estados Unidos en el emblemático edificio de la Torre de la Libertad (Freedom Tower) en el downtown de la ciudad de Miami. Un proyecto del Miami Dade Community College. (AP Photo/J Pat Carter)

  • Yalina Williams

    Yalina Williams también es otro rostro de lo que significa lograr una reforma migratoria en Estados Unidos. Los organizadores de la muestra dicen que son caras de los miles de indocumentados que viven en la nación sin lograr un status migratoria y permanecen en las sombras. (AP Photo/J Pat Carter)

  • Miami Freedom Tower

    Una foto de la Torre de la Libertad, el símbolo por excelencia de la comunidad cubana exiliada en el sur de Florida. En las afueras está la muestra gráfica, organizada por el Miami Dade Community College. (AP Photo/J Pat Carter)

  • Jessica Rivas

    Ella es Jessica Rivas, otro rostro, otra inmigrante que espera porque se haga realidad el sueño de la reforma migratoria. (AP Photo/J Pat Carter)

  • Sarah Hamideh

    La voluntaria Sarah Hamided cuelga parte de los fotos de la muestra. (AP Photo/J Pat Carter)

  • Aidai Mamaeva

    Aidai Maaeva posa junto a la exposición. Es imposible pasar enfrente de la Torre de la Libertad y no apreciar la novedad de este proyecto y lo que encierra para los residentes del sur de Florida y para el país. (AP Photo/J Pat Carter)

  • La muestra

    Un voluntario trabaja en el montaje de la exposición. (AP Photo/J Pat Carter)

  • Maria Bilbao

    Maria Bilbao también con una foto para el recuerdo. (AP Photo/J Pat Carter)