- Por GobiernoUSA.gov

Cuando el Congreso y el presidente no pueden llegar a un acuerdo sobre el presupuesto y las agencias federales se quedan sin fondos financieros para operar, el Gobierno tiene que suspender todos los servicios y actividades no esenciales. Cuando esto pasa, la ley no permite que los empleados federales trabajen, excepto en situaciones de emergencia. Esta situación afecta una variedad de servicios que el público en general recibe del Gobierno.

Durante cierres pasados —el más largo ocurrido por 21 días de 1995 a 1996— hubo:

  • demoras en la emisión de cheques del Seguro Social, Medicare y veteranos
  • cierres en todos los parques nacionales y los museos administrados por el Gobierno federal
  • interrupción a la atención de solicitudes de pasaportes y visas
  • interrupción de la limpieza de sitios de desechos tóxicos

Sin embargo, en cierres pasados, el Servicio Postal continuó su funcionamiento y los empleados a cargo de la seguridad nacional siguieron trabajando.

El Congreso y el presidente tuvieron hasta el 30 de septiembre para acordar el presupuesto del Gobierno. Al no haber llegado a un acuerdo, las agencias federales suspenderán sus operaciones hasta que se apruebe una ley de financiamiento para el Gobierno.

VER: Servicios del Gobierno durante el cierre

Relacionado en HuffPost Voces:

Loading Slideshow...
  • La Casa Blanca dijo que el próximo documento presupuestario del presidente Barack Obama no incluirá su pasada oferta de reducir el pago por inflación a los beneficiarios de la Seguridad Social y otros programas sociales, el componente central de su estrategia para achicar a largo plazo la deuda federal, de acuerdo con la agencia AP.

  • Crisis inminente: cierre del gobierno federal

    Se pone el sol sobre el Capitolio de Washington, sede de las dos cámaras del Congreso. La Casa Blanca pedía que éstas acepten continuar el financiamiento de las operaciones gubernamentales. El ala radical del partido Republicano condicionaba ese permiso a cancelar, suspender o modificar la ley de Reforma de Salud Obamacare. La confrontación acelera procesos largamente incubados, especialmente el enfrentamiento dentro del partido Republicano entre enviados del movimiento radical Tea Party y el ala tradicional. The sun rises over the U.S. Capitol as Sen. Ted Cruz, R-Texas, continues his filibuster on the Senate floor in Washington, Wednesday, Sept. 25, 2013. Cruz says he will speak until he's no longer able to stand in opposition to President Barack Obama's health care law. Cruz began a lengthy speech urging his colleagues to oppose moving ahead on a bill he supports. The measure would prevent a government shutdown and defund Obamacare. (AP Photo/Charles Dharapak)

  • John Boehner

    <strong>Una de las claves de la solución: </strong>El Congresista republicano de Ohio y presidente de la Cámara de Representantes John Boehner parece haber sido arrastrado por los acontecimientos, incapaz de sostener la ofensiva del ala populista de su partido allí, que exige cancelar, suspender, postergar o modificar Obamacare e infligir una fuerte derrota al Presidente. Si acepta el compromiso, Boehner podría ser reemplazado por sus correligionarios. (AP /J. Scott Applewhite, File)

  • Harry Reid

    El senador demócrata de Nevada y líder de la mayoría en la Cámara Alta Harry Reid es un importante aliado del Presidente Obama. Mantuvo a lo largo del conflicto un frente unido de senadores demócratas a favor de aprobar la autorización de fondos al gobierno y contra el condicionamiento a limitar Obamacare. Los demócratas tienen una mayoría de 54 de los 100 miembros del Senado. (Drew Angerer/Getty Images)

  • El Tea Party

    El movimiento populista Tea Party - una coalición de numerosas organizaciones locales y estatales con nombre similar, concentrada en el centro del país y con decenas de miles de entusiastas activistas - surgió en 2009 y 2010 como respuestas a la elección del primer presidente afroamericano y contra la aprobación y ahora la implementación de la ley de Reforma de Salud. Aunque no es parte orgánica del partido Republicano es allí donde activa y ha logrado decenas de representantes en la Cámara de Representantes y también en el Senado. Sus portavoces declararon que llegar a una solución de compromiso con el gobierno de Obama equivale a "capitular", y que destituirán o reemplazarán a quien vote por un acuerdo. Sus posturas son de corte nacionalista y se consideran herederos de quienes se rebelaron contra Inglaterra y obtuvieron la independencia de Estados Unidos en 1776. (Drew Angerer/Getty Images)

  • Ted Cruz

    El Senador <a href="http://voces.huffingtonpost.com/2013/09/15/ted-cruz-desnudo_n_3916358.html" target="_blank">republicano de Texas Ted Cruz</a> se convirtió de la noche a la mañana en el líder del movimiento Tea Party en el Congreso y probablemente en su futuro candidato presidencial para 2016, luego de un maratónico discurso de 22 horas con el que pretendió entorpecer la votación en el Senado por la aprobación del plan de gastos, e impulsar la noción de que "Obamacare" es nefasto para el país y debe anularse. (Alex Wong/Getty Images)

  • Barack Obama

    El Presidente Barack Obama quiere ver puesta en práctica su principal pieza legislativa, la reforma de Salud pública, y se opone a cualquier compromiso con el ala militante del partido Republicano, que demanda cancelarla a cambio de la aprobación de los gastos de gobierno por tres meses. Aunque Obama finalmente aceptó compromisos en el pasado y enfureció más a aliados que a rivales, dijo que ésta vez no lo hará. Lo mismo dijeron portavoces republicanos, para quienes "esta es una oportunidad histórica". (AP /Charles Dharapak)

  • John McCain

    El senador republicano de Arizona y excandidato presidencial John McCain es uno de los principales líderes republicanos del Senado y se ha manifestado repetidamente contra el cierre del gobierno y por un acuerdo que así lo permita, criticando al liderazgo del movimiento Tea Party y en particular a su colega Ted Cruz. Sin embargo, se ha abstenido de asumir el liderazgo del ala conciliadora. (Mark Wilson/Getty Images)

  • Nancy Pelosi

    La congresista demócrata de California y líder de la minoría en la Cámara de Representantes Nancy Pelosi no ha podido hasta ahora incidir en los acontecimientos en torno a la aprobación del plan de gastos del gobierno. Sin embargo, si se une a su contingente de votos el de 20 a 25 republicanos disconformes con la dirección de su agrupación, contará con mayoría suficiente como para prevenir más resoluciones que condiciones el funcionamiento del gobierno a cancelar o suspender Obamacare y a largo plazo, para preparar su retorno a la presidencia del Congreso como hasta 2010. (Alex Wong/Getty Images)

  • Paul Ryan

    El Congresista republicano de Wisconsin, ex candidato vicepresidencial y presidente del Comité de Presupuesto de la cámara Baja Paul Ryan fue uno de los artífices de la actual posición esgrimida por el ala mayoritaria de su agrupación contra un compromiso que permita el funcionamiento del gobierno. Sin embargo, se encuentra bajo intensa presión por parte de elementos fiscales y bancarios y podría cambiar su voto. (BRENDAN SMIALOWSKI/AFP/Getty Images)

  • Mitch McConnell

    El senador republicano de Kentucky y líder de la minoría en la Cámara Alta Mitch McConnell fue eclipsado en su función de liderazgo por el senador Ted Cruz - así como lo fue en la Cámara Baja John Boehner por otros portavoces del movimiento Tea Party - y no ha logrado influir en el ciclo de los acontecimientos como hubiese podido en virtud de su función. (AP Photo/J. Scott Applewhite)

  • Marco Rubio

    El senador republicano junior de Florida Marco Rubio es considerado uno de los precandidatos presidenciales de su agrupación para 2016. Fue uno de los artífices de la línea dura actual del GOP contra la ley de Reforma de Salud Obamacare, junto con Ted Cruz, Mike Lee y Rand Paul, pero parece estar a la espera de cómo incidirá en la opinión pública la presente crisis, especialmente a quién culpará el público si se cierran servicios del gobierno. Contrariamente a Cruz quien está en todas las cadenas de cable, se mantiene alejado, quizás para más adelante proponer un compromiso. (AP /Susan Walsh, File)

  • Peter King

    Peter King, congresista republicano de Nueva York y uno de los más feroces críticos en el pasado del Presidente Barack Obama, podría ser sorprendentemente quien busque una solución, ya que declaró que se opondría a que se condicione el funcionamiento del gobierno federal a cambios en la ley de reforma de Salud Obamacare. King dijo este lunes que cuenta con al menos 25 votos republicanos. Sin embargo, a la hora de aprobarse la nueva moción republicana, en la tarde del lunes, solo tuvo el apoyo de otro congresista. (AP /Seth Wenig)