El japonés Takashi Miura no se dejó intimidar por tener que venir a México para defender la corona mundial Superpluma del Consejo Mundial de Boxeo y salió de Cancún con una victoria más para su palmarés.

La noche del sábado en la Plaza de Toros de Cancún, Quintana Roo, el pelador nipón dio cuenta del local Sergio Thompson por decisión unánime tras una batalla que dejó como saldo que el campeón tuviera que ser trasladado al hospital por daño en el hígado.

Miura se levantó de una caída en el octavo round para llevarse las puntuaciones por 113-112, 114-110 y 114-111, no sin antes cobrarle a Yeyo la caída enviándolo dos veces a la lona.

En la primera parte de la contienda, Thompson comenzó castigando las zonas blandas de su rival, pero enseguida el nipón respondió enviando su zurda como advertencia de que no cedería el título.

La primera caída fue de Thompson, quien el segundo episodio cayó con una izquierda que lo dejó visiblemente lastimado. Después de varios rounds de intento, para el quinto el mexicano comenzó a inclinar la balanza a su favor, pero la bonanza no duró mucho tiempo, pues para la mitad de la contienda volvió a visitar canvas.

Intentando sobrevivir el resto de los rounds, Yeyo tiró una derecha que dio en el mentón del oriental y este cayó desmadejado a la lona, pero de inmediato – sin esperar el conteo de protección – se paró y cobro cara la afrenta los cuatro rounds restantes.

Con esta victoria Miura mejoró su foja a 26 triunfos, 19 de ellas por nocaut, 2 derrotas, 2 empates, en tanto que Thompson sumó su tercera derrota, a cambio de 31 victorias con 29 por la vía rápida.