Los hombres que tienen relaciones sexuales 3 veces o más a la semana, prolongan sus años de vida en un 50%. Dicho de otra manera, reducen su mortalidad un 50%. La actividad sexual parece tener un efecto protector en la salud masculina, de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Queens en Irlanda del Norte.

En uno de los estudios más confiables que correlacionan la salud general con la frecuencia sexual, se rastreó la mortalidad de cerca de 1,000 hombres de mediana edad durante una década, incluyendo hombres de circunstancias, edad y salud comparables. Los hombres con mayor frecuencia en su actividad sexual redujeron su riesgo de muerte a la mitad, comparado con los que tenían sexo menos frecuente.

En los Estados Unidos, el Dr.Michael Roizen, director de The Wellness Institute en Cleveland Clinic, dice que para los hombres, mientras más sexo, mejor. Alega que el típico hombre que tiene 350 orgasmos al año, contra el promedio nacional típico de un 25% de eso, vive cerca de 4 años más y se siente 8 años más joven que sus contemporáneos. Dice que el número óptimo de orgasmos para el hombre promedio es 700 al año, que podría añadirle 8 años de vida. El hombre americano adulto promedio tiene sexo 81 veces al año.

Durante muchos años, científicos del mundo han estudiado cómo se relacionan el sexo y la longevidad, y los beneficios del sexo en la salud. Un estudio sueco encontró que los hombres de 70 años que lograban llegar a los 75 eran los que todavía tenían relaciones sexuales. Un estudio de Duke University que siguió a 252 personas durante 25 años, concluyó que la frecuencia de relaciones sexuales puede predecir la longevidad. Las investigaciones demuestran que las relaciones sexuales benefician la longevidad, según Beverly Whipple, profesora en Rutgers y co-autora del libro “La Ciencia del Orgasmo”.

Además de extender la vida, otros beneficios de las relaciones sexuales son:

  • Mejora el olfato. Después del sexo, aumenta la producción de la hormona prolactina y de nuevas hormonas en el centro de olfato del cerebro.
  • Reduce el riesgo de enfermedad cardiaca. En un seguimiento del estudio de Queens, los investigadores se enfocaron en la salud cardiovascular. Encontraron que teniendo sexo 3 o más veces a la semana, los hombres redujeron a la mitad el riesgo de ataque cardiaco o derrame cerebral.
  • Pérdida de peso y buena condición física. El sexo es ejercicio. Una relación sexual vigorosa quema algunas 200 calorías. El pulso de una persona excitada sube alrededor de 70 a 150 latidos por minuto. Las contracciones musculares durante las relaciones sexuales ejercitan la pelvis, muslos, nalgas, brazos, caderas, cuello y brazos. Durante el acto, aumenta la producción de testosterona, que fortalece huesos y músculos.
  • Reduce la depresión femenina. La prostaglandina, hormona que se encuentra solo en el semen, es absorbida por el tracto genital femenino y balancea los niveles de las hormonas femeninas.
  • Alivia los dolores. Inmediatamente antes del orgasmo, los niveles de la hormona oxitocina suben a 5 veces su nivel normal. Esto libera endorfinas que alivian todos los dolores, desde dolor de cabeza, de artritis y hasta la migraña.
  • Reduce la frecuencia de catarros. Wilkes University en Pennsylvania dice que los individuos que tienen sexo una o 2 veces en semana muestran niveles 30% más altos del anticuerpo inmunoglobulina A, que estimula el sistema inmunológico.
  • Una próstata más feliz. Algunos urólogos relacionan la eyaculación infrecuente con el cáncer de próstata. Para producir semen, la próstata y las vesículas seminales toman de la sangre sustancias como zinc, ácido cítrico y potasio y aumentan su concentración 600 veces. Cualquier cancerígeno que esté en la sangre aumenta en la misma proporción. Lo mejor es desecharlos del cuerpo teniendo relaciones sexuales con regularidad.

Advertencia: En el hombre, tener relaciones sexuales con múltiples parejas aumenta en un 40% el riesgo de padecer de cáncer y, por supuesto, la posibilidad de contraer infecciones. Los expertos advierten que para aumentar la frecuencia de sexo y disfrutar más años de vida, la solución no está en aumentar el número de parejas sexuales.

Relacionado en HuffPost Voces:

Loading Slideshow...
  • Aries y su placer

    Los Arianos suelen ser calientes, expansivos, eróticos sin entrar en suavidades ni sutilezas. Sus zonas más eróticas son los pechos, los genitales y sus alrededores, tanto en hombres como en mujeres.

  • Tauro y su placer

    A una Taurina, los besos y las caricias con la lengua en el cuello las pone muy "hot". Para ellos, lo mejor son las caricias alrededor de los genitales y en la barriga. Ambos sexos desfrutan de un coito largo y sin violencia.

  • Géminis y su placer

    Son muy sensuales como todo signo de aire. El proceso erótico les pasa por la cabeza. Fantasean mucho cuando les acarician las piernas y los brazos. Se excitan mucho con las sutilezas. Tanto para ellas como para ellos, cualquier roce en cualquier parte de sus cuerpos los pone en buena sintonía.

  • Cáncer y su placer

    Ella para llegar al clímax necesita mucho trabajo y dedicación. Sus zonas erógenas están en todo el cuerpo cualquier caricia, y si viene acompañada de ternura las puede poner caliente. Él prefiere una lengua traviesa en la panza y más abajo también.

  • Leo y su placer

    Se calientan con las caricias muy lentas en las manos y los antebrazos. Ellos mueren por los besos en la nuca, y ellas por los mordiscos en los pezones.

  • Virgo y su placer

    Los Virginianos adoran las caricias en la espalda y en los glúteos. Y como a todo signo de aire hay que tenerle paciencia.

  • Libra y su placer

    Las Librianas necesitan "amor" y "devoción" de parte de sus amantes. Si estas cualidades vienen acompañadas de delicados mordiscos en el cuello y suaves besos en los hombros, la felicidad será completa. Ellos mueren por eróticos besos en los muslos.

  • Escorpión y su placer

    El cuerpo de un Escorpiano sea hombre o mujer es un delicado y muy sensible violín. Las caricias en los pechos y en los genitales son esenciales para ponerlos a tono. Unas suaves chupaditas en los dedos de las manos y pies, pueden dejarlos totalmente enloquecidos.

  • Sagitario y su placer

    Son calientes por donde se les busque, pasionales sin medida y eternos buscadores de placer. Los pechos y el cuello, en las mujeres. Los hombres se mueren de pasión con una dulce caricia en los glúteos.

  • Capricornio y su placer

    Si logras convencerlos de que es más importante gozar del sexo que ocuparse del trabajo, sus zonas erógenas se concentran en la pancita y los genitales. Estos nativos necesitan caricias concretas, nada de sutilezas, para disfrutar del sexo. Sus partes erógenas son el centro de su placer.

  • Acuario y su placer

    Como todo signo de aire mueren por las sutilezas y necesitan ser tratados como instrumentos musicales. Su libido se estremece de placer cuando les recorren el cuerpo con manos expertas. Tienen que sentirse cómodos a la hora de gozar, cualquier forma de presión los enfría definitivamente.

  • Piscis y su placer

    Las zonas más erógenas de los Piscianos son la espalda, los glúteos y la parte detrás de las rodillas. Soy muy sensibles a las caricias en el pelo y a cualquier detalle de ternura durante el acto sexual.