Es el hombre más viejo del mundo, y vive en Bolivia. Si los registros de la población Aymara del país andino son correctos, Carmelo Flores Laura nació en 1890 y tiene 123 años.

Vive en una localidad de doce casa, Frasquia, a dos horas del camino y cerca del Lago Titicaca, en una choza con techo de paja y piso de tierra. Frasquia fue conectada a la red eléctrica recién en 2010. No habla español, no tiene dientes, no sabe escribir. Es casi sordo, aunque habla con voz estentórea, en el dialecto aymara. Es pastor.

Esta semana, se encontró con Carlos Valdéz, un reportero de la AP, quien llegó atraido por los reportes locales sobre su prodigiosa edad. "Tampoco veo ya muy bien", dijo Flores, que no usa lentes. "Pero sí, lo vi venir a usted".

"Tengo más de 100 años", le dice al periodista, pero no recuerda exactamente cuántos. Y para explicar su longevidad, cuenta sus hábitos. No come fideos ni arroz, sólo cebada. Cultivaba papas, legumbres, oca. Bebe agua del arroyo, procediente del monte Illampu. No bebe alcohol, pero bebía. ¿Carne? De cordero, cuando hay.

"Camino mucho, todo el tiempo. Voy con los animales".

Nunca estuvo enfermo, dice. Nunca llegó más allá que La Paz, que queda a 80 kilómetros de distancia. Tiene 40 nietos y 19 biznietos pero no los ve, se fueron. Uno de sus tres hijos aún vive.

Flores es mucho más viejo que quien ocupa actualmente el título de la persona de más edad en el mundo en el Libro de Récords de Guiness, una japonesa de 115 años. Y supera, por días, a la persona oficialmente más vieja de la historia, una francesa que falleció en 1997 a los 122. .

Loading Slideshow...
  • Carmelo Flores Laura

    Carmelo Flores Laura, un indígena aymara, ofrece una entrevista fuera de su casa en la aldea de Frasquia, en Bolivia, el martes 13 de agosto de 2013. Si los registros públicos de Bolivia son correctos, Flores es el hombre vivo más longevo del mundo y el más viejo registrado en la historia. De acuerdo con los registros cumplió 123 años en julio. (AP foto/Juan Karita)

  • Carmelo Flores Laura

    Carmelo Flores Laura, un indígena aymara, se sienta en la puerta de su choza en la aldea de Frasquia, en Bolivia, el martes 13 de agosto de 2013. Si los registros públicos de Bolivia son correctos, Flores es el hombre vivo más longevo del mundo y el más viejo registrado en la historia. De acuerdo con los registros cumplió 123 años en julio. (AP foto/Juan Karita)

  • Carmelo Flores Laura

    Carmelo Flores Laura, un indígena aymara, se sienta sobre una roca fuera de su casa en la aldea de Frasquia, en Bolivia, el martes 13 de agosto de 2013. Si los registros públicos de Bolivia son correctos, Flores es el hombre vivo más longevo del mundo y el más viejo registrado en la historia. De acuerdo con los registros cumplió 123 años en julio. (AP foto/Juan Karita)

  • Carmelo Flores Laura

    Carmelo Flores Laura, un indígena aymara, camina cerca de su casa en la aldea de Frasquia, en Bolivia, el martes 13 de agosto de 2013. Si los registros públicos de Bolivia son correctos, Flores es el hombre vivo más longevo del mundo y el más viejo registrado en la historia. De acuerdo con los registros cumplió 123 años en julio. (AP foto/Juan Karita)

  • Vista de la aldea de Frasquia y sus alrededores donde vive el indígena aymara Carmelo Flores Laura en Bolivia, el martes 13 de agosto de 2013. Si los registros públicos de Bolivia son correctos, Flores es el hombre vivo más longevo del mundo y el más viejo registrado en la historia. De acuerdo con los registros cumplió 123 años en julio. (AP foto/Juan Karita)

  • Carmelo Flores Laura, un indígena aymara, camina con las manos tomadas por la espalda fuera de su casa en la aldea de Frasquia, en Bolivia, el martes 13 de agosto de 2013. Si los registros públicos de Bolivia son correctos, Flores es el hombre vivo más longevo del mundo y el más viejo registrado en la historia. De acuerdo con los registros cumplió 123 años en julio. (AP foto/Juan Karita)

  • Carmelo Flores Laura

    Carmelo Flores Laura, a native Aymara, poses for a photo with his great-grandchildren outside his home in the village of Frasquia, Bolivia, Tuesday, Aug. 13, 2013. If Bolivia’s public records are correct, Flores is the oldest living person ever documented. They say he turned 123 a month ago. Flores has 40 grandchildren and 19 great-grandchildren but most have left his hamlet of Frasquia, a dozen homes a two-hour walk from the nearest road in Warisata. (AP Photo/Juan Karita)