WASHINGTON (AP) — Los 162,000 puestos de trabajo que la economía estadounidense generó en julio fueron una cifra decepcionante. Y el tipo de empleo fue aún peor.

Una cantidad desproporcionada de los nuevos empleos fueron a tiempo parcial o de bajo sueldo, o las dos cosas.

El trabajo a tiempo parcial representó más de 65% de todas las plazas que las compañías crearon en julio. Y los empleos de bajo sueldo en tiendas minoristas, restaurantes y bares fueron más de la mitad.

"Se crean empleos, pero no son de la mejor calidad", dijo John Canally, economista de LPL Financial en Boston.

En lo que va de este año, los sectores con plazas de salarios bajos han generado 61% del crecimiento laboral, aunque sólo representan 39% de los empleos generales en Estados Unidos, según cifras del Departamento del Trabajo estudiadas por Moody's Analytics. Las industrias con empleos de paga media han contribuido sólo 22% de las nuevas plazas este año.

"Los nuevos empleos no generan muchos ingresos", dijo Steven Ricchiuto, economista jefe de Mizuho Securities USA, en una nota a los clientes.

Esa es una de las razones por las que la paga de los estadounidenses no se ha mantenido al ritmo siquiera de una inflación históricamente baja desde que la gran recesión concluyó en junio de 2009. La paga promedio por hora bajó 2 centavos en julio, a 23,98 dólares la hora.

Entre los que sienten la presión está Elizabeth Wilkinson, de 28 años y de Houston. Después de perder un empleo administrativo de 39,000 dólares al año en la Universidad Rice en enero, Wilkinson comenzó a trabajar en una agencia de empleo por 15 dólares la hora, pero tuvo que complementar sus ingresos con un empleo a tiempo parcial como mesera.

"Esta mañana le puse 1.35 dólares de gasolina a mi carro porque era todo lo que tenía", dijo Wilkinson en un mensaje electrónico. "Es muy difícil sobrevivir con 30,000 dólares (al año), vivo de cheque en cheque".

Los empleos a tiempo parcial representan 77% del crecimiento laboral en lo que va de este año. Según el gobierno federal, un empleo es a tiempo parcial si es menos de 35 horas a la semana.

Los analistas dicen que algunas empresas ofrecen empleos a tiempo parcial en vez de a tiempo completo para no tener que cumplir las normas de la nueva ley de servicios médicos que los obliga a ofrecer seguro a los empleados a tiempo completo. (El gobierno del presidente Barack Obama ha demorado la entrada en vigor de esa cláusula durante un año).

Y la debilidad económica en otros países ha reducido la demanda de bienes estadounidenses, lo que afecta los empleos bien pagados en el sector manufacturero. La reducción del gasto del gobierno también ha afectado algunos empleos de clase media.

Por otra parte, muchas empresas han descubierto que pueden echar mano a soluciones tecnológicas para realizar labores de manera más barata y eficiente que con empleados de oficina. Y algunas se han dado cuenta que pueden enviar empleos de clase media a países donde pagan salarios bajos, como China.

Por el contrario, la mayoría de los empleos de salario bajo —meseros y mucamas de hotel, empleados de almacén, cantineros y asistentes de servicios médicos en casa— no pueden automatizarse o enviarse a otros países.