Huffpost Voces

¿Por qué conservar el cordón umbilical? El poder de las células madres

Publicado: Actualizado:
BABY UMBILICAL CORD
El cordón umbilical se reconoce ahora como fuente de vida y salud en el presente y para el futuro. | Getty

Cada vez que se habla de las investigaciones sobre células madres, surge todo tipo de opiniones negativas motivadas por el miedo y la creencia de que se pretende crear clones de seres humanos. No hay que descartar eso, pero menos mal que hay miles de mujeres que ven más allá y deciden preservar las células madres en el cordón umbilical de sus bebés. Entienden que esa precaución garantiza a sus hijos una oportunidad de vida en caso de enfermedad catastrófica y de toda una diversidad de males crónicos.

La limitada visión pública de las células madres se debe a que es difícil creer que estemos viviendo un adelanto científico tan poderoso que lleva más de 30 años estudiándose. Pensábamos que todo era invención de Hollywood o de algún científico prepotente jugando a ser Dios. El cordón umbilical que hasta el otro día se desechaba (y por lo general todavía se desecha) en la sala de partos, se reconoce ahora como fuente de vida y salud en el presente y para el futuro.

Si estás embarazada o conoces a alguien que lo está, sabrás que el cordón umbilical lleva alimento al feto dentro del útero. El cordón umbilical es rico en células madres, que son las células que crean los tejidos y luego los sistemas del cuerpo. Hay decenas de laboratorios o centros para preservar esas células madres y el procedimiento para conservarlo es el siguiente:

  1. Hacer una investigación sobre los diferentes centros de preservación del cordón, costos de preparación, envío, equipos y almacenaje.
  2. Conversar con el médico sobre tus planes para que te asesore e instruya al personal de la sala de partos.
  3. Una vez escoges el laboratorio o centro, firmas los documentos y cumples con tu parte, te envían un equipo en una caja con instrucciones.
  4. El día del parto llevas contigo el equipo y se lo entregas a quienes te asistan el alumbramiento.
  5. Tan pronto nace el bebé y se corta el cordón umbilical, este se coloca en la caja de acuerdo con las instrucciones, y se envía al centro para entrega al día siguiente.
  6. Allá lo preparan para preservación y lo almacenan durante el número de años que especifique tu contrato. El pago inicial suele estar cerca de2,000, pero el almacenaje cuesta un promedio de $85-$125 anuales, dependiendo del laboratorio.

Tu hijo, hasta su adultez, tiene acceso a sus propias células madres. En el caso de una enfermedad catastrófica, padecimiento crónico, defecto de nacimiento o accidente grave, un tratamiento con células madres puede salvarle la vida o devolverle una vida de calidad.

¿Por qué crece el número de mujeres y parejas que deciden preservar el cordón umbilical de sus bebés? Porque grandes centros de salud y hospitales de investigación están usando con éxito el tratamiento de células madres en más de 20 enfermedades como cáncer, leucemia y diabetes. En algunos casos se usa como alternativa al trasplante de médula ósea.

¿Y qué pasa cuando la madre no preservó el cordón umbilical porque antes ni se consideraba esa opción? La persona tiene varias posibilidades, entre ellas, se generan células madres de un tejido suyo o, lo más común, se busca el tejido más parecido al del paciente en los bancos de células madres de un registro internacional que incluye a los Estados Unidos, Asia, Europa y otros lugares del mundo.

Las células madres son objeto de intenso y continuo estudio porque, entre otras razones, sirven para investigar el efecto de los medicamentos, para encontrar la cura de enfermedades y para crear órganos vitales necesarios para trasplantes.

Ya se creó un corazón y un pulmón con células madres, y se espera que en un futuro, en vez de trasplantar órganos ajenos, se puedan trasplantar órganos hechos del mismo tejido de células madres del paciente.

El tratamiento de enfermedades utilizando células madres no es un tratamiento de primera instancia. No es un tratamiento que el paciente pueda recibir porque él lo pida o lo escoja. El médico a cargo prescribe el protocolo de tratamiento que él considera correcto de acuerdo con las condiciones individuales del paciente. De acuerdo con los resultados, sostiene o varía el tratamiento. Si llega el momento en que piensa que el tratamiento de células madres es el camino a seguir, entonces hace las gestiones pertinentes hacia el trasplante.

El impacto de las células madres en las vidas de tus hijos y nietos va más allá de si habrá clones humanos o no. Se trata de larga vida, salud y de derrotar las enfermedades más temibles y fatales que conocemos.

ADEMÁS:

La verdad acerca del parto
de
Compartir
Twittear
PUBLICIDAD
Compartir esto
cerrar
Esta imagen

Sugerir una corrección