Huffpost Voces

Michelle sobre reforma migratoria: 'Mi marido no descansará hasta lograrla'

Publicado: Actualizado:

Michelle Obama estaba supuesta a enforcarse sólo en la obesidad infantil y juvenil entre los hispanos, pero no podía pasar por alto abordar la reforma migratoria integral y prometer que "mi esposo no se dará por vencido".

La Primera Dama dio el discurso final de la conferencia anual del Consejo Nacional de la Raza (NCLR, por sus siglas en inglés), que se celebró del 20 al 23 de julio en Nueva Orleans.

"No se den por vencidos, les prometo que mi marido no se dará por vencido hasta que un buen proyecto de ley llegue a su escritorio", insistió Michelle Obama ante una audiencia que respondió con ovación.

Reiteró durante su discurso que hay que seguir trabajando y presionando para que la Cámara de Representantes siga al Senado y se puede aprobar un proyecto de ley que encaminara a la reforma migratoria integral.

En el segundo período de mandato del Presidente Barack Obama la reforma migratoria integral es una de las principales prioridades en la Casa Blanca.

DE AP

Además, la primera dama también está buscando llamar la atención al tema de los jóvenes y la violencia con armas de fuego.

Luego de reunirse con estudiantes de secundaria de un barrio de clase baja en Chicago, donde vivía antes de mudarse a la Casa Blanca, la señora Obama comenzó a dar un nuevo giro al estancado debate legislativo sobre el acceso a las armas.

Madre de una adolescente y de otra hija a punto de serlo, la primera dama dice que el país está obligado a ayudar a niños como éstos a crecer y convertirse en adultos. Varios estudiantes actuales y otros egresados de la secundaria Harper de Chicago fueron muertos a balazos en el último año.

Sus asesores dicen que la señora Obama no está haciendo de la violencia con armas de fuego un tema nuevo aparte, sino que lo está incluyendo en la labor que realiza para alentar a los jóvenes a enfocarse en obtener una educación.

Al ir más allá del par de asuntos relativamente poco controversiales que ha estado impulsando —reducir la obesidad infantil, tema del que habló ampliamente en el congreso de La Raza, y alentar el respaldo del público para las familias con miembros en las fuerzas armadas_, la abogada educada en la Universidad de Harvard que según algunos se ha enfocado en temas que gozan de buena aceptación está mostrando una disposición a salir de los ámbitos que le resultan más cómodos.

Sin embargo, tendrá que avanzar con cautela. El público estadounidense tiende a preferir que las primeras damas le dejen al presidente los asuntos más difíciles de resolver.

Rosalynn Carter fue criticada por asistir a las reuniones del gabinete, y Hillary Rodham Clinton fue colocada en la picota por operar en secreto una fuerza especial para la reforma de la salud. Aproximadamente dos terceras partes del público ven con buenos ojos a la señora Obama, una cifra más elevada que la de su esposo, que tiene un índice de aprobación de alrededor del 53%, de acuerdo con encuestas recientes.

La señora Obama cayó en desgracia ante el público durante la campaña presidencial de 2008 por hacer comentarios que algunos consideraron antipatriotas. Pero una vez en la Casa Blanca, se declaró "madre en jefe" de sus dos hijas, plantó un huerto de vegetales, impulsó el combate a la obesidad infantil y el apoyo a las familias de militares y resucitó su imagen ante la opinión pública.

En tres eventos de recaudación de fondos efectuados en un día de mayo en Boston y Nueva York, la señora Obama describió haberse reunido con algunos de los estudiantes "mejores y más brillantes" de la secundaria Harper, incluido el más aplicado, un atleta estrella y participantes del Cuerpo de Entrenamiento de Oficiales de Reserva (ROTC, por sus siglas en inglés).

Pero en lugar de "deleitarse en las alegrías de su juventud", como las solicitudes para ingresar a la universidad, el baile de graduación o aprender a conducir, le dijo a los donantes demócratas que "a estos jóvenes el tiempo se les iba en buscar cómo sobrevivir".

"Hay tantos chicos como ellos en este país, niños tan prometedores pero con tan pocas oportunidades, niños buenos que están haciendo todo lo que pueden para romper el círculo vicioso y superar las posibilidades en contra", afirmó la señora Obama.

"Necesitamos ser mejores para ellos. Necesitamos ser mejores para todos nuestros niños en este país porque ellos cuentan con nosotros para darles las oportunidades que necesitan con el fin de lograr el futuro que todos merecen", agregó.

A diario, a los estudiantes les preocupa que los maten o que alguien más sea asesinado, señaló.

"Un niño me dijo que sentía como que vivía en una jaula, porque siente que a su comunidad nadie la ve, nadie la escucha y a nadie le importa. ¿Cuál es nuestra obligación con estos niños? Sí tenemos una obligación", declaró al programa "Sunday Morning" de la cadena CBS.

La reunión con los estudiantes de la secundaria Harper siguió al discurso de la primera dama en un congreso sobre violencia juvenil en Chicago este año. La señora Obama se comparó con Hadiya Pendleton, una estudiante de 15 años graduada con honores cuya muerte se convirtió en una noticia nacional en parte porque fue baleada a poco más de un kilómetro (una milla) de la casa de los Obama unos días después de que regresó a la ciudad tras presentarse en la inauguración del período del presidente.

Se desconoce si la señora Obama seguirá hablando sobre la violencia con armas o la inmigración. Probablemente su discurso ante La Raza sea su último evento público antes de que tome sus vacaciones de un mes en agosto.

Recientemente dijo que las primeras damas, más que los presidentes, "trabajan en lo que las apasiona".

"Uno tiene la oportunidad de hablar sobre lo que le apasiona y realmente diseñar y ser muy estratégico de los temas que más le importan a uno", afirmó la señora Obama en un foro reciente en Tanzania con primeras damas africanas. "Y para mí fue una oportunidad muy liberadora".

___

Darlene Superville está en Twitter como: http://www.twitter.com/dsupervilleap

Close
Michelle Obama por la salud
de
Compartir
Twittear
PUBLICIDAD
Compartir esto
cerrar
Esta imagen