Un hospital de Boston está empezando el primer programa de trasplante de manos del mundo para niños y los médicos dicen que no pasará mucho tiempo para hacer también intervenciones en el rostro y otras operaciones radicales para mejorar el aspecto y la calidad de vida de los pequeños.

La medida muestra la creciente voluntad de hacer trasplantes para mejorar la vida de un paciente en lugar de guardar corazones, hígados y otros órganos donados como se ha hecho en el pasado. Más de 70 manos y al menos 20 rostros se han trasplantado en adultos, y los médicos creen que está claro que estas operaciones son lo suficientemente seguras como para ofrecérselas también a niños en ciertos casos.

"Creemos que esto es justificable", dijo el doctor Amir Taghinia sobre el programa pediátrico de manos que dirigirá en el Hospital Infantil de Boston.

"Los niños se beneficiarán aún más de este procedimiento que los adultos", ya que regeneran los nervios más rápidamente y tienen más problemas con las prótesis de mano, dijo.

Sólo se sabe de un trasplante de mano practicado en un menor, una bebé de Malasia en el año 2000. Como el donante era una gemela que murió al nacer, su hermana no tuvo que tomar medicamentos para evitar el rechazo.

Ese es el principal riesgo en los trasplantes de mano para los niños, los medicamentos inmunosupresores tienen efectos secundarios y pueden aumentar el riesgo de cáncer en el largo plazo.

Sin embargo, un experto independiente cree que los resultados pueden valer la pena en ciertos casos.

"Comprendemos mucho más acerca de la supresión inmune", dijo Simon Horslen, director médico del programa de trasplantes de hígado e intestino en el Hospital Infantil de Seattle. "Esto nunca se va a realizar como un procedimiento de urgencia, por lo que las familias tendrán muchas oportunidades para sopesar las opciones".

Además, una parte se podría quitar si se produce el rechazo y eso no dejaría al niño en peor situación que antes del trasplante, dijo Horslen.

Loading Slideshow...
  • Trae contigo el protector solar

    Mantente en la sombra tanto como sea posible. Siempre que puedas, evita exponerte al sol de las 10 de la mañana a las 4 de la tarde. Si trabajas o estarás al aire libre: • Si vas de vacaciones, estarás expuesta al sol, entonces, tu protección debe ser más alto y la aplicación de la crema protectora tendrá que ser con mayor frecuencia. • Trata de usar mangas largas, pantalones largos y sombrero con ala ancha que cubra la cara, las orejas y el cuello. • Usa crema con filtro solar que tenga al menos un Factor de Protección Solar (FPS) de 15. • Usa lentes para el sol que filtren los rayos ultravioleta para proteger tus ojos y la piel alrededor de los ojos. • Si te preocupa no tener suficiente vitamina D por falta de sol, habla con tu médico acerca de los suplementos vitamínicos.

  • Evita las camas de bronceado

    Quítate la idea de que una persona bronceada se ve más bonita y está a la moda. Es todo lo contrario, en países desarrollados, la cultura de cuidarse la piel de los rayos utravioleta es básico para salir a la calle. Así que no es nada recomendable que uses camas bronceadoras, ni cabinas de bronceado o lámparas de rayos ultravioleta para pigmentar tu piel. Cuando menos el 5% de los casos de melanoma, son causados por las camas de bronceado.

  • Visita a tu dermatólogo

    Ve con tu médico para que te examine la piel, si es que te preocupa algún cambio. El médico puede tomar una muestra de piel para ver si hay células cancerosas. Pregunta a tu médico qué riesgo tienes de padecer cáncer de piel: • Algunas enfermedades de la piel y algunos medicamentos (como los antibióticos y las hormonas) pueden hacer que tu piel sea más sensible al daño solar. • Tener cicatrices o úlceras en la piel aumenta su riesgo. • Un 10% de las personas que desarrollan melanoma tienen un historial familiar con la enfermedad, de acuerdo a la Sociedad Americana del Cáncer. Si tu familia cercana ha tenido melanoma, es especialmente importante que consultes con tu dermatólogo para un examen de cuerpo entero una o dos veces anuales.

  • Los síntomas del melanoma:

    • El melanoma puede presentarse en cualquier parte de la piel, pero tiende a desarrollarse con mayor frecuencia en áreas que han estado expuestas al sol. • Los melanomas también pueden ocurrir en áreas que no que no reciben mucha exposición solar como las palmas de los pies y de las manos y las uñas.

  • Hay tratamiento

    Una vez que se ha hecho el diagnóstico de melanoma, este se clasifica en etapas. Según la etapa del melanoma y de otros factores, los tratamientos pueden incluir: • Cirugía • Quimioterapia • Inmunoterapia • Radioterapia • Medicina personalizada