EDMOND, Oklahoma, EE.UU. (AP) — Uno de varios tornados provocados por un poderoso sistema de tormentas que azota las planicies y el norte de la región centro norte de Estados Unidos, destruyó el domingo varias casas móviles en un área al sureste de Oklahoma City.

El fenómeno redujo las casas remolque a escombros e hizo que los asustados residentes huyeran buscando refugio a lo largo de un corredor de 160 kilómetros (100 millas), mientras las tormentas se desplazan entre Texas y Minnesota.

Al menos cuatro diferentes tornados golpearon Oklahoma el domingo por la tarde, incluyendo el que destruyó el parque de remolques Shawnee, a unos 56 kilómetros (35 millas) al sureste de Oklahoma City.

Hasta el momento no han podido confirmarse los reportes de heridos en este sitio, dado que el acceso se complicaba debido a que la autopista interestatal 40 fue cerrada porque se volcaron camiones articulados que obstaculizaban el camino.

Un especialista en tormentas informó el domingo al Servicio Meteorológico Nacional que el tornado dejó la tierra en el parque de remolques "a ras".

Los meteorólogos estuvieron alertando durante días que el sistema de tormentas que llegaría el fin de semana podría causar tornados, y los servicios de emergencias en toda la región estaban pendientes de él a medida que avanzaba hacia el noreste. Los avisos o alertas por tornados entraron en vigor el domingo por la tarde en varios estados.

Decenas de viviendas resultaron dañadas por otros tonados que llegaron a Oklahoma, pero las autoridades de emergencias no tenían reportes inmediatos de heridos causados por algunos de ellos, incluyendo al primero de la tarde que azotó Edmond, un suburbio al norte de Oklahoma City, antes de dirigirse hacia Tulsa, a 144 kilómetros (90 millas) hacia el noreste.

"Sabía que se aproximaba", dijo Randy Grau, quien se refugió con su esposa y sus dos jóvenes hijos en la habitación de seguridad de su casa en Edmond cuando el tornado llegó. Grau se asomó por la ventana cuando el clima empeoró y le pareció ver una parvada volando por la calle.

"Pero me di cuenta de que eran escombros girando. Fue entonces cuando cerramos la puerta de la habitación de seguridad", relató Grau, agregando que permanecieron allí unos 10 minutos.

___

Las periodistas de The Associated Press, Heather Hollingsworth y Kelly P. Kissel colaboraron a este despacho.