En una conferencia que dicté, una joven me preguntó: "Si coincido con mi ex esposo en algún sitio y lo tengo que presentar, ¿cómo lo hago?" Yo le contesté: "Por el nombre". Ella insistió: "Pero si tengo que decir algo que me relacione con él, ¿qué digo?" Yo respondí con una pregunta: "¿Tienes hijos con él? Ella contestó: "Sí". "Entonces", dije, "preséntalo como 'el padre de mis hijos'". Me despedí preguntándome por qué necesitaba darle un título al "ex". Como las mujeres somos como somos, tal vez el "ex" es un hombre influyente o muy atractivo y ella quería lucir relacionada con él. O le quería dañar un plan.

Identificamos las relaciones con los "ex" como dolorosas, pero algunas son interesantes y pasan por muchas etapas que se superan por el bien de la salud mental. Por supuesto, hay gente, mujeres y hombres, que se quedan en la etapa del dolor o en la de odio. Es una pena porque la vida es muy corta para quedarse penando u odiando por alguien. Es darle mucho poder a otro sobre tu vida y ambas emociones son formas de apego emocional. Recuerda la canción que decía que "tan solo se odia lo querido". Otras parejas exageran su cordialidad al punto de que, aunque haya otras parejas en medio, quieren ser tan amigos "por el bien de los hijos", que más suena al "bien de seguirte viendo y no dejarte ir del todo". Esta excesiva cordialidad puede ser muy perjudicial para las nuevas relaciones de pareja.

Leamos sobre cómo las mujeres hablamos de los ex esposos en las diferentes etapas desde el final de la relación, pasando por el camino al olvido amoroso y a la restauración de nuestra situación emocional.

  • "No lo odio. Ella fue la culpable. En fin, es hombre".
  • "Lo detesto. Él es quien me debía fidelidad. ¿Cómo es posible que me haya mentido tanto? Ahora recuerdo aquella vez que le pregunté... Aquella otra vez que lo vi y él me dijo... Y aquella llamada telefónica...Y cuando llegamos del viaje y en seguida salió... ¡Qué canalla!". Y lo repetimos y repetimos en cada esquina.
  • "Ahora dice que ya no le gustaba como mujer. Es que estoy gorda y fea. ¡Tanto que lo ayudé; yo que lo hacía todo por él!". También lo repetimos hasta la saciedad.
  • "No se habrá mirado en un espejo. Él tampoco esta tan 'bueno' ya. Claro, pero el hombre siempre tiene su encanto".
  • "Ahora resulta que convenció a todo el mundo de que él tiene razón en haberme dejado por otra. Lo odio cada día más... Pero él va a pagar. Lo detesto. ¡Cómo me ha ofendido!".


Pasado el tiempo y unas cuantas terapias...

"Si tuviera de frente a Fulana le daría las gracias. La verdad que el tipo no me merecía y si no era con ella hubiera sido con otra. Y ni estoy fea ni estoy gorda. Me dijo todo eso porque no encontró otra excusa para dejarme. Pero sigue siendo un sinvergüenza... Todavía prefiero no verlo".

Después de un par de años y varios exámenes de conciencia...

"No, no sé nada de Fulano; no tengo idea. Cambiemos el tema. No intereso ocupar mi mente ni mi tiempo en eso." (Nota: Si después de algunos años todavía estás en los diálogos anteriores, busca ayuda.)

De veras ya no tienes la menor idea de lo que hace con su vida y si tus hijos te cuentan, lo oyes, pero olvidas contarlo a otro. Solo piensas en si tus hijos se afectan con la historia o no. Si no tuvieron hijos, ni buscarás quien te cuente, ni te interesará lo que te digan voluntariamente.

Ya pasaste la página y empezaste a vivir otra vez.

Relacionado en HuffPost Voces:



Loading Slideshow...
  • Aries

    Aries tiene muchos recursos personales, es un signo independiente, que disfruta su libertad, y no cambiará su esencia por el otro. Le cuesta aceptar las diferencias en la pareja, así como comprender sus necesidades, pero si entrega su corazón, lo hará a fondo.

  • Tauro

    Es un signo tranquilo, que disfruta de su propia compañía, pero prefiere vivir en pareja ya que es muy afectivo. Si bien puede tolerar la soledad sin problemas, no es común que viva mucho tiempo sin un amor, se sentirá muy incompleto.

  • Géminis

    Muy inquieto, cuenta con muchos recursos para vivir en armonía su soledad. Puede estar rodeado de mucha gente, ya que relacionarse con los demás es fundamental en su vida, pero a la vez, puede conectarse con su entorno de manera muy superficial, y terminar solo.

  • Cáncer

    Muy dependiente de sus afectos, Cáncer necesita de vínculos profundos y estables. Su máxima necesidad es sentirse amado, busca el amor en cada encuentro; nació para vivir en pareja y formar una familia.

  • Leo

    Ama ser valorado, admirado, ¡a Leo no le gusta vivir solo! Detrás de su aspecto vital y potente, hay una persona débil emocionalmente. Suele angustiarse mucho cuando está solo, por lo que puede terminar involucrándose en relaciones vacías, que poco lo satisfacen.

  • Virgo

    Una personalidad compleja, un poco solitaria, y dependiente a la vez. Busca vivir en pareja, pero nada suele conformarlo totalmente, ninguna relación completarlo, por lo cual, aún en pareja, muchas veces se siente interiormente solo.

  • Libra

    Disfruta consigo mismo, pero a la vez es sociable, y necesita del otro para sentirse completo. De allí es que busca desesperadamente estar en pareja, aunque muchas veces entabla relaciones de poco compromiso afectivo, para evitar la soledad.

  • Escorpión

    Cuando está solo, se conecta fácilmente con su mundo interior, y logra encontrarse a gusto consigo mismo, pero a la vez es vulnerable, necesita la compañía de la pareja. Tiende a relacionarse con personas sensibles, de esa manera puede expresar su fortaleza y brindar protección.

  • Sagitario

    Un signo muy sociable, al que le interesan mucho sus relaciones. Pocas veces se deprime, y menos veces le echará la culpa a la soledad, pero necesita ser comprendido, y compartir. Estar en pareja lo ayuda a ser solidario.

  • Capricornio

    Es independiente, podría decirse que es un amigo de la soledad. Puede disfrutar mucho del hogar y de la pareja, pero, es autosuficiente y muy desconfiado, le cuesta abrir su corazón, por lo que muchas veces elige la soledad por temor a ser lastimado.

  • Acuario

    Es muy independiente y libre, sociable y abierto, pero a la vez, complejo y solitario. Como típico nativo del elemento Aire, busca permanentemente la independencia de criterio. Si cree que no podrá compartir sus ideales, preferirá no relacionarse en profundidad con nadie.

  • Piscis

    Muy sensible y dependiente, para Piscis la contención afectiva resulta esencial, así como el cuidado y la protección que reciba. Podría decirse que no puede sobrevivir si está solo, puede caer en depresiones y excesos.