De entrada, tocar el tema de la religión en cualquier película es delicado, y es que la fe de una persona es algo sagrado. Muchos pueden gustar del tema pero otros podrían indignarse ante lo que ven. Así como algunos pueden encontrar el contenido inspirador y divino, otros podrían considerarlo blasfemo e irrespetuoso.

Aunque hay docenas de películas religiosas en la historia del cine, algunos podrían afirmar que hay un puñado cuyo propósito es simplemente ofender a la gente religiosa. Aquí hay algunos ejemplos:

Loading Slideshow...
  • The Passion of the Christ

    Ideada por el ultra católico Mel Gibson desde varios años atrás, es una de las películas más taquilleras de todos los tiempos, pero no sin recibir críticas por lo sangrienta y violenta que es. Además, la comunidad judía estaba indignada de que la película insiste en que Jesucristo murió en gran parte por las acciones de los líderes judíos. También otros líderes cristianos se sintieron ofendidos. Pero la Iglesia compró funciones enteras y verla era obligado para infinidad de sacerdotes y monjas.

  • The Da Vinci Code

    El best-seller de Dan Brown fue todo un fenómeno mundial, pero pintaba la supuesta conspiración que ha tenido la Iglesia Católica durante años de esconder un tremendo secreto sobre Jesucristo: que en realidad estaba casado con María Magdalena y que habían tenido descendientes, los cuales han sido mantenidos ocultos por siglos para que no los asesine la Iglesia. Por supuesto, el Vaticano no estaba nada contento...

  • The Exorcist

    No hay nada peor que una dulce, adorable e inocente niña poseída por un diablo. Y más si la pones a insultar, vomitarle a sacerdotes sobre el rostro y peor aún, hacer que se lastime con un crucifijo en sus partes privadas. Para la época en que salió, además, mucha gente la consideraba una blasfemia y hasta satánica, pero tanta polémica - y la calidad de la película - le logró un puesto dentro de las mejores películas de horror en la historia.

  • Dogma

    El director Kevin Smith filmó la historia de dos ángeles caídos (Matt Damon y Ben Affleck) que buscan regresar al Cielo, por lo que deben buscar la última descendiente de Jesucristo: una mujer que trabaja en una clínica de abortos (Linda Fiorentino). Chris Rock sale del apóstol número 13 - quien asegura no aparece en las Historias ya que lo eliminaron por ser negro. Además, Dios al final de la película resulta ser una mujer e interpretada ni más ni menos que por la cantante Alanis Morissette. Súmale a Salma Hayek de stripper y decenas de bromas de mal gusto hacia el catolicismo y tienes a miles de fanáticos clamando por la sangre de Smith. En serio... el cineasta recibió varias amenazas de muerte.

  • The Last Temptation of Christ

    Esta película de Martin Scorsese mostraba a Jesús como cualquier humano que sucumbe a las tentaciones carnales. En la cruz, cuando un ángel se le acercaba con la alternativa de no tener que morir por la humanidad. Cristo acepta y entonces vemos qué hubiera pasado: se casa y tiene hijos con María Magdalena. Muchos la consideraron una blasfemia y llamaran a boicotearla, organizando protestas y exigiendo que la retiraran de los cines.

  • Stigmata

    Sobre el fenómeno de las personas que al parecer reciben las mismas heridas de Cristo, mucho se ha especulado y escrito, y es un tema delicado para los religiosos. Por eso, cuando se filmó en 1999 esta cinta con Gabriel Byrne en donde Patricia Arquette era una estilista - y atea - que comienza a tenerlos, muchos le criticaron la ligereza y morbo con la que fue pintada la trama.

  • Jesus Christ Superstar

    ¿La historia de Jesús contada en un musical repleto de bailes, cánticos, funk y extravagancia? Como podrás imaginarte, la obra de Andrew Lloyd Webber y Tim Rice no fue recibida de inmediato con los brazos abiertos.

  • Life of Brian

    Los comediantes británicos que integraban el grupo de Monty Python se burlaban de cualquier cosa... a la religión le tocó con esta cinta de 1979, en donde cuentan la historia de Brian, un hombre judío en la misma era de Jesucristo que de repente es equivocado por el Mesías. Durante su estreno, muchas ciudades se negaron a transmitirla en cines por considerarla blasfema, inclusive prohibiéndola durante varios años - como un par de las demás en nuestra lista.