Nicolás García, un inmigrante mexicano que vive en Charlotte, Carolina del Norte, cuenta las horas como nunca antes lo había hecho en sus 29 años de vida. Este lunes 1 de abril puede marcar un antes y después en su vida: la deportación a su país y separación de sus hijos y esposa, quien está embarazada de cinco meses.

Conducía hacia su trabajo como mesero en un restaurante de Charlotte -como cualquier otro día de los ochos años que lleva viviendo en Estados Unidos- cuando una patrulla policial lo detuvo supuestamente por exceder el límite de velocidad en una zona, donde predomina la comunidad hispana.

La infracción de tránsito derivó en un inspección de su estatus migratorio y en confirmar que García es uno de los tantos miles de inmigrantes que no tienen documentos legales para residir en Estados Unidos, pero que tampoco tienen historial criminal.

"No me tocaba trabajar ese día y fui para hacer un poquito más de dinero. No iba a exceso de velocidad, pero el policía me paró, me pidió mi licencia, yo no la llevaba y ahí empezó todo […] A nosotros [los latinos] nos detienen más que a los blancos porque saben que somos mexicanos, por el color de la piel ya se prejuician con nosotros", explicó Nicolás García a HuffPost Voces.

Varias organizaciones en Carolina del Norte se unieron este jueves 28 de marzo en una vigilia para pedirle a las autoridades migratorias que detengan la inminente deportación de Nicolás García.

Whitney Smith, una de las líderes de la organización Latin American Coalition, que aboga por el derecho de los inmigrantes indocumentados y la no separación de familias, que residen en el país sin estatus migratorio, fue una de las organizadoras de la vigilia y repartió el siguiente volante con el fin de que la comunidad, a lo largo del país, llame a las autoridades migratorias y apoye la batalla de García,

(El texto en español e inglés para que la comunidad llame y apoye a Nicolás García)

"Estoy llamando para apoyar a Nicolás García (A#205-209-581), padre de una niña de ocho años de edad y con una esposa embarazada de cinco meses en espera de su segundo hijo. García es un caso de deportación de baja prioridad sin antecedentes criminales. Nicolas necesita permanecer con su familia y no ser deportado. Por favor cierren el caso de Nicolás".

"I am calling in support of Nicolas Garcia Antonio (A#205-209-581). He is the father of an 8 year old daughter and his wife is five months pregnant with his second child. He is a low priority deportation with no criminal history. Nicolas needs to remain with hisfamily, not be deported. Close Nicolas’ case.”

Una investigación del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill en el 2012 reflejó que de 13 millones de personas inspeccionadas por los agentes de tráfico en los semáforos, entre el 1 de junio del 2000 al 14 de junio del 2011, se observa una gran disparidad racial. La mayor cantidad de arrestos ocurre con ciudadanos hispanos o afroamericanos y en menor cuantía con hombres y mujeres de la raza blanca.

"Los hombres blancos generalmente reciben una advertencia por una infracción de tráfico, mientras que las minorías terminan en arresto y en una inspección más profunda", precisó el estudio del centro universitario.
Esta no es la primera vez que un "evidente hecho de discriminación" ocurre con inmigrantes en ese estado, como dice la activista Maggie Giruad, quien apoya a los miembros del proyecto "Familias Unidas", en Carolina del Norte, .

Alex Ruiz, una personalidad de los medios de comunicación, en el área fue a una tienda de Best Buy para comprar una computadora y un oficial se le acercó, mientras éste pagaba la mercancía para indagar por sus documentos de identificación.

"Erróneamente van contra estas personas sin ninguna otra razón más que por el color oscuro de su piel. Nuestras autoridades están amenazando a nuestras familias y las ponen a su vez en riesgos", indicó Giruad.

El juicio de Nicolás será el próximo lunes 1 de abril. Un fallo en su contra equivale a la detención y deportación del inmigrante procedente de Guerrero, México.

Si usted quiere apoyar la batalla de Nicolás García debe llamar al U.S. Department of Homeland Security (ICE, por sus siglas en inglés) a John Morton, una de las máximas autoridades migratorias en Charlotte, al 202-732-3000.


Loading Slideshow...
  • Nicolás García

    Nicolás García, un inmigrante mexicano que vive en Charlotte, Carolina del Norte, cuenta las horas como nunca antes lo había hecho en sus 29 años de vida. Está a punto de ser deportado.

  • Nicolás García

    Nicolás García, un inmigrante mexicano que vive en Charlotte, Carolina del Norte, cuenta las horas como nunca antes lo había hecho en sus 29 años de vida. Está a punto de ser deportado. En la foto junto a su familia. Su hija de ocho años y un sobrino de 11 años, cuya madre fue deportada.

  • Nicolás García

    Varias organizaciones apoyan la causa de Nicolás García.

  • Nicolás García vigilia

    En la vigilia a favor de Nicolás García.

  • Nicolás García

    Varias organizaciones en Carolina del Norte se unieron este jueves en una vigilia para pedirle a las autoridades migratorias que detengan la inminente deportación de Nicolás García.

  • Nicolás García

    Varias organizaciones en Carolina del Norte se unieron este jueves en una vigilia para pedirle a las autoridades migratorias que detengan la inminente deportación de Nicolás García.