La casa de Jeff Bush, el hombre de 36 años tragado por un hoyo mientras dormía, fue demolida este domingo, sin que las autoridades hayan podido encontrar el cadáver para entregarlo a la familia.

En medio de la incertidumbre de qué pasó con el hombre y lo que motivo este enorme hoyo, las autoridades dieron por terminada las labores de búsqueda del hombre, tragado por un socavón que lo devoró de manera imprevista.

Las cuadrillas de protección civil trataban de determinar cuán lejos llega la cavidad subterránea y si hay otras viviendas en riesgo.

Los hoyos son tan comunes en la Florida que la ley estatal requiere que los aseguradores de viviendas cubran ese siniestro. Aunque algunos automóviles y casas han sido tragados, es extremadamente inusual que una persona desaparezca en estos socavones.

La Florida es proclive a los hoyos porque hay cavernas en el subsuelo de piedra caliza, una roca porosa que se disuelve fácilmente en agua.

Un agujero cerca de Orlando creció hasta abarcar 122 metros (400 pies) de largo en 1981 y se tragó cinco automóviles deportivos, la mayor parte de dos negocios, una casa y la mitad de una piscina de tamaño olímpico. Más de 500 hoyos han sido reportados en Hillborough desde que el gobierno empezó a llevar la cuenta en 1954, según la agencia ambiental del estado.

Loading Slideshow...
  • Sinkhole Swallows Man

  • Sinkhole Swallows Man

  • Sinkhole Swallows Man

  • Sinkhole Swallows Man