Cientos de personas encendieron veladoras, cerraron sus ojos y se entregaron en oración en una vigilia este viernes en Caracas, Venezuela, cuyo único fin era pedir por la salud del presidente Hugo Chávez, quien sigue batallando contra una insuficiencia respiratoria por el cáncer que padece.

Cerca de El Palacio de Miraflores, sede del Gobierno de Venezuela, los simpatizantes de Chávez entonaron el himno nacional y elevaron sus veladoras al cielo pidiendo por una mejoría de su líder, quien regresó de Cuba el pasado lunes en la madrugada y permanece internado en el Hospital Militar de Caracas bajo "estado de gravedad", según indicó este viernes en la noche el vicepresidente Nicolás Maduro.

"Estamos rezando por el presidente, para que pueda pasar todo esto", dijo entre lágrimas, Ana Pérez, ama de casa y "chavista de corazón", a la agencia AP.

"Es lo mejor que no ha podido pasar en este país, tener un presidente como Hugo Chávez", añadió Pérez.

El vicepresidente, Nicolás Maduro, informó, pasadas las 11:30 pm de este viernes que Hugo Chávez, "está recibiendo sus tratamientos" y que "sigue con la asistencia de una cánula para su respiración", indicó el periódico El Universal.

Desde el Hospital Militar Dr. Carlos Arvelo, Maduro puntualizó que Chávez se comunica por escrito, y que logró sostener con su equipo de gobierno una reunión que se extendió cerca de cinco horas.

Maduro dijo que "la fortaleza de Chávez se mantiene" y que entró en esta fase de gravedad de su enfermedad "porque se entregó a esta causa" en su trabajo por el país.

Loading Slideshow...
  • Hugo Chávez

    "Sigo aferrado a Cristo y confiado en mis médicos y enfermeras. Hasta la victoria siempre!! Viviremos y venceremos!!!"

  • Hugo Chávez

    "Gracias a Fidel, a Raúl y a toda Cuba!! Gracias a Venezuela por tanto amor!!!"

  • Hugo Chávez

    "Hemos llegado de nuevo a la Patria venezolana. Gracias Dios mío!! Gracias Pueblo amado!! Aquí continuaremos el tratamiento".

Chávez fue reelegido en octubre para un nuevo sexenio, pero partió a Cuba el 8 de diciembre y no se juramentó para iniciar el nuevo mandato el 10 de enero, fecha señalada por la Constitución.

La Asamblea Nacional, controlada por la mayoría oficialista, pospuso indefinidamente la toma de posesión y el Tribunal Supremo confirmó esa decisión, pese a las quejas de la oposición.

Chávez arribó el lunes a Venezuela en medio gran hermetismo, tras pasar 70 días en La Habana donde fue sometido el 11 de diciembre a una compleja operación por la reincidencia de su cáncer.