Huffpost Voces

Religiosos piden siete años de espera para inmigrantes beneficiados con reforma migratoria

Publicado: Actualizado:
RELIGIOSOS
La Red Nacional PICO, que se autodenomina una de las mayores organizaciones comunitarias con vínculos religiosos en Estados Unidos. | Getty Images

WASHINGTON (AP) — La Cámara de Comercio y la central sindical AFL-CIO anunciaron el jueves un acuerdo relacionado a la creación de una visa para traer a Estados Unidos inmigrantes de baja calificación laboral como parte de una reforma migratoria, un hecho calificado de "gran avance" por uno de los legisladores a cargo de elaborar el proyecto de ley.

Ambos organismos emitieron una declaración conjunta tras haber negociado durante semanas a pedido de los ocho senadores de ambos partidos que preparan un proyecto de ley de reforma migratoria.

La reforma migratoria "requiere un nuevo tipo de programa de visa laboral que no mantenga a todos los trabajadores en un estatus temporal permanentemente, proporcione una movilidad laboral que dé acceso prioritario a puestos de empleo disponibles a trabajadores estadounidenses y se ajuste automáticamente conforme la economía estadounidense se expanda y contraiga", señaló la declaración.

Las recomendaciones patrono-sindicales incluyen la creación de un mecanismo que permita a las empresas contratar más fácilmente a extranjeros cuando no haya estadounidenses interesados en ocupar esos puestos.

Pero la declaración conjunta subrayó que falta afinar los detalles para implementar estos acuerdos en principio.

Ambas partes anunciaron su acuerdo tras discrepancias prolongadas sobre programas de trabajadores temporales. Las patronales siempre han deseado más trabajadores mientras que los sindicatos han expresado preocupación por los trabajadores estadounidenses.

Las discrepancias fueron un factor clave para el fracaso de un intento de reforma migratoria en el Senado en 2007.

El demócrata Chuck Schumer, uno de los ocho senadores que elabora la propuesta, calificó como un "gran avance" el acuerdo entre la patronal y los sindicatos.

"Si bien el gran problema para implementar estos principios estará en la letra menuda, nuestros colaboradores han tenido discusiones muy productivas esta semana", dijo. "Esperamos que un acuerdo pueda alcanzarse sobre una propuesta específica durante las próximas semanas".

Entretanto, la Red Nacional PICO, que se autodenomina una de las mayores organizaciones comunitarias con vínculos religiosos en Estados Unidos, pidió el jueves al Congreso la aprobación de una reforma migratoria que permita a los 11 millones de inmigrantes sin papeles optar a la naturalización en un plazo de siete años.

PICO son las siglas en inglés de la organización People Improving Communities through Organizing (personas que mejoran sus comunidades a través del activismo), cuyo director de actividades religiosas, reverendo Michael-Ray Mathews, dijo a periodistas que el elemento central de cualquier reforma migratoria deben ser los siete años de espera porque es el "número de plenitud en las escrituras cristiana y hebrea. Es (un periodo) consistente con las leyes actuales y es un tiempo razonable para que las personas gestionen exitosamente el proceso".

"Tenemos una tercera generación de niños en hogares con integrantes indocumentados. Nuestra meta debería ser que más gente logre naturalizarse, no menos", indicó.

La espera de siete años solicitada por PICO —una agrupación de 1.000 instituciones que representan a un millón de familias en 150 ciudades y 17 estados de la Unión— es menor a las contempladas en las propuestas que por separado han elaborado la Casa Blanca y un grupo bipartidista de ocho senadores.

Ambas propuestas coinciden mayormente, pero la Casa Blanca crearía una visa para los inmigrantes ilegales y les permitiría obtener en ocho años la residencia permanente, un requisito previo para la naturalización.

La propuesta de los senadores estipula una espera de 10 años para obtener la residencia permanente.

La espera de siete años es uno de cinco principios propuestos por PICO el jueves, los cuales incluyen además permitir a los inmigrantes sin papeles que viajen al extranjero tan pronto obtengan una visa temporal al comenzar su proceso de regularización y reducir los fondos destinados a la detención y deportación de inmigrantes.

Gordon Whitman, director de políticas de PICO, dijo que la organización decidió en enero invertir hasta cuatro millones de dólares en una campaña para impulsar una reforma migratoria que incluya la opción de la naturalización, la cual contará con 60 personas dedicadas a tiempo completo para realizar eventos en 48 distritos electorales de nueve estados durante 2013.

Whitman agregó que ya han realizado 155 encuentros con congresistas o sus colaboradores, y que entrenarán durante las próximas seis semanas a 3.000 líderes comunitarios que transmitirán su mensaje a 100.000 votantes en esos nueve estados.

"Nos aseguraremos de que los congresistas escuchen directamente nuestro mensaje sobre inmigración", dijo Whitman.

Por su parte, otra coalición de organizaciones a favor de una reforma migratoria que incluya la opción de la naturalización dio el jueves a los senadores hasta el 21 de marzo para presentar un proyecto de ley de reforma migratoria.

"Espero que el 21 de marzo contemos la historia de un proyecto del ley en el Senado que incluya un camino a la naturalización"; dijo Kika Matos, portavoz del Movimiento por una Reforma Migratoria Justa (FIRM por sus siglas en inglés), cuya presencia se extiende a 30 estados.

Los ocho senadores esperan tener listo un proyecto de ley el 1 de marzo y la Casa Blanca ha dicho que si el Congreso no ha mostrado progreso sustancial en marzo, Obama presentará su propia iniciativa.

Y el alcalde de Los Angeles Antonio Villaraigosa expresó su apoyo para que una reforma migratoria incluya una opción para que jóvenes inmigrantes sin papeles puedan naturalizarse.

Villaraigosa apareció el jueves en un video publicado en la página web http://www.thedreamisnow.org , una iniciativa del cineasta Davis Guggenheim y Laurene Powell Jobs —presidenta de la organización activista Emerson Collective— para brindar una plataforma a los promotores del Dream Act.

El Dream Act es un proyecto de ley que busca legalizar y brindar la opción de la naturalización a menores de 30 años que hayan sido traídos ilegalmente a Estados Unidos durante su niñez y que estudien en la universidad o presten servicio en las fuerzas armadas.

La versión más reciente fue aprobada por la cámara baja en 2010, pero no obtuvo los votos necesarios en el Senado.

Guggenheim, quien ha dirigido los documentales "Waiting for Superman" y "An Inconvenient Truth", planea emitir durante el próximo trimestre un documental de 30 minutos a favor de brindar un camino a la naturalziación a los jóvenes sin papeles.

-----

Luis Alonso Lugo está en Twitter como: https://twitter.com/luisalonsolugo

En Internet

Líderes religiosos piden leer Biblia para lograr reforma migratoria

Cronología del Debate sobre la Reforma Migratoria

Líderes religiosos lanzan campaña de lectura de la bilia para lograr ...

Caen 24 personas de secta religiosa por presunta trata en Tamaulipas

Religiosos peruanos conmovidos por renuncia | willax.tv

EE:UU.: Piden plazo para inmigrantes sin papeles

“Aprovechemos el talento e ingenio de los inmigrantes”

Senadores celebran audiencia sobre la reforma migratoria

Más preguntas que respuestas sobre la reforma migratoria

Congresistas critican el sistema migratorio de EU

Dispuesto Obama a enviar su propia propuesta migratoria

Organizaciones hispanas dan la bienvenida al plan bipartito

Constante, el ritmo de deportación de EU a CA