DALLAS, Texas, EE.UU. (AP) — American Airlines y US Airways accedieron a fusionarse en un acuerdo de 11.000 millones de dólares que crearía la aerolínea más grande del mundo.

La empresa combinada se llamará American Airlines y tendrá su sede en Fort Worth, pero será dirigida por el director general de US Airways, Doug Parker.

La fusión contribuiría a reducir a cuatro el número de las aerolíneas grandes en Estados Unidos: la nueva American, United, Delta y Southwest.

El acuerdo representa un triunfo para la más pequeña US Airways Group Inc., que presionó en busca de la fusión prácticamente desde que la empresa matriz de American, AMR Corp., solicitó protección por bancarrota en noviembre del 2011.

Aunque Parker dirigirá la compañía, el director general de AMR, Tom Horton, será presidente hasta su primera reunión de accionistas, probablemente a mediados del 2014.

Las juntas directivas de ambas empresas aprobaron el acuerdo el miércoles. Las dos lo anunciaron el jueves temprano y esperan concretarlo en el tercer trimestre del año en curso.

"La aerolínea combinada tendrá el alcance, la profundidad y la capacidad para competir de manera más eficiente y lucrativa en el mercado global", afirmó Parker en un comunicado. "Nuestra red combinada presentará una oferta significativamente más atractiva para los clientes, garantizando que siempre seremos capaces de transportarlos a donde quieran ir".

Loading Slideshow...
  • “Cast Away”

    Aunque la mayor parte de la trama se desarrolla en la isla, Tom Hanks llega a ella porque el avión de carga de su compañía tiene un fatal accidente y cae al mar. Te da escalofríos de solo pensarlo...

  • "Knight & Day"

    Tom Cruise y Cameron Diaz se conocen en un vuelo donde todos los pasajeros terminan asesinados y que se estrella en pleno campo... ¿Así cómo no quieren que nos caiga mal Tomsito?

  • “Alive”

    Esta cinta protagonizada por Ethan Hawke se basa en el caso real de un avión que cayó en los Andes, y la terrible situación a la que recurrieron para sobrevivir... y no involucra decidir entre "pollo o pasta".

  • “Fearless”

    Jeff Bridges y Rosie Perez son dos personas que han sobrevivido un avionazo en el que casi todos los pasajeros perdieron la vida. Ante una nueva oportunidad que les ha dado la vida, se disponen a enfrentar todo "sin miedo".

  • “Final Destination”

    Un estudiante tiene una premonición: el avión en que su clase viaja a Francia explotará y, al crear pánico, lo obligan a descender, junto a otros compañeros. Su visión se cumple unos segundos más tarde, en esta cinta de horror estrenada en 2000 donde descubrimos que "no se puede engañar a la muerte".

  • “Twilight Zone: The Movie”

    En uno de los segmentos de la cinta, John Lithgow es un pasajero que presencia cómo un monstruo similar a un 'gremlin' está destrozando el ala del avión en plena tormenta y nadie le cree. Incluso fue parodiado en 'The Simpsons'.

  • “Die Hard 2”

    Bruce Willis se enfrentó a terroristas en un inmenso rascacielos en la primera parte. Pero para la secuela debe rescatar a su esposa una vez más, pero ahora ella está a bordo de un avión secuestrado por... más terroristas.

  • “The Grey”

    Una tormenta de nieve causa que un avión lleno de obreros caiga en medio de la nada... Y los sobrevivientes, liderados por Liam Neeson, ahora deben lidiar también con lobos hambrientos. Qué mal karma...

  • "2012"

    En esta cinta sobre el fin del mundo, John Cusack busca poner a su familia a salvo, incluyendo un vuelo sobre los edificios colapsando a su alrededor y un aterrizaje bastante desastroso...

  • “Con Air”

    Un avión traslada a todo un "cargamento" de prisioneros, incluyendo al inocente Nicolas Cage. Pero cuando el resto de los malvados se rebela, es su labor buscar cómo aterrizar sano y salvo la nave.

  • “Indiana Jones and the Temple of Doom”

    Esta clásica escena en donde Indy debe salvarse de una avioneta sin pilotos... usando una balsa.

  • "Snakes on a Plane"

    Samuel L. Jackson se enfrenta a centenares de víboras, serpientes, cobras y hasta anacondas que han sido liberadas en un avión y empiezan a alimentarse de todos los pasajeros. Seguramente revisas tu asiento un par de veces al abordar...

  • "Red Eye"

    Esta no es de accidentes, pero también da "miedito". Rachel McAdams toma el último vuelo de la noche para volver a su trabajo como manager de un hotel, sin darse cuenta que su compañero de asiento, Cillian Murphy, está ahí para torturarla y obligarla a ser parte de un crimen contra un huésped.

  • "Flightplan"

    Jodie Foster despierta tras despegar y descubre que su pequeña hija ha desaparecido. ¿Alguien a bordo la secuestró o se lo está imaginando todo? Nosotros perdemos una maleta y nos volvemos locos, imagina cómo se ha de sentir ella... Otra que no involucra un avionazo pero es otra pesadilla.

  • "United 93"

    Basada en uno de los vuelos trágicos del 11 de septiembre, seguimos los últimos momentos de los pasajeros, quienes se enfrentan a los terroristas para evitar una mayor tragedia. Devastadora.

  • “Airplane!”

    Una cinta no debe estar basada en una tragedia o ser seria para darte miedo a volar... En este clásico, nos dan otras cosas de qué preocuparnos, como pasajeros histéricos o demasiado parlanchines, mala comida o un mensaje que diga: "¿Hay alguien a bordo que sepa volar un avión?"

  • “Airport 1975”

    Antes de la parodia de "Airplane!" hubo un par de cintas sobre desastres aéreos, incluyendo esta película en donde dos aviones chocan en pleno vuelo.

  • "Pearl Harbor"

    Las películas de guerra también son un tema delicado para transmitir en vuelos, sobre todo esta película de Ben Affleck repleta de balazos y secuencias de acción que involucran aviones siendo baleados.

  • "Air Force One"

    Harrison Ford se convierte en el Presidente de los Estados Unidos, quien por su cuenta se enfrenta uno por uno a los terroristas - incluyendo Gary Oldman- que han secuestrado el avión presidencial. No esperábamos menos de Indiana Jones.

  • “The Edge”

    Unos gansos causan que se desplome un avión... y Anthony Hopkins y Alec Baldwin a luchar a muerte.

  • "Flight of the Phoenix"

    Una tormenta de arena provoca un accidente aéreo y los sobrevivientes, entre ellos Dennis Quaid, se encuentran en medio del desierto de Gobi sin ninguna posibilidad de rescate.

  • “Stranded: I’ve Come From a Plane That Crashed in the Mountain”

    El aclamado documental que recuerda el accidente de avión de 1972 en los Andes, que vimos dramatizado en "Alive", con declaraciones de los sobrevivientes.

  • "Donnie Darko"

    Protagonizada por Jake Gyllenhaal, como un chico esquizofrénico y sonámbulo con alucinaciones extrañas después de que la turbina de un avión se desprende y destroza su habitación.

  • "Pushing Tin"

    Billy Bob Thornton y John Cusack son dos controladores aéreos en plena competencia a quienes no quisieras encargarle tu destino cuando estás a 30 mil pies de altura.

  • "Flight"

    El nuevo estreno de Paramount con Denzel Washington aterrizando al revés un avión... ¡Terror puro!

  • "Lost"

    Y de televisión, ¿cómo no incluir este programa, que tuvo en su historia no uno, sino DOS avionazos? Todo para caer a esa extraña y méndiga isla... y confundir a los espectadores.

Los acreedores de AMR serán propietarios del 72% de la nueva compañía, y el 28% restante será para los accionistas de US Airways. El primero de los dos porcentajes incluye un 23,6% para empleados y sindicatos de American, además de una pequeña proporción para los accionistas de la empresa matriz de American, AMR Corp.

Las aerolíneas dijeron que anticipan 1.000 millones de dólares en beneficios combinados a partir de la fusión. Creen que el hecho de que la aerolínea sea más grande atraerá a los viajeros que usan otras líneas, lo que calculan les redituará 900 millones de dólares en ingresos extra. También anticipan ahorros por unos 150 millones.

Por otra parte, calculan que gastarán 1.200 millones de dólares en costos de transición a lo largo de los próximos tres años.

Los viajeros de American y US Airways no notarán cambios inmediatos. Probablemente pasarán meses antes de que se combinen los programas de viajero frecuente y años antes de que se complete totalmente la integración.

Las compañías venían negociando desde agosto, cuando los acreedores presionaron a AMR a acceder a las negociaciones sobre la fusión para poder decidir si les convenía más esa opción o que American siguiera independiente.

El acuerdo aún requiere la aprobación del juez que maneja la quiebra de AMR y los reguladores antimonopólicos, quienes han autorizado otras tres grandes fusiones de aerolíneas desde el 2008.

La rápida consolidación permitió a las aerolíneas sobrevivientes ofrecer rutas más amplias que resultan atractivas para los viajeros de clase ejecutiva. Y les ha permitido limitar el suministro de asientos, lo que ayuda a subir las tarifas y por lo tanto las ganancias.

La nueva American tendría más de 900 aviones, 3.200 vuelos diarios y unos 95.000 empleados, sin contar los de las aerolíneas afiliadas regionales. Sería ligeramente mayor que United Airlines en tráfico de pasajeros, también sin contar con las regionales. Asimismo mantendrá todos los centros de conexión de American y US Airways.

Las compañías dijeron que la nueva junta de directores tendrá 12 miembros: tres de American, incluido Horton; cuatro de US Airways, incluso Parker, y cinco designados por los acreedores de American.

Los accionistas de AMR tendrán un 3,5% de la nueva aerolínea, dijeron las dos compañías. Es inusual porque habitualmente quedan al margen en los casos de protección por quiebra.

Las empresas dijeron que todavía es prematuro como para anunciar dónde estarán los centros de operaciones, de reservaciones, de entrenamiento de vuelo, mantenimiento y bases de tripulantes de la nueva aerolínea.

Las acciones de US Airways subieron 17 centavos, el 1,2%, a 14,66 dólares antes de la apertura del mercado.