Mientras muchos todavía respiran con alivio después del 21 de diciembre de 2012, día en que según las profecías mayas terminaría el mundo, hoy las noticias sorprenden con la renuncia al Pontificado del papa Benedicto XVI. Y es que su renuncia lleva a algunos a recordar otra profecía apocalíptica: San Malaquías vaticinó que el próximo pontífice será el último, y que la humanidad terminará.

San Malaquías nació en el año 1094, en Armagh, Irlanda. Durante una visita a Roma, tuvo una visión sobre todos los papas que conducirían la Iglesia Católica. Malaquías volcó sus visiones a un manuscrito, donde catalogó a 112 papas. Los últimos cinco, Flos Florum, De Medietate Lunae, De Labore Solis, Gloria Olivae y Petrus Romanus, son fácilmente identificados con los últimos cinco papas que han conducido la Iglesia Católica.

Mira la galería de fotos y sigue leyendo la nota debajo:

Loading Slideshow...
  • Papa Paulo VI (Flos Florum - Flor de flores)

    Pontífice desde 1963 hasta 1978, en su escudo de armas aparecen tres flores de lis (<em>fleurs de lis</em>).

  • Papa Juan Pablo I (De medietate Lunae - De la media Luna)

    “De la media Luna” es una descripción muy apropiada para Abino Luciani, quien murió de un ataque cardíaco treinta y tres días luego del comienzo de su pontificado. Albino Luciani significa “luz blanca”.

  • Papa Juan Pablo II (De Labore Solis - Del Trabajo del Sol)

    Pontífice desde 1978 hasta 2005, Juan Pablo II supuso una luz muy especial para la Iglesia Católica. Para muchos expertos, la frase “De la labor del Sol”, se relaciona con la incansable labor que Karol Wojtila ejerció alrededor del mundo.

  • Papa Benedicto XVI (De Gloria Olivae - De la Gloria del Olivo)

    El papa Benedicto asumió su pontificado el Domingo de Ramos, día en que se bendicen las ramas de olivo. Escogió su nombre honrando a San Benedicto, autor de las estrictas reglas de la comunidad de los Benedictinos.

Según la profecía, el último papa será Pedro el Romano (Petrus Romanus). “En la última persecución de la Santa Iglesia, ocupará el trono Pedro el Romano, que hará pastar a sus ovejas en medio de numerosas tribulaciones; pasadas estas tribulaciones, la ciudad de las siete colinas será destruida y el juez terrible juzgará al pueblo”.

Los estudiosos coinciden en que Roma es la ciudad de las siete colinas, y el juez terrible, no puede ser otro que Dios, que juzgará a los sobrevivientes. Pero lo que para algunos expertos de los manuscritos es el “fin de los días”, el fin de la humanidad, para otros, significaría el final de la Iglesia Católica, por lo menos como hoy la conocemos.

¿Será entonces una profecía “apocalíptica”, el fin de la humanidad? ¿O tal vez el comienzo de una nueva etapa de la Iglesia? ¿Un nuevo orden?

Durante su última peregrinación a Roma, en 1148, San Malaquías dio a conocer su última profecía, que se cumpliría puntualmente: el lugar y día de su propia muerte, en Clairvaux, Francia, el día de todos los santos, 2 de noviembre de ese mismo año.


Relacionado en HuffPost Voces: