BUENOS AIRES (AP) — Diego Maradona dijo el martes que es "un exiliado deportivo" porque no puede dirigir en Argentina y responsabilizó al mandamás del fútbol local, Julio Grondona.

"El fútbol argentino me abandonó, soy un exiliado deportivo porque allá mandan los Grondona", declaró Maradona en una entrevista a la cadena Fox Sports desde Emiratos Arabes, donde se desempeña como embajador honorario de deportes.

Tras la eliminación en cuartos de final del Mundial de 2010, Maradona terminó en malos términos su vínculo como entrenador del seleccionado con la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), encabezada por Grondona.

Consideró que su pelea con Grondona le costó no poder dirigir a un club de su país.

Maradona también criticó a los periodistas que en el pasado cuestionaban al astro Lionel Messi.

"Estamos ante un jugador excepcional, ahora que hablen los estúpidos que decían cómo lo hacía jugar yo. El 'Flaco' (César) Menotti (ex entrenador del seleccionado argentino), que es el más grande, nunca me dio una indicación, ahora hablan todos de Messi, ahora en el periodismo argentino son todos amigos de Messi, son todos unos panqueques (se dan vuelta)", afirmó el astro.