Huffpost Voces

Y el Oscar a la película más somnífera es para...

Publicado: Actualizado:
SLEEPING WEIGHT GAIN
Y el Oscar a la película más somnífera es para... | Shutterstock

NUEVA YORK (AP) — Nancy Zwiers estaba realmente obsesionada con la idea de ver "Lincoln", pero algo pasó entre la compra de su boleto y los créditos de la película. Fuera de la pantalla.

"Sí, me quedé dormida", confesó Zwiers, una ejecutiva de mercadotecnia de 54 años. "Sólo tengo dos recuerdos claros de la película: un montón de viejos blancos hablando sentados y a Sally Field en un perpetuo estado de angustia".

Eso fue poco después de su estreno en octubre. En enero y tras una decena de nominaciones al Oscar por la épica de 150 minutos, otra candidatura ha surgido: somnífero infalible, con y sin disculpas para Steven Spielberg y Daniel Day-Lewis.

Tomar una siesta en el cine es casi tan antiguo como el cine mismo. Ataca a cansados y descansados por igual, a los cinéfilos y espectadores ocasionales. Algunos culpan a las rosetas de maíz y su efecto de sopor, otros a la obscuridad y a los asientos cómodos o al calor en el cine, o el frío excesivo, o a que hay poca o mucha gente...

De cualquier modo, las siestas en el cine parecen haber adquirido proporciones epidémicas esta temporada de premios por "Lincoln", los 157 minutos cantados de "Los Miserables", los 169 de "El Hobbit" y otras destacadas por el sueño que provocan, aunque no siempre por ser demasiado largas.

Y no se trata sólo de personas mayores.

"No me doy cuenta y me despierto 20 minutos después y todos me ven como diciéndome, 'estabas dormida''', dijo Rose Liu, de 31 años. "Ronco y es vergonzoso, pero realmente no lo puedo controlar. ¡Cuando despierto me siento revigorizada!".

Liu se ha quedado dormida en citas románticas y en salidas con amigos, algunos de los cuales han tenido que despertarla a pedido de algún extraño.

La mujer también sucumbió ante "Lincoln". Incluso se echó una "pestañita" durante "Argo", de dos horas, aunque sí le gustó el filme. Dormilona en la vida real y aficionada al cine una vez al mes, reconoció que tendría sentido dejar de ir a las funciones nocturnas, aunque esto le resultaría difícil.

Los espectadores comunes no están solos. Los profesionales del cine son víctimas por igual.

Un escritor del mundo del espectáculo que por razones obvias pidió no ser identificado se durmió una vez en una función privada de la sátira de 1994 "Pret-a-Porter", sentado junto al director del filme, Robert Altman. Y no fue cuestión de segundos: hizo una siesta de 45 minutos tras unos 10 minutos de empezar la función.

"Creo que él no se dio cuenta", dijo riendo en referencia al director.

La psicóloga Jennifer Thomas, de 43 años, toma siestas dentro y fuera del cine. Suele ver muchas películas en Netflix con sus cuatro hijos, pero va al cine una vez cada tres meses.

Thomas decidió ver "Life of Pi" en 3D por recomendación de amigos que la habían disfrutado. Como pocas veces, estaba sola, en la obscuridad, en una cómoda butaca.

"Fue en algún momento con el bote y el agua y el león, ya establecida la trama de la historia, cuando pensé, 'Voy a escuchar la película un ratito y voy a cerrar los ojos''', recordó sobre su auto-receso de 15 minutos en la película de acciones ampliamente simbólicas.

¿A quién no le ha ocurrido esto, al menos una vez?

Nominados al Oscar 2013
de
Compartir
Twittear
PUBLICIDAD
Compartir esto
cerrar
Esta imagen

Collin Roberts ha visto cuatro de las nueve cintas nominadas a mejor película en los Oscar: "Argo", "Beasts of the Southern Wild", "Life of Pi" y "Lincoln", la última de ellas más por complacer a su marido que por motivación propia.

"Cuando comenzaron los soliloquios había algo que no sabía de Lincoln: su tendencia a dar largos discursos en momentos inapropiados. Una señora mayor sentada junto a mí se durmió y comenzó a roncar dulcemente, y antes de que me diera cuenta también yo estaba dormida", dijo.

Entertainment Weekly ha apodado esta temporada como la más emocionante en años de cara al Oscar, pero la duración de algunas de las concursantes ha llamado la atención.

En un episodio reciente del programa de comedia "Saturday Night Live" (SNL) se insinuó que las dos próximas películas de "El Hobbit" mutarán a 18, incluyendo "La reina elfo trata de elegir un vestido".

Los guionistas de SNL incluyeron la siguiente reseña paródica del crítico Peter Travers: "Me dormí 45 minutos y cuando desperté los enanos estaban armando una cómoda de (la tienda de muebles) Ikea".

En la vida real, a Travers le gustaron algunas partes de la película, cuya trama transcurre antes que la de "El señor de los anillos", pero odió el formato de 48 fotogramas por segundo y pensó que podría omitirse toda una hora del filme.

En internet abundan listas de las películas más somníferas de todos los tiempos, pero rara vez hay tantas en una misma temporada, o por lo menos eso dicen los somnolientos.

Tadd Rosenfeld, quien dirige un servicio de colocación de empleo, duerme bastante y pocas veces toma siestas fuera de los cines.

Dijo que está tratando de ponerse al día con las películas nominadas al Oscar y que la última vez que se quedó dormido en un cine fue viendo "Batman: El Caballero de la Noche asciende", estrenada en julio. La cinta ganó decenas de premios, incluyendo uno del Instituto Estadounidense de Cine el año pasado y un Hollywood Film Award. A la mayoría de sus amigos les encantó.

"Pero para mí fue sencillamente relajante. Perdió mi atención casi de inmediato y sentí los párpados cada vez más pesados. Me puse cómodo en la silla y dejé que las coloridas escenas se desarrollaran mientras me desconecté agradablemente", dijo Rosenfeld.

Casi una hora después, "me desperté abruptamente por el sonido de las escenas de acción", agregó. "Pero cerré los ojos de nuevo y los carbohidratos de las palomitas me devolvieron a la tierra de los sueños".

Una tierra también conocida por Margery Cooper.

"Me duermo mucho en el cine. Ronco y mi esposo me despierta por el ruido. Voy al cine una vez al mes, siempre antes de las 7 p.m. para asegurarme de que me mantendré despierta", dijo

Su siesta en "Lincoln" duró unos 10 minutos. "Había planeado dormirme en 'Zero Dark Thirty' pero sorprendentemente atrapó mi atención", dijo Cooper.

___

Leanne Italie está en Twitter como http://twitter.com/litalie

En Internet

'Lincoln' o la somnífera levedad de Spielberg : Butaca Ancha

Y el Oscar a la película más somnífera es para...