El peleador mexicano Marco Antonio Rubio busca ingresar en la élite del boxeo mundial y sabe que no puede hacerlo solo, por esa razón integró a su equipo de trabajo al entrenador mexicoamericano Robert García.

“Me lo trajeron para acá, su manejador, y fui sincero con ellos. Les dije que yo estaría ocupado y que no podría atenderlos mucho, pues tengo mis prioridades - peleadores como Nonito Donaire, Brandon Ríos, Tyson Márquez, René Maidana - pero ellos insistieron y se está portando bien. Es un peleador dedicado”, dijo a HuffPost Voces el entrenador.

García comentó que antes de aceptar a Rubio en su gimnasio les comentó que aún estaba latente la posibilidad de entrenar a Julio César Chávez Jr, como se había manejado desde el último trimestre del 2012, por lo que no quería problemas.

“Ellos me dijeron que no tenían problemas. Fui claro porque no quería que sintieran que les estoy fallando. Saben que no podré estar en sus esquinas las fechas que ellos tienen programadas y aceptaron”, abundó.

Robert García aseguró que ve cualidades en el peleador de Durango, pero insistió que todo dependerá del trabajo en el gimnasio

Mickey en recuperación

El entrenador que fue galardonado con la distinción de entrenador del año reveló que su hermano Miguel Ángel García – actual monarca mundial Pluma de la Organización Mundial de Boxeo – se encuentra actualmente recuperándose de la intervención quirúrgica a la que fue sometido el viernes pasado.

“Mi hermano está enyesado de la nariz. Aún no hay planes a corto plazo y tampoco se han mencionado rivales en su futuro. Primero está el reponerse para regresar con fuerza. Pero viendo las posibilidades que hay en la división podríamos contemplar un cambio a las 130, ahí están los retos y los nombres”, reveló.