NUEVA YORK (AP) — Un amplio estudio del gobierno indicó que las verduras de hoja verde como la lechuga y la espinaca son la mayor fuente de envenenamiento por alimentos, quizás una conclusión incómoda para las autoridades de salud que desean promover la ingesta de vegetales.

"La mayoría de los alimentos son seguros", dijo la doctora Patricia Griffin, investigadora del gobierno y uno de los autores del estudio, quien agregó que las conclusiones no deben desalentar a la población a comer productos agrícolas. Los expertos suelen aconsejar el lavado de esos alimentos o su debida cocción.

El estudio encontró que, aunque más personas se enferman a consecuencia de que comen plantas, es mayor el número de las que fallecen por la ingestión de carne de aves contaminada. Los resultados fueron dados a conocer el martes por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Todos los años aproximadamente una de cada seis personas en Estados Unidos —cifra equivalente a 48 millones de personas— se enferma por comer alimentos en mal estado. Eso incluye 128.000 hospitalizaciones y 3.000 muertes, según cálculos de los CDC.

El nuevo informe, que abarca desde 1998 al 2008, es el más amplio que los CDC hayan emitido sobre las fuentes de envenenamiento por alimentos. El reporte refleja la mayor sofisticación de la entidad en el monitoreo de las enfermedades y la identificación del origen.

Lo que llamó la atención a los investigadores fue el papel que las frutas y los vegetales tienen en los envenenamientos por consumo de alimentos, dijo Griffin, quien dirige la oficina de los CDC que maneja la vigilancia y el análisis de las infecciones procedentes de los alimentos.

Aproximadamente una de cada cinco enfermedades fue vinculada con verduras, más que cualquier otro tipo de alimento. Y casi la mitad de todos los envenenamientos por comida se atribuyeron a los productos agrícolas en general, cuando se agregaron enfermedades causadas por otras frutas y vegetales.

Ha sido un mes difícil para los vegetales. Hubo una controversia cuando la cadena de comida rápida Taco Bell comenzó a transmitir un anuncio de televisión de su paquete de 12 tacos variados, en que una voz fuera de cuadro dice que colocar una bandeja de vegetales en la mesa durante una fiesta por un partido de fútbol americano es como "patear en cuarta oportunidad y una yarda por avanzar". El anuncio afirma que la gente odia en secreto a los invitados que llevan vegetales a las fiestas.

La cadena de servicio rápido anunció el lunes que retiraba el comercial después de recibir quejas de que desalentaba a la gente a comer vegetales.

Relacionado en HuffPost Voces:


ADEMÁS:
Loading Slideshow...
  • PAPAS

    Los refrigeradores son demasiado fríos para las papas y provocan que sus almidones se conviertan en azúcar. Esto los hace algo dulces cuando se cocinan y no de buena manera. Esta azúcar extra también provoca que las papas se oscurezcan prematuramente al cocinarlas, haciéndolas menos apetitosas. Lo recomendable es guardar las papas en un lugar oscuro y seco. Guardadas de esta manera pueden durar frescas entre una a tres semanas.

  • TOMATES

    Los tomates también tienen una mala reacción al frío: se vuelven suaves y blandos. Cuando se refrigeran las membranas de las paredes celulares se dañan, lo que crea una textura granulosa. Los tomates de deben guardar en temperatura ambiente, fuera de la luz solar (lo que puede madurar la fruta de manera despareja) y con el tallo hacia arriba para evitar los golpes.

  • CEBOLLAS

    Las cebollas, al igual que los tomates se vuelven suaves en el refrigerador y estas siempre saben mejor cuando son crujientes. Las cebollas también tienen la tendencia de impartir su sabor a las otras verduras cercanas. Lo ideal es mantener las cebollas en un lugar seco y cálido hasta que se parten. Una vez partidas, las debes guardar en el refrigerador, cubiertas. De esta manera durarán unos días.<br><br> Otra cosa a recordar, nunca guardes tus cebollas y papas juntas. Las cebollas y papas liberan gases que pueden provocar que la otra se dañe más rápido.